Distribuidores de medicamentos acuerdan en Nueva York pagar $1,180 millones para resolver reclamos por adicción de opioides en todo el país

McKesson, Cardinal Health y AmerisourceBergen pactaron mientras los fiscales generales del estado se preparan para anunciar otro acuerdo histórico con esos distribuidores y la farmacéutica Johnson & Johnson

Los opioides pueden estar presentes en medicamentos recetados.
Los opioides pueden estar presentes en medicamentos recetados.
Foto: Unsplash

Los tres distribuidores de medicamentos más grandes de EE.UU. acordaron a mitad del juicio pagar hasta $1,180 millones de dólares para resolver reclamos del estado Nueva York y dos de sus condados más grandes sobre su papel en la epidemia de opioides en todo el país, anunció ayer la fiscal general estatal, Letitia James.

“Éste es el acuerdo monetario más grande que ha negociado mi oficina desde 2019”, afirmó James.  McKesson, Cardinal Health y AmerisourceBergen llegaron a un acuerdo mientras los fiscales generales del estado se preparan para anunciar tan pronto como esta semana un acuerdo histórico de $26 mil millones de dólares con esos tres distribuidores y la farmacéutica Johnson & Johnson para resolver casos numerosas demandas abiertas en todo el país, reportó New York Post.

En el caso de Nueva York, con este pacto las tres compañías serán retiradas de un proceso en curso en el condado Suffolk de Long Island, el primer juicio con jurado que se lleva a cabo en Estados Unidos por la crisis de los opioides y que, a diferencia de otros, involucra a toda la cadena de producción y suministro y no sólo a las farmacéuticas, acotó EFE.

Johnson & Johnson, que estaba entre las acusadas, ya se había librado del juicio tras acordar con la Fiscalía pagar $230 millones de dólares y abandonar el negocio de los opioides en EE.UU Mientras, el proceso continuará contra los tres acusados restantes: Endo Health Solutions, Teva Pharmaceuticals USA y Allergan Finance.

“Durante más de dos décadas, la epidemia de opioides ha causado estragos en innumerables comunidades de Nueva York y del resto de la nación, matando a cientos de miles de nuestros amigos y familiares y creando adicción en millones de personas más”, recordó ayer en un comunicado la fiscal James, al anunciar el acuerdo con las distribuidoras.

James denunció que McKesson, Cardinal Health y Amerisource Bergen distribuyeron estos opioides sin tener en cuenta la crisis nacional que estaban ayudando a crear y que, por ello, hoy se les hace “responsables”.

Según la Clínica Mayo, “Los opioides ocasionan la liberación de endorfinas, los neurotransmisores del cerebro que provocan bienestar. Las endorfinas amortiguan la percepción del dolor y aumentan los sentimientos de placer, lo que crea una sensación temporal pero poderosa de bienestar (…) El uso del opioide, incluso a corto plazo, puede generar adicción y, muy a menudo, sobredosis”.