Inflación: sigue creciendo notablemente en EE.UU.

La inflación en Estados Unidos sigue subiendo, en septiembre llegó a 5.4%. Esto como consecuencia del aumento del costo de la energía y de las interrupciones de la cadena de suministro en el mundo

Inflación en Estados Unidos registra un aumento que no se veía hace más de 10 años.
Inflación en Estados Unidos registra un aumento que no se veía hace más de 10 años.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

El índice inflacionario de Estados Unidos llegó a 5.4% en el mes de septiembre, ubicando el Indice de Precios al Consumidor (IPC) con un alza de 0.4%, según los resultados suministrados por la Oficina de Estadísticas Laborales.

Este inesperado repunte, refleja un alza en los precios. Por componente anual, la energía ha subido 24.8% en comparación con el mismo período de 2020; la gasolina 42%, el gas 20.6%, los carros usados presentaron un alza de 24.4% con respecto a septiembre de 2020.

EL aumento de la inflación este mes, superó las expectativas de los expertos en una décima. Se esperaba un 5.3%. Esta cifra marca el nivel inflacionario más alto en Estados Unidos en los últimos 13 años.

Esto impactará el proceso de normalización monetaria que aún no comienza en EE.UU. pero sí en las economías emergentes.

Hay que destacar que tras las consecuencias económicas y de cierre que dejó la pandemia del Covid-19 durante el 2020, los precios no han dejado de aumentar en la economía estadounidense que a su vez se han visto afectados por los retrasos en las cadenas de suministros que han generado escasez.

Con respecto a esta alza en las cifras inflacionarias, la Reserva Federal insiste que en que será transitorio, aunque las expectativas del banco central eran un poco más bajas de los resultados del mes de septiembre 2021.

La Fed esperaba que la inflación alcanzara un 4.2% en lugar del 3.4% que se pronosticó en junio y esperan que para el 2022 baje a 2.2%. Así lo anunció en un comunicado a mediados de septiembre.

Por ello, la Fed asegura que la pandemia aún frena la recuperación económica y en vista de que aún está en marcha, se espera que los tipos de interés se modifiquen a finales de 2022, según el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC).

Para cierre del 2021 se espera que la inflación cierre en 4.4%, lo que representa la mayor inflación promedio anual desde 1991.

Sin embargo, Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, desde mediados de año ha mantenido una expectativa positiva y señaló que aún así la inflación se incremente, los precios si podrían frenarse, y en caso que no el banco central está listo para tomar las medidas necesarias.

“Usaremos nuestras herramientas para conducir la inflación de nuevo a 2%”, asegura Jerome Powell.

Según la Fed, lo que si se va a mantener bajo son las tasas de interés referenciales, entre 0 y 0,25%, mientras que el nivel mensual de compra de activos se mantendrá en $120,000 millones de dólares mensuales.

Situación preocupante pues esta alza de precios, afecta a los trabajadores porque supera los incrementos salariales que en septiembre repuntaron en un 4.6% lo cual parecía bueno, sin embargo, no es suficiente para mantener el ritmo inflacionario.

**