Pide un auto eléctrico chino por Internet y esto es lo que recibe

Un bloguero decide ahorrar dinero y comprar un deportivo eléctrico por Internet y recibe un auto eléctrico miniatura que lo dejó totalmente sin palabras

Qiantu K50. / Foto: Cortesía Qiantu Motors.
Qiantu K50. / Foto: Cortesía Qiantu Motors.
Foto: Cortesía

Comprar artículos por Internet no siempre resulta una buena experiencia para algunos, hay quienes son víctimas de estafadores y terminan perdiendo su dinero, o bien recibiendo algo que no es ni siquiera parecido a los que ordenaron a través de la web.

Este es el caso de un bloguero del canal de YouTube The Inja, quien compartió su experiencia con sus seguidores en una serie de videos y narró la estafa que sufrió en el sitio web chino Alibaba. De acuerdo con información del portal Sputniknews, el hombre compró un automóvil eléctrico chino Qiantu K50 por $31,000 dólares, sin embargo, al recibir su pedido se llevó una gran sorpresa, pues obtuvo un utilitario eléctrico totalmente desconocido.

El Qiantu K50 es un cupé deportivo eléctrico desarrollado por la empresa china Qiantu Motor. El auto cuenta con 400 caballos de potencia y acelera hasta 62.13 m/h (100 km/h) en sólo cinco segundos. La velocidad máxima del vehículo es de 124.27 m/h (200 km/h).

Tomando en cuenta que el costo oficial del auto es de $125,000 dólares en Estados Unidos, el bloguero decidió arriesgarse para ahorrar dinero pidiéndolo desde China. Además del precio sospechosamente bajo, en el anuncio de venta faltaban fotos con el logotipo de la marca y el nombre del auto deportivo, sin embargo, al joven bloguero no le importó y decidió realizar la compra.

Fue a principios de agosto cuando el bloguero publicó el video de la llegada del vehículo a su domicilio en Estados Unidos, sin embargo, desde ese momento empezó a sospechar de lo que le esperaba cuando vio por primera vez el contenedor con el auto dentro, ya que su tamaño era demasiado pequeño para contener un auto deportivo.

La sospecha se confirmó al abrir el contenedor, pues en vez de un lujoso vehículo el hombre encontró dentro un hatchback o utilitario eléctrico en miniatura de color blanco y rosa de una empresa china desconocida.

De acuerdo con el bloguero, al principio, el vendedor se negó a admitir el fraude. Sin embargo, después de que el video se hiciese popular en la red, el vendedor aceptó conceder al bloguero una compensación parcial si eliminaba la grabación y luego publicaba otra donde explicase que había sido un malentendido.

En ese momento la historia se convirtió en una verdadera batalla en línea que duró más de un mes con amenazas de eliminar el canal de YouTube del joven y un intercambio de acusaciones de fraude.

El hombre, por su parte, tuvo que eliminar varios videos con los detalles de la estafa para recibir la compensación de $29,000 dólares. No obstante, luego publicó varias grabaciones más donde explicó en detalle cómo resolvió la situación para ayudar a sus espectadores a evitar ser estafados en internet.

**********

Te puede interesar.