Hyundai Sonata N Line 2021, el sedán deportivo más accesible de Hyundai

Analizamos el precio, motor, diseño y seguridad de la nueva apuesta de Hyundai para el mercados de los sedán de tamaño medio

El 2021 Sonata N Line acaba de salir a la venta en Estados Unidos.
El 2021 Sonata N Line acaba de salir a la venta en Estados Unidos.
Foto: Hyundai / Cortesía

Bajo el concepto de “Sensuous Sportiness”, que podríamos traducir como “deportividad sensual”, Hyundai ha ampliado la oferta de su sedán Sonata con la primera versión “N Line” (línea N) para este modelo. “N” es la línea deportiva de Hyundai y el 2021 Sonata N Line se convierte en el auto con una identificación “N” más accesible de la marca coreana.

(Nota: “N Line” no es estrictamente un modelo “N” como el Veloster o el próximo Elantra N, que están un escalón por encima en deportividad con elementos exclusivos sacados de los autos de pista).

El 2021 Hyundai Sonata N Line incluye mejoras notables en diseño y en performance. ¿A qué precio? A partir de unos competitivos $33,200 dólares (más $995 de gastos de envío) para un auto con un motor turbo de 2.5 litros que genera 290 caballos de potencia y 311 libras de torque, convirtiéndolo en el Sonata más poderoso hasta la fecha.

Para Siempre Auto, el Sonata N Line, que está recién llegado a los concesionarios de Estados Unidos, presenta una excelente respuesta en carretera, con notable estabilidad en curva para un sedán de estas dimensiones, y un cómodo manejo en ciudad.

Interior del 2021 Sonata N Line
Interior del 2021 Sonata N Line. / Foto: Hyundai

Motor y transmisión del 2021 Hyundai Sonata N Line

El motor está basado en el de 2.5 litros y 4 cilindros que monta el Sonata 2020, pero la versión N Line le añade el turbo y un cambio en la estructura de los cilindros, lo que le permite subir hasta los 290 caballos a 5,800 revoluciones por minuto. Eso son 100 caballos más de potencia que la versión anterior 2.5 litros sin turbo y 110 caballos más que la versión 1.6 Turbo.

Este motor genera unos consumos, según datos de la propia marca, de 23 millas por galón en ciudad, 33 m.p.g. en carretera y 27 m.p.g. en uso combinado.

El motor turbocargado del 2021 Sonata N Line.
El motor turbocargado del 2021 Sonata N Line. / Foto: Hyundai

La transmisión es automática de 8 velocidades y doble embrague, similar a la que monta el Hyundai Veloster N, el modelo más deportivo de la marca coreana. Además es una “trasmisión húmeda”, es decir, utiliza aceite para mejorar la lubricación y refrigeración de la transmisión, algo recomendable para entregas de potencia altas como en este modelo.

Para aumentar la sensación de control y potencia, el cambio N Power Shift se activa cuando se pisa el acelerador a partir de un 90%. En ese momento los cambios son más rápidos y a más revoluciones para minimizar la pérdida de potencia entre marchas y aumentar la sensación de aceleración. De igual modo, otros sistemas del Hyundai  Sonata N Line se activan ante exigencias específicas –como conducción agresiva en carretera con curvas– para mejorar la respuesta y la sensación de deportividad del auto.

Diseño del 2021 Hyundai Sonata N Line

Frontal del 2021 Sonata N Line.
La parilla frontal es totalmente nueva. / Foto: Hyundai

El concepto de “deportividad sensual” también se aplica al diseño de este sedán de Hyundai. Desde luego, si lo comparamos con el modelo de años anteriores –más bien clásico y aburrido–, la mejora es notable.

El nuevo modelo incluye una original parrilla “en cascada”, un frontal con ángulos agresivos y tres tomas de aire, rines de aleación de 19 pulgadas, ruedas 245/40 con opción de versión de verano para climas cálidos y techo panorámico de cristal. Pero donde quizá el 2021 Hyundai Sonata N Line se destaca más de la competencia es en la parte trasera, con una línea recta en caída, parachoques bajo negro, doble escape y luces LED.

Tasera del 2021 Sonata N Line
La zona trasera del 2021 Sonata N Line lo diferencia de otros sedán. / Foto: Hyundai

El interior incluye detalles específicos para la línea N como punteado rojo en el volante y en los asientos deportivos, pedales de aluminio y luces LED de ambiente, pero no deja de ser un espacio cómodo para un sedán de tamaño medio.

Y como en muchos autos de última generación, el frontal interno apuesta por un look “tecnológico” con amplios displays digitales sobre una pantalla de 12.3 pulgadas que cambian en función del modo de manejo seleccionado (Normal, Sport o Sport+) o de cómo uno lo quiera especificar. A su derecho, en el centro del frontal, otra pantalla de 10.25 pulgadas muestra el navegador, audio-video, etc., con la ventaja de que puede dividirse la pantalla para mostrar al mismo tiempo navegador y el reproductor de música.

Pantallas del 2021 Sonata N Line
La pantalla central puede dividirse para mostrar diferentes aplicaciones. / Foto: Hyundai

Elementos de seguridad del 2021 Hyundai Sonata N Line

Este nuevo sedán trae de serie el paquete “Hyundai SmartSense” que incluye sensor frontal para evitar colisión con detección de peatones (el auto comienza a frenar automáticamente), asistente para mantenerse dentro de las líneas y para seguir al auto de delante, avisos de atención al conductor, aviso de asientos traseros ocupados (para bebés), asistente de punto ciego en los retrovisores con aviso de tráfico en la zona trasera, control de crucero, stop and go y asistente automático para cambiar de luces largas a cortas.

Además, el nuevo Hyundai Sonata N Line tiene la opción extra de llave digital, que permite abrir el coche y manejarlo sin necesidad de introducir la llave.

· Leer más sobre Hyundai