Roban un pene gigante de madera

La escultura es tan popular que incluso Google Maps llegó a otorgarle la categoría de monumento

Los habitantes de Kempten, en Alemania sufrieron un robo de lo más surrealista. El pasado fin de semana desapareció uno de sus monumentos más célebres: la enorme escultura de madera con forma de pene, dos metros de longitud y 200 kilos de peso.

La Policía está investigando para tratar de aclarar el asunto.

En cualquier caso, el robo no sería tampoco un delito pues lo cierto es que ni se sabe cómo la curiosa obra llegó a la ladera de la montaña de Grünten, situada en la zona de Baviera. Tampoco se sabe quién es el propietario.

De hecho, hay una leyenda popular que afirma que la escultura había sido concebida como un regalo a modo de broma para un joven que se iba a casar, pero que tras no gustar a la familia, el padre recorrió los 1,738 metros de la montaña para depositarla allí.

Lo sorprendente es que nadie se dio cuenta de la desaparición, ocurrida durante la madrugada del sábado al domingo. De hecho, hay quien se inclina por la tesis que alimenta el diario Allgaeuer Zeitung sobre una posible “castración”, pues el único signo de la existencia de una escultura con forma de pene que se encontró al día siguiente fue un montón de serrín, como si hubiera sido talada.

Un misterio que trae en vilo a toda la población y que se hizo viral en las redes sociales.