Menor de 12 años habría muerto por infestación de piojos en Georgia; arrestan a padres por asesinato

¿Hasta dónde puede llegar la negligencia?

Menor de 12 años habría muerto por infestación de piojos en Georgia; arrestan a padres por asesinato
Mary Katherine "Katie" Horton y Joey Yozviak fueron acusados por la muerte de su hija de 12 años.
Foto: Policía del Condado Wilkinson / Cortesía

Los padres de una menor de 12 años, que murió víctima indirecta de una infestación de piojos en Georgia, enfrentan cargos de asesinato.

Kaitlyn Yozviak murió el 26 de agosto de un ataque cardiaco relacionado con una condición de anemia severa.

El agente especial de la Oficina de Investigaciones de Georgia (GBI), Ryan Hilton, testificó ante las autoridades que, al momento de su muerte, la menor tenía la “infestación más severa” que un oficial de GBI haya visto que se extendió por al menos tres años.

La negligencia de los padres, identificados como Mary Katherine “Katie” Horton, de 37 años, y Joey Yozviak, de 38, habría llevado a que las picaduras de los insectos bajaron los niveles de hierro en la sangre, lo que pudo haber causado anemia que, a su vez, desencadenó el ataque al corazón.

Aunque los resultados de la autopsia al cuerpo de la niña todavía no se han completado, las investigaciones arrojaron que la jovencita sufrió “excesivo dolor físico debido a negligencia médica”.

Esta semana, la jueza de la Corte Suprema del Condado Wilkinson, Brenda Trammell, determinó que existe suficiente evidencia para cargos de asesinato en segundo grado contra los padres para llevarlos ante un gran jurado. La pareja, además, fue acusada de crueldad infantil en segundo grado.

Las autoridades respondieron la semana pasada a una llamada de emergencia que alertaba que la menor se encontraba inconsciente.

Cuando los agentes arribaron a la vivienda familiar en agosto pasado, el interior tenía un aspecto inmundo y deteriorado con parásitos en los colchones.

Los vecinos indicaron a las autoridades que no habían visto en la menor por los alrededores por los pasados dos meses antes de su fallecimiento.

La madre le dijo a oficiales que su hija no se había bañado por la pasada semana y media antes de morir.