Por qué aplicar hielo sobre el rostro puede ser tan benéfico para evitar arrugas, manchas y acné

Los cubos de hielo deben estar envueltos para que no tengan contacto directo con el rostro

El hielo ayuda a tensar la piel del rostro.
El hielo ayuda a tensar la piel del rostro.
Foto: Shutterstock

El tratamiento facial con cubos de hielo es una práctica de belleza que puede ser útil para brindarle a tu rostro un mejor aspecto y para librarlo de imperfecciones como las manchas, las arrugas, y el acné según consejos de Vogue.

Es una práctica cuyos beneficios dependen mucho de si la realizas adecuadamente o no. En este sentido, a continuación te daremos algunos detalles sobre cómo realizar este tratamiento para el rostro de manera que percibas los máximos beneficios posibles.

Los beneficios de usar cubos de hielo sobre el rostro

Uno de los principales beneficios del tratamiento facial con cubos de hielo es la capacidad de estos para combatir las inflamaciones ocasionadas por el acné o por las espinillas. Este efecto desinflamatorio ocurre porque el hielo reduce la temperatura de los vasos sanguíneos inflamados.

El uso del hielo en la piel puede mejorar la circulación sanguínea en este sector del cuerpo por efecto de las bajas temperaturas. El corazón enviará más sangre a esa región del cuerpo para combatir la disminución térmica, lo que revitalizará nuestra cara y le imprimirá más color.

Este mejoramiento de la circulación sanguínea también ayudará a la eliminación de las bolsas bajo los ojos, que suelen ser signo de un sueño interrumpido o insuficiente para reponer el cuerpo. Igualmente, el hielo también combate las arrugas conocidas como líneas de expresión y que aparecen con los años.

Cabe señalar también que el tratamiento facial con cubos de hielo es una manera fácil y directa de hidratar nuestro rostro porque el hielo es un hidratante de origen natural, lo que te permite evitar métodos que puedan ser perjudiciales para ti.

¿Cómo usar los cubos de hielo para combatir las arrugas?

Cubos De Hielo, Hielo, El Agua, Frío, Congelados
El hielo puede brindar muchos beneficios a la piel. Fuente: Pixabay

Hay unos pasos previos que debes tomar en cuenta antes de usar cubos de hielo para combatir las arrugas e imperfecciones en tu piel.

Primeramente, es preferible que tu rostro esté completamente limpio y libre de maquillaje y polvo, por lo que este tratamiento puede aplicarse durante la mañana antes de salir a trabajar y en la noche después de haberte limpiado la cara.

Los cubos de hielo no deben ser aplicados directamente sobre tu cara. En vez de esto, envuélvelos en un pañuelo o tela que esté limpia. El contacto directo y prolongado puede inducir una quemadura por frío, indiferentemente de sí tienes piel sensible o no.

Los cubos de hielos deben frotarse sobre el rostro a modo de masaje por un periodo de 2 minutos. Este masaje se realiza con movimientos circulares en la mandíbula, las mejillas, barbilla, en el área de la nariz y los ojos, y en la frente.

El tratamiento facial con cubos de hielo es una alternativa fácil y accesible que tienes a tu alcance para mejorar el aspecto de tu cara sin tener que invertir en productos muy costosos. Es una práctica que puedes incluir en tu rutina de belleza sin muchos inconvenientes, por lo que es muy recomendada.

También te puede interesar:

Descubre el poder curativo de comer gelatina a diario

¿Cómo preparar una mascarilla de aspirinas para aclarar las manchas de la cara y quitar las arrugas?

Crema de cocodrilo: Beneficios para eliminar cicatrices y su función antienvejecimiento

Las 5 opciones más populares de rodillos en la cara que ayudan a quitar las arrugas