El retiro del útero a inmigrantes bajo custodia de ICE

"Es como un campo de concentración", acusa testigo
El retiro del útero a inmigrantes bajo custodia de ICE
'La Migra' es señalada por distintos abusos.
Foto: ice.gov

Grupos de defensa legal presentaron una denuncia de irregularidades en nombre de una enfermera en un centro de detención Inmigración y Control de Aduanas (ICE), la cual documenta “negligencia médica discordante” dentro de las instalaciones, incluida la negación a pruebas de coronavirus y una tasa “exorbitante” de histerectomías realizadas a inmigrantes.

El caso es de la enfermera, Dawn Wooten, quien trabajaba en el Centro de Detención del Condado de Irwin (ICDC) en Georgia, operado por LaSalle Corrections, una empresa privada de prisiones, reportó Law and Crime.

“Varias mujeres se acercaron para contarle a Project South lo que percibían como la tasa desmesurada a la que las mujeres del ICDC eran sometidas a histerectomías, una operación quirúrgica en la que se extirpa todo o parte del útero”, indica el reporte. “Muchas de las mujeres inmigrantes que se sometieron al procedimiento se sintieron ‘confundidas’ cuando se les pidió que explicaran por qué se sometieron a la cirugía, y una de las detenidas comparó su trato con las prisioneras en los campos de concentración”.

La denuncia fue presentada ante la Oficina del Inspector General (OIG) del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) por Project South, Georgia Detention Watch, Georgia Latino Alliance for Human Rights y South Georgia Immigrant Support Network.

“Recientemente, una inmigrante detenida le dijo a Project South que había hablado con cinco mujeres diferentes detenidas en el ICDC entre octubre y diciembre de 2019 que se sometieron a una histerectomía”, dice la denuncia.

Se agrega que las mujeres estaban “confundidas” sobre por qué se habían hecho el procedimiento que les impediría nuevamente tener bebés.

“Cuando conocí a todas estas mujeres que habían tenido cirugías, pensé que esto era como un campo de concentración experimental. Era como si estuvieran experimentando con nuestros cuerpos”, dijo la inmigrante.

El reporte señala que el ICDC utilizó a un ginecólogo en particular, fuera de la instalación, que casi siempre optaba por extirpar todo o parte del útero de sus pacientes detenidas.

ICE desestimó las acusaciones, señalando que son “acusaciones anónimas, no probadas, hechas sin ningún detalle específico”, y agregó que deberían tratarse con “el escepticismo apropiado”.

Aunque la agencia migratoria rechace las acusaciones, la OIG deberá continuar con la investigación.

MÁS ABUSOS DE ICE