“El Chapo” escapó desnudo con su amante de casa que será rifada por $12.50 dólares

La vivienda de dos habitaciones en Culiacán, Sinaloa, era una de los inmuebles donde se escondía Guzmán Loera; en 2014 logró escapar de la Marina a través de un túnel conectado a la tubería del sistema de aguas; iba sin ropa y con su examante

Joaquín "El Chapo" Guzmán y Lucero Sánchez López, alias la "Chapodiputada".
Joaquín "El Chapo" Guzmán y Lucero Sánchez López, alias la "Chapodiputada".
Foto: FGM / CORTE DISTRITO ESTE DE NY / Cortesía

El 17 de enero del 2019, Lucero Sánchez López, alias la “Chapodiputada”, contó en la Corte de Distrito Este de Nueva York, cuando huyó por un túnel y luego una tubería en 2014 con su entonces amante, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Sánchez Lopez –quien fue una de las 13 cooperantes en el juicio Guzmán Loera– narró la noche del 16 de febrero de 2014, cuando estaba durmiendo al lado de su amante, cuando escuchó gritos, autos y helicópteros que la despertaron.

Estaban abrazados, dijo, en la vivienda ubicada en la colonia Guadalupe, en Culicán, Sinaloa, donde se habría construido un túnel en el baño, el cual conectaba con la tubería de la Conagua.

Ahora esa vivienda se encuentra en el paquete de inmuebles que serán rifados por el gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador con la compra de un boleto de $250 pesos, es decir unos $12.50 dólares.

En 2014, el personal de la Marina, guiado por el agente de la DEA, Javier Vásquez, buscaba a Guzmán Loera con apoyo de uno de sus ayudantes más cercanos, ubicado solamente como “Nariz”.

La “Chapodiputada” –quien fue congresista de Sinaloa por parte del Partido Acción Nacional (PAN)– narró que ella, su amante y un ayudante conocido como “Condor” lograron escapar por un túnel al que tuvieron acceso desde el baño de la vivienda, pero ante la urgencia el narcotraficante no tuvo tiempo de vestirse, por lo que iba totalmente desnudo.

“Fue horrible, nunca había estado en un lugar así… húmedo, lleno de agua, de lodo”, narró. “(En la salida) había una puerta de acero… no sé… con una manija como rueda, había que darle vuelta para abrirla”. Salieron cerca de un río, “donde está la Conagua en Culiacán”, afirmó en referencia a la institución que administra el sistema que potabiliza y distribuye agua en México. Habían caminado durante más de hora y media.

La mujer, ahora de 31 años inició su relación amorosa con Guzmán Loera en 2011, luego de que él enviara una Blackberry con uno de sus ayudantes.

Ella se enamoró y tiempo después aceptó ayudarle a comprar marihuana para el Cártel de Sinaloa, a fin de evitar que sus familiares fueran obligados a trabajar en ello.

“(La relación) empezó de forma romántica”, dijo, pero luego él preguntó “si sabía algo de marihuana”. Ella dijo que tenía una noción, porque nació en una zona donde había productores de esa droga y conocía a mucha gente. Él entonces la envió al Triángulo Dorado, la región entre los estados de Chihuahua, Durango y Sinaloa donde están los principales plantíos.

La “Chapodiputada” fue detenida en la frontera con San Diego, cuando intentó cruzar a los Estados Unidos el 21 de junio de 2017, pero logró un acuerdo con autoridades y actualmente está bajo el programa de testigos protegidos.

La casa de dos habitaciones en el noroeste de México, donde tenían algunos de sus encuentros amorosos, podrá ser de quien gane la lotería propuesta por el Gobierno mexicano, que forma parte de un paquete de siete casas, siete departamentos, cinco lotes, un rancho y un mirador de 20 asientos en el Estadio Azteca de la Ciudad de México.