La música es lo que le importa a Boza

Sus videos se convirtieron en un fenómeno viral no solo en su país, Panamá, sino en lugares como México, Brasil y España

Boza es un fenómeno en las redes sociales. Foto: Sony Music
Boza es un fenómeno en las redes sociales. Foto: Sony Music
Foto: Cortesía

Boza no la estaba pasando muy bien durante la pandemia. Como a los artistas de todo el mundo, le tocó encerrarse en casa de un día para otro a pesar de que tenía una agenda llena y mil sueños por cumplir.

Todo iba bien desde 2015, cuando retomó su carrera luego de un receso forzado de dos años. De los 15 a los 17 años estuvo en la cárcel luego de que fuera detenido por portar armas de fuego en Panamá, de donde es originario.

A partir de entonces, su música y sus videos se convirtieron en un fenómeno viral no solo en su país, sino en lugares como México, Brasil y España. Así que cortar de tajo esa inercia hace un año, con el inicio de la pandemia, no fue nada fácil.

En el encierro por la contingencia, no obstante, Boza –cuyo nombre de pila es Humberto Ceballos Boza–, encontró la paz y la tranquilidad con una mujer.

“Me quitó el estrés de lo que estaba pasando en el mundo”, dijo el intérprete de música urbana en una entrevista que concedió desde Miami, donde se encontraba para promover su sencillo “Hecha pa mí”, canción que inspiró la persona que lo tiene ahora tan feliz. “Lo plasmé en una canción y transmití l lo que yo sentía”.

Los planes iniciales cantante eran convertirse en futbolista. Foto: Sony

Este tema forma parte de “Más negro que rojo”, el primer álbum que Boza promueve bajo el cobijo de una disquera transnacional. Antes había formado parte de una empresa de discos panameña, con la que grabó varios de sus éxitos.

Boza comenzó a cantar en la calle, para los amigos del barrio. Un día que se estaba cortando el cabello, un amigo le presentó al productor musical Faster, con quien hizo tan buenas migas que desde entonces se convirtió en su representante.

“Me esperó [luego de que fuera detenido]”, dijo Boza, de 23 años. “Echamos pa delante los dos […] Él me hizo no perder la esperanza y no le hemos bajado desde que salí”.

En unos meses estrenará un disco, que incluirá doce temas que irá sacando en tandas de a tres. Todas son composiciones propias y llevan una mezcla de reguetón, reggae en español y dancehall, un estilo que en Panamá se ha definido como canela.

Los planes de ser futbolista ya quedaron muy atrás; los sustituyó la música.

“Cuando inicié no me veía como artista”, dijo. “Lo hacía por diversión y en el proceso me fue gustando, hasta que dije, ‘esto es para mí'”.