Puerto Rico bajo alarma por 18 mujeres desaparecidas desde enero

El caso más reciente fue el del secuestro de Rosimar Rodríguez, el pasado 17 de septiembre, en el pueblo de Toa Baja

Puerto Rico bajo alarma por 18 mujeres desaparecidas desde enero
Rosimar Rodríguez Gómez, de 20 años, lleva desaparecida en Puerto Rico desde el 17 de septiembre.
Foto: Policía de Puerto Rico / Cortesía

SAN JUAN, Puerto Rico –  Un total de 18 mujeres llevan desaparecidas en Puerto Rico desde comienzos de año, lo que ha levantado la señal de alarma entre la población, especialmente la más joven, preocupada por los datos de la Procuraduría de la Mujer y el Observatorio de Equidad de Género.

La coordinadora del Observatorio de Equidad de Género, Irma Lugo, señaló este jueves a Efe que si bien los datos reflejados desde enero son para alarma, el problema no es nuevo, ya que se trata de un problema que lleva años produciéndose pero al que no se ha dado la debida atención.

La situación desvelada por los medios esta semana respecto a la desaparición de mujeres provocó que la procuradora de la Mujer, Lersy Boria, informara que convocó una reunión de emergencia con las agencias con responsabilidades en el asunto para atender el problema.

Ante la alarma social despertada, la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, le solicitó a Boria que trabajara en conjunto con la Policía para dar respuesta a esta auténtica crisis social.

Boria dio un límite de 10 días a la Policía y otras agencias para que le entreguen información completa sobre las investigaciones que se realizan sobre las desapariciones.

La gobernadora le pidió a la procuradora que sea más visible y que detalle cuáles son las herramientas que tienen las mujeres para que se sientan seguras y vean en la Oficina una oportunidad para que les represente.

UN TOTAL DE 34 FEMINICIDIOS DESDE EL INICIO DEL AÑO

Según la coordinadora del Observatorio de Equidad de Género, desde que comenzó el año se han registrado 34 feminicidios -entendido como el asesinato de una mujer por cuestiones de género- en Puerto Rico, de los que 5 se corresponden con mujeres transexuales y 11 fueron provocados por sus parejas.

Según datos de la Policía y organizaciones sociales, hasta el 31 de agosto pasado desaparecieron 314 personas adultas, entre hombres y mujeres, en la isla, de las que 18 féminas todavía permanecen en paradero desconocido.

Los datos aportados por Lugo son más reducidos en número y se restringen a mujeres, ya que 45 de estas habrían desaparecido desde enero, aunque ya sólo 18 siguen en paradero desconocido.

De las desaparecidas, ocho son mujeres adultas y las otras 10 menores de edad.

Uno de los casos que provocó más consternación fue el de Rosimar Rodríguez, una joven de 20 años secuestrada el 17 de septiembre por desconocidos frente a su residencia en el municipio de Toa Baja.

Lugo, cuya organización ha pedido en varias ocasiones la declaración del estado de alarma ante las muertes de mujeres, insistió en que el problema no es nuevo y que a que haya sido más conocido ha contribuido, probablemente, la concatenación de una serie de casos en las últimas fechas.

UN FUNCIONARIO DE PRISIONES MATÓ A DOS MUJERES

La pasada semana un funcionario de prisiones asesinó a dos mujeres y un compañero de trabajo, en otro caso que conmocionó a la opinión pública y dio a conocer mejor la magnitud de esta tragedia.

La directora ejecutiva de ESCAPE -entidad dedicada a la prevención del maltrato a menores y mujeres-, Yadira Pizarro, señaló a Efe que el problema de la desaparición de mujeres no es nuevo y que se viene registrando desde hace años, aunque una serie de circunstancias ha hecho que saltara con fuerza a los medios.

“El país debería sentir indignación y salir a la calle”, sostuvo, tras denunciar que las mujeres, especialmente las adolescentes, son secuestras para ser introducidas en redes de prostitución.

“Se deben destinar recursos a luchar contra esta lacra”, subrayó, tras resaltar que este drama no puede dejarse de lado.

Destacó que, sin duda, el que haya saltado con fuerza a los medios estos días se debe a que se han registrados casos en los que se han visto involucradas mujeres jóvenes y con testigos de por medio, lo que ha dado más publicidad al problema.

Un estudio del Observatorio de Equidad de Género reveló un aumento de un 83 % en los feminicidios en Puerto Rico durante la cuarentena provocada por el COVID-19, del 15 de marzo al 30 de mayo en comparación con el mismo periodo del año pasado.

EL PELIGRO DE LAS REDES SOCIALES

Expertos en temas sociales han llamado la atención sobre los peligros que se ciernen para las mujeres a través de las plataformas digitales, debido a que son utilizadas por personas sin escrúpulos para atraer féminas, en especial a las más jóvenes.

El problema de casos de mujeres desaparecidas y asesinadas se acumulan en los archivos de la Policía sin avances.

INVESTIGACIÓN EN LA CÁMARA DE REPRESENTANTES

El secuestro de Rosimar Rodríguez, de 20 años, el pasado 17 de septiembre en Toa Baja es el más reciente en la atención pública, pero muchos otros casos.

Uno de los más destacados es el de la desaparición y posible asesinato de la estudiante Iris Deborah Torres, de la que no se tiene noticia desde hace 21 años.

Ante la situación, la legisladora Maricarmen Mas anunció que iniciará una investigación en la Cámara baja sobre el tema.

Todo lo dicho no es compartido por la Policía, y el director de la División de Crímenes del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC), Rolando Trinidad, rechazó un aumento en los casos de secuestros en Puerto Rico, a la vez que indicó que la información que trasciende en las redes sociales sobre estos supuestos incidentes carece de veracidad.