Filtran peritaje del caso de Héctor Parra y Ginny Hoffman: “No se detectó agresión sexual”

Salen a la luz los resultados del examen psicológico de Alexa Parra, mismos que podrían demostrar que el ex de Ginny Hoffman no cometió los delitos de los que se le acusa

Filtran peritaje del caso de Héctor Parra y Ginny Hoffman: “No se detectó agresión sexual”
Héctor Parra.
Foto: Mezcalent
Regreso a Clases

Héctor Parra fue vinculado a proceso el pasado viernes 18 de junio, por lo que deberá permanecer en prisión preventiva durante un mes y medio, tiempo en que continuará la investigación por los delitos de abuso sexual y corrupción de menores. Sin embargo, salieron a la luz una serie de documentos que podrían comprobar que el actor es inocente de dichos cargos.

Así lo dio a conocer el programa ‘De Primera Mano’, en donde presentaron el documento oficial con los resultados del examen psicológico de Alexa Parra, mismos que podrían demostrar que el ex de Ginny Hoffman no cometió los delitos de los que se le acusa.

En la emisión, Gustavo Adolfo Infante explicó que un familiar del detenido le compartió los peritajes oficiales que demostrarían que no hay síntomas de un abuso sexual en la hija del actor.

“Al momento de la valoración no se detectó sintomatología como consecuencia de agresión sexual respecto a los hechos que denuncia”.

En la primera parte del documento, se leen algunas observaciones sobre la vida actual de la denunciante, en donde explican que la joven “proviene de un núcleo familiar desintegrado derivado de la separación de sus padres, observando que la convivencia y comunicación entre ellos con dificultades, aspecto que implica a nivel emocional en la evaluada al percibir dicha problemática constantemente“.

Asimismo detallan que durante la niñez de Alexa Parra Hoffman “se ha visto involucrada emocionalmente, mostrando preocupación por la situación financiera de casa en que percibe a su figura paterna indiferente a sus necesidades económicas, aparentemente”, se lee en el documento.

Y concluye que Alexa ve a su madre, la actriz Ginny Hoffman, y a la pareja de la misma, como principales figuras de autoridad.