Dos republicanas rechazan votar por reemplazo de Ruth Bader Ginsburg que propondrá Trump para el Supremo

Aumentan voces que rechazan nombrar nueva jueza antes de las elecciones

Dos republicanas rechazan votar por reemplazo de Ruth Bader Ginsburg que propondrá Trump para el Supremo
Las senadoras republicanas Susan Collins y Lisa Murkowski.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

La anticipada batalla política para definir al reemplazo de la jueza Ruth Bader Ginsburg, quien murió el viernes víctima del cáncer, está escalando rápidamente y los pasos decisivos fueron dados por dos republicanas de alto rango en el Senado: Susan Collins (Maine) y Lisa Murkowski (Alaska).

El presidente Donald Trump afirma que los republicanos tienen la obligación constitucional de nombrar a un reemplazo de la jueza Bader Ginsburg –quien se ha vuelto un icono de los derechos civiles y la igualdad en EE.UU.–, pero Collins y Murkowski afirmaron que no participarán en cualquier votación sobre el tema antes de las elecciones.

“Durante semanas dije que no apoyaría llenar una vacante potencial en la Corte Suprema cerca de las elecciones. Lamentablemente, lo que entonces era hipotético es ahora nuestra realidad, pero mi posición no ha cambiado”, dijo Murkowski.

Recordó que en 2016 rechazó aprobar la nominación del juez que reemplazara al magistrado Antonin Scalia cuando había un mayor periodo para tomar esa decisión, por lo que ahora incluso resulta más justificable su postura.

“Ahora estamos aún más cerca de las elecciones de 2020, menos de dos meses antes, y creo que se debe aplicar el mismo estándar”, expresó.

El sábado, la senadora Collins consideró necesario que los electores tuvieran fe en sus representantes, sin importar el partido político, y aunque el presidente Trump tenga el derecho de nominar a una nueva jueza –como lo adelantó el mandatario– y el Comité Judicial también pueda avanzar en la revisión de las credenciales de dicha propuesta, ella considera que no debe tomarse una decisión antes del 3 de noviembre.

“Dada la proximidad de la elección presidencia, como sea, no creo que el Senado deba votar una nominación antes de la elección. Para ser justos con los estadounidenses, quienes reelegirán al Presidente o elegirán a uno nuevo, la decisión de una posición de por vida en la Corte Suprema deberá ser hecha por el Presidente que gane la elección del 3 de noviembre“, expresó.

En su mitin del sábado en Carolina del Norte, el presidente Trump dijo que la próxima semana tomará una decisión y será por una mujer.

“Presentaré una nominada la semana que viene. Será una mujer”, dijo escuetamente.

Aunque es menos mediática que varios de sus compañeros, la senadora Murkowski tiene un alto rango en la bancada republicana del Senado, donde preside el Comité de Energía y Recursos Naturales, además de tener injerencia en los comités de Asignaciones; de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones, además de ser miembro de alto rango del Comité de Asuntos Indígenas.

En tanto, Collins es parte del Comité Selecto de Inteligencia y del Comité de Apropiaciones.

Presión a McConnell

El líder del Senado, Mitch McConnell afirmó que se asegurará de que haya una votación para nombrar a quien supla la posición dejada por Bader Ginsburg.

El proceso puede avanzar sin problema, ya que no hay impedimento legal para ello, aunado a que los republicanos tienen control del Comité Judicial, presidido por Lindsey Graham (Carolina del Sur).

El sábado y este domingo, decenas de manifestantes acudieron a la vivienda de McConnell, para exigirle que detenga cualquier esfuerzo para nombrar a una nueva jueza.

Los demócratas rechazan el nombramiento en el Supremo, pero enfrentan críticas debido a sus intenciones en 2016 de que el presidente Barack Obama nombrara al sustituto de Scalia y ahora defiendan retrasar la elección.

Cabe recordar que al final, el presidente Obama no nombró al sustituto del juez que murió aquel año y había sido nombrado por el presidente Ronald Reagan, sino que dejó esa oportunidad al presidente Trump, quien nominó al juez Neil Gorsuch.