Senador introduce proyecto de ley sobre niños intersexuales

La SB 225 de autonomía y dignidad corporal permitirá a madres y padres esperar hasta que sus hijos tengan 6 años para tomar una decisión

Senador introduce proyecto de ley sobre niños intersexuales
Entre el 1y el 2 por ciento de los bebés son intersexuales.
Foto: Shutterstock

Entre el 1 y 2 por ciento de todos los niños nace con variaciones en sus genitales y anatomía sexual, algo que se conoce con el término de “Intersexualidad”, o diferencias en los rasgos sexuales o la anatomía reproductiva de un individuo.

Cuando los bebés son intersexuales los médicos ofrecen a los padres realizar intervenciones quirúrgicas para modificar su anatomía. Dichas cirugías ocurren generalmente a los 2 años de edad. Y sin embargo, en muchos casos, este tipo de intervenciones, como por ejemplo cirugías para cortar el clítoris, crear una vagina para el sexo con penetración, extirpar órganos productores de hormonas o mover una abertura urinaria que funcione, son médicamente innecesarias.

Quienes critican la práctica a tan temprana edad alegan que muchas veces dichas cirugías se realizan sin que haya una discusión y una descripción completa de los detalles y consecuencias de la operación y sin que los niños y niñas puedan participar de la decisión que afectará el resto de sus vidas .

Entre las consecuencias de estas intervenciones se incluyen cicatrices extremas, dolor crónico, incontinencia crónica, pérdida de la sensación sexual, trastorno de estrés postraumático, asignación incorrecta de género y la necesidad de cirugías adicionales para tratar las complicaciones de la cirugía original.

Médicos, pacientes y expertos en el tema coinciden en la importancia de esperar antes de operar a los niños a tan temprana edad.

“Estas cirugías tienen que parar”, señaló Beatriz Valenzuela, vocera de Equality California (https://www.eqca.org/) en entrevista con La Opinión. Valenzuela destacó la necesidad de que los padres tomen una decisión informada y que los niños sean consultados. “A los dos años son bebés, ni siquiera pueden hablar”, reflexionó.

En la comunidad latina existe mucho estigma alrededor del tema. Para algunos padres latinos la intersexualidad es algo totalmente desconocido y terminan dejando tal importante decisión en manos del galeno.

“Estas cirugías se vienen haciendo por décadas. En el pasado, en muchos casos, los padres ni siquiera se enteraban, era una decisión que tomaban los doctores por su cuenta”, señaló.

Proyecto de ley

La semana pasada, Scott Wiener, Senador demócrata por San Francisco, California, introdujo el proyecto de ley SB 225 (Bodily Autonomy, Dignity and Choice Act) que permitirá a los niños y sus familias tomar una decisión, una vez que la persona tenga la edad suficiente para determinar si el cambio de su anatomía sexual es adecuada para ellos.

Valenzuela explicó que la propuesta de ley pide esperar hasta que los niños cumplan 6 años para realizar tales cirugías. De este modo, los y las niñas tienen la oportunidad de participar en la decisión, y los padres pueden conocer y evaluar más realísticamente a sus hijos.

“Las personas deberían tener la oportunidad de tomar decisiones informadas sobre sus propios cuerpos en lugar de que esas decisiones se tomen por ellos y sin su opinión”, dijo el Senador Scott Wiener. “Esta legislación les da a los niños y sus familias más tiempo para investigar y optar por participar o no en cirugías que no son de emergencia para cambiar irreversiblemente las características sexuales de un niño. Debemos brindarles a las personas la capacidad de tomar decisiones importantes de atención médica por sí mismas, especialmente cuando las decisiones de atención médica están asociadas con la asignación de género de una persona y pueden resultar en dolor a largo plazo, trastorno de estrés postraumático, depresión y pérdida de la sensación sexual. La comunidad intersexual está liderando este movimiento y me enorgullece trabajar con una amplia coalición de defensores de la salud, los derechos civiles y LGBTQ para lograr que se apruebe esta legislación”, agregó.

De ser aprobada, la SB 225 retrasará los procedimientos para reducir el clítoris, crear vaginas y eliminar los tejidos productores de hormonas que a menudo se realizan en los bebés, como clitoroplastia, o reducción o recesión del clítoris; gonadectomía, o procedimiento para alargar o desviar la uretra desde su orificio nativo; vaginoplastia o movilización del seno urogenital y exteriorización vaginal.

Muchos adultos que se sometieron a estas cirugías cuando eran bebés han expresado una profunda preocupación y angustia por los procedimientos. La comunidad intersexual está liderando el movimiento para garantizar que, independientemente de la identidad de género que tenga una persona al crecer, todas las personas que nacen con una anatomía sexual única puedan tener una voz en las principales opciones de atención médica.

Organizaciones como las Naciones Unidas, Human Rights Watch y la Organización Mundial de la Salud están de acuerdo en que estas cirugías pueden ser perjudiciales y solo deben ser una opción cuando la persona puede participar en una decisión informada.

Recursos

Valenzuela destacó la importancia de que los padres tomen decisiones informadas y que los niños puedan participar.

Si tienes preguntas, o necesitas más información, puedes visitar:

Latino Equality: http://www.latinoequalityalliance.org/
InterAct: https://interactadvocates.org/
Bienestar: https://www.bienestar.org/