Willow Smith cumple 20 años: los momentos más oscuros que ha vivido en su ascenso a la fama

El éxito musical le provocó depresión y ansiedad a la hija de Will Smith, al grado de hacerse daño físicamente

Willow Smith cumple 20 años: los momentos más oscuros que ha vivido en su ascenso a la fama
Willow Smith.
Foto: Rich Fury / Getty Images

Nadie pone en tela de juicio el talento con el que nació la familia Smith. Empezando por la carrera fílmica de Will, la multifácetica Jada, el histrión Jaden y la peculiar Willow.

Es esta última quien hoy llega a los 20 años, edad muy corta para el camino que ha recorrido la más joven de la familia del actor de “Aladdin”.

Willow hace de todo: es actriz, bailarina y cantante. Comenzó su andar por el espectáculo desde los 10 años y esto tal vez fue la detonante para los problemas que ha tenido que atravesar desde muy joven.

View this post on Instagram

❤️Happy <Father’s Day> Dad! I love you SO MUCH❤️

A post shared by ∴ WILLOW ∴ (@willowsmith) on

La californiana confesó en algún momento que ser hija de padres tan famosos le afectó justo cuando era apenas una niña.

“Crecer y tratar de entender tu vida mientras la gente siente que tiene algún tipo de derecho a saber qué está pasando es absolutamente terrible”, confesó en entrevistas pasadas. “La única manera de superarlo es adentrarse en ello o alejarse del mundo”, esto lo llevó a caer en la depresión y en sentirse mal consigo misma.

Desgraciada o afortunadamente, Smith experimentó estar en los zapatos de sus progenitores cuando lanzó la canción “Whip my Hair”. Esta obra la llevó al éxito momentáneo cuando solamente tenía 10 años.

No soportó el acoso de los fans, y de la misma prensa, por lo que en un ataque de locura (a lo Britney Spears), decidió raparse la cabeza. Fue la presión del tour que realizaba, lo que la llevó a cambiar su look siendo tan pequeña.

View this post on Instagram

<Appease me> with Bacchic iconography

A post shared by ∴ WILLOW ∴ (@willowsmith) on

“Whip my Hair” fue la punta del iceberg. Después de su arranque emocional, y bajo la insistencia de los productores que manejaban su carrera, Willow tenía que terminar su álbum tras haber hecho la promoción de su éxito en la gira.

Estar en un estrés constante la orilló a cortarse las muñecas, “yo no quería hacerlo. Una vez que se calmaron las cosas… me metí a un hoyo negro y empecé a cortarme”.

“Perdí mi sanidad ahí. Honestamente sentí que estaba experimentando tanto dolor emocional y mis circunstancias físicas no lo estaban reflejando”.

Estas situaciones fueron reveladas frente a su madre en el programa “Red Table Talk”, donde dijo que actualmente está más tranquila con la forma en que lleva su vida y la relación tan íntima que ha generado con sus padres y su hermano.

Es tal libertad, que ha confesado no ser monógama, cree más en relacionarse con más personas y no siempre del sexo opuesto.

“Me concentro mucho en la conexión emocional. Siento que si encontrara a dos personas de diferentes géneros con las que realmente me conecte y tuviéramos una conexión romántica y sexual, no siento que sentiría la necesidad de intentar buscar más”.

Actualmente Willow Smith ha estado más enfocada en el modelaje tanto que la ha llevado a salir con Rihanna en su marca de lencería, por lo que parece ser que la heredera del apellido Smith ha hallado su vocación.