La última propuesta de Trump para nuevo cheque de estímulo presentada a demócratas en la Cámara

Un nuevo intento por acercar a las partes en el proceso de negociación

La última propuesta de Trump para nuevo cheque de estímulo presentada a demócratas en la Cámara
El presidente Donald Trump recibió una tarjeta de débito con su nombre.
Foto: BRENDAN SMIALOWSKI / Getty Images

La contraoferta del presidente Donald Trump de $1.8 billones de dólares para un paquete de estímulo incluso incomoda a algunos miembros de su partido, por lo que la posibilidad de que el plan avance es incierta.

Este viernes, trascendió información de que el mandatario presentará un proyecto a la portavoz de la mayoría en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, con una cifra mayor a los $1.6 billones divulgada a principios de semana. El reporte de la cadena CNN indica que cualquier cantidad mayor a $1 billón no es bien recibida por republicanos, tanto en ese organismo legislativo como en el Senado.

Lo anterior, además, sigue siendo menor que el desembolso al que apuestan los demócratas.

Pelosi y la delegación que representan se han mostrado reacios a aceptar una nueva legislación, a menos que la misma implique una asignación de dinero de al menos $2.2billones.

Sin embargo, en un intento por acercar a las partes en el proceso de negociación y acortar las distancias que los dividen, el presidente se dispone a someter la medida para consideración de la Cámara.

Desde el fin de semana pasado, Trump ha estado haciendo referencia a un nuevo paquete de estímulo sin que se avance en el proceso.

Mientras se encontraba hospitalizado en Walter Reed, Maryland, por el diagnóstico de coronavirus, el funcionario envió tuits pidiendo a los congresistas que aprueben nuevas ayudas.

Aunque, al momento, no están claro los detalles de la propuesta, el jefe de gabinete de Pelosi, Drew Hammill, indicó que el secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin, y la demócrata hablaron ayer por teléfono y éste presentó “una propuesta que busca atender algunas de las preocupaciones que los demócratas tienen”.

“De especial preocupación es la ausencia de un acuerdo en un plan estratégico para aplastar el virus”, indicó Hammill en un tuit. “Para ésta y otras povisiones, seguimos esperando un lenguaje por parte de la Administración mientras las negociaciones sobre la cantidad total de los fondos continúa”.

A pesar de lo anterior, el republicano con mayor poder en el Senado, Mitch McConnell, se mostró dudoso ayer sobre la posibilidad de que se le dé paso a algún paquete antes de las elecciones 2020.

“La situación es media turbia, y yo creo que la turbidez es el resultado de la proximidad de la elección”, declaró McConnell a reporteros en un evento en Kentucky.

“Y todo el mundo está tratando de codearse para beneficio político. Yo quiero ver que nosotros superemos eso como hicimos en marzo y abril, pero creo que es improbable en las próximas tres semanas”, puntualizó.