Arrestan a 7 en una red de tráfico sexual y laboral en el sur de California

Una familia latina de Inland Empire mantenía a mujeres mexicanas inmigrantes trabajando en una red de tráfico sexual y laboral en 3 condados

Arrestan a 7 en una red de tráfico sexual y laboral en el sur de California
Cuatro de los 7 hispanos arrestados, acusados de manejar una red de tráfico sexual.
Foto: Sheriff Condado Ventura / EFE

Siete personas fueron arrestadas esta semana y dos permanecen fugitivas, en relación con la operación de una extensa red de tráfico sexual y laboral en negocios que se extendía por tres condados del sur de California, anunciaron los investigadores de la Oficina del Sheriff del condado de Ventura.

La investigación comenzó en enero después de que la unidad de delitos especiales de la agencia recibió información sobre el tráfico sexual y laboral que ocurría en varios salones de masajes y negocios de cuidado de la piel en el condado.

Aparentemente, los negocios eran propiedad de la familia Paredes, de Inland Empire y estaban operados por ellos,  trabajando con nombres falsos, en los condados de Ventura, Riverside y San Bernardino, dijeron las autoridades en un comunicado de prensa.

Un inmigrante mexicano y su madre que reside en México están siendo buscados por la policía en California en un operativo para desmantelar la extensa red de tráfico sexual y laboral que usaba a inmigrantes indocumentadas y algunas con solicitudes de asilo.

El Departamento del Alguacil del Condado de Ventura (VSD) informó sobre el arresto de al menos siete hispanos, muchos de ellos miembros de una misma familia mexicana, acusados de manejar la red en unos seis negocios en el sur de California.

Las autoridades este viernes aún buscan a Carlos Paredes, de 42 años, quien tiene una orden de arresto en su contra, y a su progenitora, María Del Refugio García, de 65 años, que se cree está en México.

Los detectives descubrieron que los sospechosos apuntaban principalmente a mujeres de México para trabajar en estos negocios, algunas de las cuales vivían en el sur de California con visas de refugiadas, detalló el VSD en un comunicado.

También se presume que los sospechosos utilizaron a traficantes de migrantes para reclutar mujeres en México y traerlas a Estados Unidos para trabajar en estos lugares.

Una vez que las mujeres fueron reclutadas, se colocaron anuncios ofreciendo servicios sexuales en varios sitios de internet que las mostraban, indicaban los precios, el tipo de encuentro sexual y en qué lugar estaban trabajando las mujeres. Estos anuncios se actualizaban a diario y las mujeres se rotaron por los negocios del sur de California propiedad de los sospechosos.

La organización estaba dirigida principalmente por los hermanos Olga y Carlos Paredes.

Olga Paredes, de 47 años, quien fue arrestada, presuntamente abrió los negocios con nombres falsos, mientras que su hermano administraba varias de las ubicaciones, recolectaba los pagos, reclutaba a las mujeres y publicaba los anuncios sexuales, explicó el VSD.

Flor De María Evora, que es novia de Carlos Paredes, y Jaime Vásquez, sobrino de Carlos y Olga, administraron la contabilidad y las ganancias de todos los negocios.

A su vez, Olga Ramírez, hija de Olga Paredes, administraba una boutique de moda que supuestamente ayudó a lavar el dinero ilícito y ayudó a su madre a abrir los negocios de tráfico sexual.

La matriarca de la familia, María Del Refugio García, quien vive en México, supuestamente brindó orientación sobre cómo operar los negocios. También abrió cuentas bancarias en México para canalizar las ganancias de estos negocios fuera de Estados Unidos.

Olga Paredes, Flor De María Evora, Olga Ramírez, Jaime Vásquez, Bruce Pineda, Ismael Reyes y Héctor Prado Ramos fueron arrestados bajo cargos de conspiración, trata de personas y proxenetismo, entre otros delitos.

Carlos Paredes y María Del Refugio García están fugitivos, con órdenes de búsqueda y captura contra ellos.

Con información de EFE