Bombero de California desaparecido en México se había citado con una mujer

Fanny "N", de 32 años, y Santos "N", de 27, fueron arrestados como sospechosos de secuestrar a Frank Aguilar

Frank Aguilar desapareció el 20 de agosto.
Frank Aguilar desapareció el 20 de agosto.
Foto: LAFD / Cortesía

La Fiscalía General del Estado de Baja California confirmó esta semana el arresto de dos sospechosos de la desaparición forzada del bombero de Los Ángeles, California, Frank Aguilar en los límites de Tijuana con Rosarito.

Fanny “N”, de 32 años, y Santos “N”, de 27, fueron arrestados el jueves 9 de octubre alrededor de las 5:20 p.m. en la carretera libre a Playas de Tijuana por su supuesta participación en la desaparición de Aguilar, cuyo rastro se desconoce desde el 20 de agosto.

Las autoridades creen que la víctima habría sido baleada, ya que encontraron huellas de sangre que concordaban con su perfil genético.

Oficiales además ubicaron las pertenencias de la víctimas, incluyendo Hiram Sánchez, Fiscal General de Baja California.

Sin embargo, no han localizado el vehículo que conducía el hombre la noche que desapareció.

¨Se localizó entre sus pertenencias la tarjeta de banco propiedad de Frank y posteriormente a ellos se les interrogó sobre el paradero de Frank, ante lo cual ellos se negaron rotundamente tener conocimientos de ello y negaron conocer a Frank¨, dijo Sánchez en conferencia de prensa.

Sin embargo, el fiscal añadió que la víctima habría acordado reunirse con una mujer “que hoy sabemos se llama Fanny ‘N’ ante quien se presentó con el nombre de Monserrat”.

De acuerdo con la información divulgada al momento, Aguilar había aceptado trasladarse de un bar cercano a su domicilio a Misión del Mar, para verse con Fanny.

Los investigadores localizaron manchas de sangre en la carretera cerca del punto donde ocurrió la reunión, y pruebas periciales determinaron que la sangre era de Aguilar.

¨Fanny citó a Frank a la colonia Misión del Mar en Playas de Rosarito, mientras que Santos intentaba privarlo de la libertad¨, agregó Sánchez.

La noche anterior Aguilar le contó a su tío Alfredo Rubén Cornejo Trujillo que se iba ver con una amiga en el fraccionamiento.

La información que manejan las autoridades apunta a que el dúo planeó el secuestro del bombero.

“El logró de alguna manera soltarse de sus captores, pretendió huir, correr y le disparan y lo lesionan y lo subieron a la camioneta”, declaró Sánchez.

A pesar de la complicada escena, parientes del hombre en la ciudad californiana no pierden la esperanza de que aparezca con vida.

“Me siento destrozada, yo necesito saber dónde está él porque no quiero que pare en un cerro, en un agujero, en una tumba, que no sé”, dijo Martha Carmona, madre de Aguilar a Telemundo. “Yo quiero a mi hijo para atrás, yo no puedo perder la esperanza de que él esté aquí con nosotros”, sostuvo.