Familia de hispano Bernardo Palacios Carbajal, abatido de 34 balazos en Utah, demanda a la Policía

Los policías balearon al joven de 22 años por la espalda mientras huía

Familia de hispano Bernardo Palacios Carbajal, abatido de 34 balazos en Utah, demanda a la Policía
Dos oficiales mataron a balazos a Bernardo Palacios Carbajal, el 23 de mayo pasado, en Salt Lake City, Utah.
Foto: Facebook / Justice for Bernardo / Cortesía

DENVER, Colorado – La familia de Bernardo Palacios Carbajal, abatido en mayo pasado de 34 balazos por policías de Salt Lake City, Utah, presentó este viernes en una corte local una demanda contra el Departamento de Policía y de esa ciudad y los uniformados que hicieron los disparos, pidiendo que sean llevados a juicio.

La demanda, un documento de 20 páginas, enumera al jefe de policía de Salt Lake City, Mike Brown, a los dos oficiales que dirigieron el operativo (Kevin Fortuna y Neil Iversen, eximidos de culpa por la fiscalía local en julio pasado) y a otros 10 oficiales como responsables de la muerte de Palacios.

El 23 de mayo pasado cerca de las 2 a.m., Fortuna e Iversen respondieron a una denuncia de un “incidente” en un estacionamiento en el suroeste de Salt Lake City. Allí encontraron a Palacios, quien consideraron que “correspondía a la descripción del sospechoso”. Palacios, de 22 años, se dio a la fuga y menos de un minuto después se realizaron los mortales disparos.

El informe oficial indica que Palacios tenía una arma y habría amenazado a los policías. La demanda disputa ese informe y enfatiza el hecho que los policías no se identificaron como tales, en algunos casos dispararon contra Palacios sin bajarse de sus patrullas, dispararon a corta distancia, y siguieron disparando cuando Palacios, mal herido, ya no era una amenaza.

Basándose en la autopsia, la demanda afirma que los policías balearon a Palacios por la espalda y que incluso los uniformados recargaron sus pistolas y realizaron más disparos cuando el joven estaba ya casi sin vida.

Piden juicio contra los policías

La demanda pide que se indemnice a la familia por un monto no especificado y que la corte a cargo del caso lleve a juicio a los policías involucrados.

Hablando en nombre de la familia, Elsa Karina Palacios (hermana de Bernardo y firmante de la demanda), indicó que la decisión de iniciar la acción judicial obedeció a que ni el Departamento de Policía de Salt Lake City ni la alcaldía de esa ciudad accedieron a negociar con la familia.

“Sin otra opción a nuestra disposición, estamos ejerciendo el derecho constitucional de buscar justicia para Bernardo y causar reformas que prevengan futuros abusos”, expresó Elsa Palacios en declaraciones preparadas enviadas a Efe por medio de su abogado, Nathan Morris.

“Nos preocupa que la decisión del fiscal de distrito de no presentar cargos contra los agentes del Departamento de Policía de Salt Lake City ni disciplinar a esos oficiales meramente galvanizó la arraigada creencia de que ciertos ciudadanos no merecen el proceso debido, ni justicia ni un trato decente”, aseveró Elsa Palacios.

La familia también pidió que la legislatura de Utah intervenga con “pasos concretos” para que “en el futuro no se repitan estas conductas demasiado familiares”.

“No podemos olvidarnos de la muerte de Bernardo y rezamos para que se haga justicia”, concluyó.