Se volvió famosa en Instagram por ser modelo y en realidad pertenecía a una banda de ladrones

Contaba con miles de seguidores por sus fotos atrevidas, las cuales ocultaban por completo su verdadera vida

La joven fue captada por una cámara de seguridad cuando participaba en un robo.
La joven fue captada por una cámara de seguridad cuando participaba en un robo.
Foto: RF._.studio / Pexels

La joven australiana Monique Marina Agostino, de 25 años, se hizo célebre por publicar sensuales fotografías en su cuenta de Instagram que la mostraban vestida de Catwoman, entre otras imágenes subidas de tono.

Pero al día de hoy sus redes sociales no solo se encuentran suspendidas sino que ella misma permanece tras las rejas después de haber sido encontrada culpable de integrar una banda de adolescentes que cometía robos en los suburbios de Sydney.

Por estos hechos, Agostino fue condenada a 2 años de cárcel y al poco tiempo fue liberada bajo fianza, mientras apelaba su sentencia. Sin embargo, Gatúbela fue arrestada nuevamente a principios de este mes por no haber comparecido ante el tribunal que la juzgaba, según publicó el periódico británico Daily Mail.

Pocos antes de ser conocida como una delincuente serial, la joven se presentaba como modelo y contaba a sus seguidores de Instagram, hasta que se vio involucrada en una serie de robos que se hicieron públicos.

El hecho más trascendente ocurrió cuando condujo el vehículo que llevó a un grupo de jóvenes a robar un conocido restaurante italiano.

De acuerdo con las imágenes registradas en las cámaras de seguridad, Agostino irrumpió con una máscara negra en el restaurante Pound of Pizza en Killarney Heights el 6 de noviembre de 2018.

Cuando parecía que el atraco había salido a la perfección, ella fue detenida esa misma noche usando una tarjeta de crédito robada para comprar un combo en el local de McDonald’s del suburbio de Brookval por un valor de $11,55 dólares. La tarjeta había sido denunciada como robada horas antes en el Stanley Street Cafe en St. Ives.

A la sentencia inicial que recibió Agostino se le agregaron 3 hechos más: el robo de una chaqueta en el local de Supre, la tenencia de drogas como metanfetamina y diazepam y la portación oculta de un cuchillo dentro de la tienda Target del centro comercial Westpoint de Blacktown.

Sus abogados apelaron y Agostino recuperó su libertad bajo fianza a principios de este año mientras esperaba el 26 de agosto para presentar su alegato. Pero como nunca se presentó ante el tribunal, fue nuevamente arrestada el 5 de septiembre luego de que se emitiera una orden de captura.

Su abogado, Pawel Kulisiewicz, dijo que su clienta siempre quiso asistir a la corte y argumentó que los delitos que había cometido eran propios de un delincuente “amateur”. Su estrategia dio resultado.

“Catwoman” recibió finalmente una sentencia de 12 meses con un periodo sin libertad condicional de 6 meses. Esto significa que podrá salir de la cárcel de Silverwater el próximo mes de octubre.