Meghan Markle tiene aspiraciones presidenciales: rumores en revista Vanity Fair

Su biógrafo ya había sugerido que la ex actriz "tiene los ojos puestos en la presidencia de EE.UU."

Meghan Markle tiene aspiraciones presidenciales: rumores en revista Vanity Fair
Meghan Markle, Duquesa de Sussex
Foto: Chris Jackson / Getty Images

Meghan Markle alberga serias ambiciones de postularse para presidencia de EE.UU., dijo una amiga cercana a la revista Vanity Fair.

Después de que la Duquesa de Sussex y su esposo, el príncipe Harry, abandonaron los deberes reales con su histórico “Megxit” en enero pasado, la actriz californiana de 39 años ahora tiene el ojo puesto en la Casa Blanca, según la fuente que declaró en condición anónima.

“Sus representantes insisten en que no tiene planes de postularse para un cargo, pero una amiga cercana sugiere que es la razón principal por la que no renunció a su ciudadanía estadounidense cuando se casó con un miembro de la familia real” británica, resumió la periodista Katie Nicholl.

“Una de las razones por las que estaba tan dispuesta a no renunciar a su ciudadanía estadounidense era tener la opción de dedicarse a la política”, dijo la amiga no identificada a la revista.

“Creo que si Meghan y Harry alguna vez renunciaran a sus títulos, ella consideraría seriamente postularse para la presidencia”, agregó la fuente, rumorando una postulación en las próximas presidenciales, en 2024.

Su biógrafo, Omid Scobie, también afirmó anteriormente que la ex actriz “tiene los ojos puestos en la presidencia de Estados Unidos”.

“Meghan es la encarnación del sueño americano. Un día podríamos ver a Meghan convertirse en presidenta”, dijo anteriormente en un documental el autor del libro “Finding Freedom: Harry, Meghan and the Making of a Modern Royal Family”.

“Sin embargo, quienes trabajan en estrecha colaboración con Meghan insisten en que ella no tiene planes de seguir una carrera política”, agregó Nicholl. “Si bien no se puede negar que está interesada y comprometida con la política como tema, no tiene la ambición de ingresar ella misma a una carrera política”, dijo otra fuente no identificada.

Esta semana, el mandatario Donald Trump dijo que no es “muy fanático” de la Duquesa de Sussex después de que animara a los estadounidenses a votar en un video que ha sido interpretado como una crítica velada a su gobierno.

El video rompió la práctica de larga data de que la realeza permanezca políticamente neutral.