Criptomoneda o CBDC: Te decimos cuál es la diferencia entre criptodivisa y el dólar digital

El presidente Biden pidió finalmente dar prioridad al desarrollo de un dólar digital. Si no entiendes la diferencia con las criptomonedas, te explicamos en qué se distingue un CBDC y una criptomoneda. Y cuál es el sentido que el banco central le dará al ahora llamado "Fedcoin"

Se viene el dólar digital, qué lo diferencia de una criptomoneda.
Se viene el dólar digital, qué lo diferencia de una criptomoneda.
Foto: Foto de Karolina Grabowska en Pexels / Pexels

Luego de una larga espera en el mundo del dinero digital, finalmente se tratará con urgencia la creación de un dólar digital en Estados Unidos. Ya que el gobierno del mandatario Joe Biden anunciara la “prioridad” que se dará, a través de una orden ejecutiva, al desarrollo de una moneda digital del banco central.

Estamos hablando del dólar digital, una moneda digital del banco central (CBDC). Algunos pensarán que es como la criptomoneda del gobierno, pero lo primero que hay que aclarar es que una moneda digital no es lo mismo que una criptodivisa. El CBDC no es más que la digitalización del dinero fiduciario.

En una moneda digital lo primero que destacamos es que su volatilidad casi nula por el hecho de estar respaldada por el banco central, ya eso la hace diferente a una cripto.

La llamada Fed coin, moneda que será financiada por la Reserva Federal, tendrá un valor apoyada en el dólar estadounidense. Esta es otra de las principales diferencias con las criptos; sobre las criptomonedas no están reguladas ni controladas por ninguna institución y su valor depende de la oferta y demanda en el mercado lo que las hace altamente volátiles.

Diferencias más importantes

Creación: El CBDC es creado por bancos centrales, estados o empresas; las criptos las puede crear cualquier persona.
Desarrollo: Para desarrollar un CBDC se necesita del Estado o del banco central; para las criptos, de una comunidad.
Estructura: La estructura del CBDC es centralizada; la de la criptomoneda es descentralizada.
Privacidad: La privacidad de un dólar digital es nula; la de una cripto es amplia.
Permisibilidad: Para adquirir CBDC requieres permiso; para las criptomonedas no.
Uso: El uso de un dólar digital podría estar limitado; el de la cripto es ilimitado.
Codificación: El código de un dólar digital es cerrado; el de las cripts es abierto y accesible.
Censura: Por su tecnología, el CBDC se puede censurar; los blockchain de las criptomonedas impiden esta censura.

Para valorar las transacciones con la criptomoneda necesitamos pasar por el proceso de “minar”, que es la resolución de esos problemas matemáticos que hacen posible la circulación de esas divisas.

Desde el 2019, la FED dijo que analizaban los costos y los beneficios de un dólar digital en Estados Unidos y se invitó al Senado a revisar las implicaciones que tendría el uso de una CBDC, para luego conocer que lo que más preocupaba era la tecnología para desarrollar la misma

Era lo que faltaba para tomar la decisión de su desarrollo e implementación. Estados Unidos se había tardado en este tema, pues como bien había anunciado el Departamento del Tesoro estaba en estudio la “mejor manera de desarrollar esa tecnología”. Y a comienzos de año fue anunciado que había un informe listo sobre el nuevo dólar digital.

El gobierno estadounidense ha promocionado la implementación del “dólar digital” para una mayor inclusión financiera. Desde comienzos de 2021, el gobierno de Biden se refirió a su intención de desarrollar una tecnología mejor de la que ya conocemos con las criptomonedas.

Para el dólar digital, se espera que sea posible efectuar grandes transacciones por segundo, se habla de más de 200,000.

Por otro lado, el banco central espera que el desarrollo del CBDC “funcione sin internet y sin electricidad”, para poderlo operar ante cualquier catástrofe.

Este proyecto definitivamente va a impactar a las criptomonedas y a las blockchain, y quizá eso es lo que busca el gobierno central acelerando este proyecto. Para la Reserva Federal el dólar digital “podría hacer mucho bien a los estadounidenses”, sobre todo por la inclusión financiera a los no bancarizados. Dijo Janet Yellen, en su momento.

El dólar digital, es un proyecto propuesto por los demócratas y definido como una “unidad de valor electrónico”, que sería financiado por la Reserva Federal de Estados Unidos.
**