Quién es Amy Coney Barrett, la jueza que podría ser la opción de Trump para la Corte Suprema

De profundas creencias religiosas, la jueza está en contra del aborto

Quién es Amy Coney Barrett, la jueza que podría ser la opción de Trump para la Corte Suprema
Amy Coney Barrett es actual jueza en el Séptimo Circuito de Apelaciones.
Foto: C-SPAN / Cortesía

Su nombre es Amy Coney Barrett. En 2017 fue confirmada como jueza del Séptimo Circuito de Apelaciones. Es de conviciones conservadoras en contra del aborto.

Ella es una de las mujeres que lidera la lista de posibles nominadas por el presidente Donald Trump al máximo tribunal para ocupar la posición que dejó la jueza Ruth Bader Ginsburg, quien murió de cáncer el viernes pasado.

Además de Barrett, el presidente Trump considera a la jueza hispana Bárbara Lagoa, pero tiene menos posibilidades que la primera.

Los republicanos califican a Barrett como una “conservadora confiable”, ya que es una católica devota y considera que “la vida comienza en la concepción”, según un artículo de la revista Notre Dame de 2013, donde lleva laborando dos décadas.

Durante la audiencia en el Comité Judicial del Senado para su confirmación en la posición en la que lleva más de dos años, Barret fue cuestionada por la senadora demócrata Dianne Feinstein (California) sobre sus convicciones religiosas.

“El dogma vive con fuerza en usted, y eso es motivo de preocupación cuando se trata de grandes problemas por los que la gente ha luchado durante años en este país”, dijo Feinstein a Barrett.

La jueza aseguró que rechazar que las creencias religiosas o motivos personales de un juez se interpongan en la aplicación de la ley.

“Nunca es apropiado que un juez imponga sus convicciones personales, ya sea que surjan de la fe o de cualquier otro lugar, en la ley”, indicó.

A los 48 años, Barrett sería el juez más joven en la Corte Suprema, donde no sería ninguna novata, ya que trabajó para el difunto juez Antonin Scalia después de graduarse de la Facultad de Derecho de la Universidad de Notre Dame.

El presidente Trump la tiene en alta estima.

“Ella es muy respetada, puedo decir eso”, dijo el mandatario.

Barrett nació y creció en Nueva Orleans, está casada con Jesse Barrett, un ex fiscal federal adjunto en el Distrito Norte de Indiana con quien tiene siete hijos.

La integración de Barrett a la lista de posibles candidatos a la Corte Suprema del presidente Trump ocurrió apenas fue confirmada para su posición en la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito, ya que en julio de 2018, después del anuncio de retiro de Anthony Kennedy, se informó que fue una de los tres finalistas, aunque el lugar fue ocupado finalmente por Brett Kavanaugh.