Gobernador de Florida aprueba polémica ley escolar “No digas gay”; prohíben orientación sexual en niños

Las escuelas primarias de Florida no podrán enseñar asuntos relacionados con la orientación sexual o la identidad de género, después de que el gobernador Ron DeSantis, firmara la ley "Don't Say Gay"

La ley se aplicará desde el preescolar hasta el tercer grado, es decir, hasta los ocho o nueve años.
La ley se aplicará desde el preescolar hasta el tercer grado, es decir, hasta los ocho o nueve años.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

A partir del 1 de julio, las escuelas primarias de Florida no podrán enseñar asuntos relacionados con la orientación sexual o la identidad de género, después de que el gobernador del estado, Ron DeSantis, firmara una ley que, según sus detractores, podría perjudicar a la comunidad LGTBI.

Así, pese a distintas voces en contra, se promulgó la polémica ley popularmente conocida como “Don’t Say Gay” (“No digas gay”), que prohíbe hablar en las escuelas de sexualidad e identidad sexual hasta el tercer grado.

La ley oficialmente llamada “Derechos de los padres en la educación” impide básicamente que los maestros aborden la identidad de género y la orientación sexual en las clases con alumnos de preescolar, primero y segundo grados, que tienen edades de hasta 7 u 8 años.

A partir de tercer grado de educación primaria, ambas cuestiones pueden ser abordadas de una forma “apropiada para la edad”.

Según la ley promulgada hoy, los padres podrán presentar demandas judiciales contra el distrito escolar y recibir una indemnización por daños y perjuicios si incumplen esta disposición.

La oposición demócrata y activistas LGTBI poco pudieron hacer para frenar dicha ley que causó mucho revuelo en Estados Unidos tras su aprobación por el Senado de Florida, de mayoría republicana, el 8 de marzo.

En respuesta, el mismo presidente Joe Biden afirmó este lunes que la actual Administración “continuará luchando por la dignidad y la oportunidad de cada estudiante y familia, en Florida y en todo el país”.

“Todos los estudiantes merecen sentirse seguros y bienvenidos en el salón de clases. Nuestros jóvenes LGBTQI+ merecen ser afirmados y aceptados tal como son”, señaló Biden.

Entre los argumentos de DeSantis, mencionó que “es inapropiado para los niños de preescolar, de primero y segundo grados. Los padres no quieren que esto pase en nuestras escuelas”.

Durante la ceremonia de entrega de los Premios Óscar en Los Ángeles, el proyecto de ley fue objeto de broma por la actriz, escritora y comediante Wanda Sykes.

“Vamos a tener una gran noche. Y para ustedes en Florida, vamos a tener una noche gay”, bromeó Sykes, quien es abiertamente lesbiana.

Dos organizaciones civiles floridanas, Campaña de Derechos Humanos e Igualdad de Florida, anunciaron en un comunicado conjunto que harán todo lo que esté en su mano para impedir que se aplique una ley “discriminatoria y peligrosa” que, silenciando a los maestros, busca “estigmatizar y aislar aún más a los niños LGBTQ+”.

En respuesta, DeSantis dijo que, “No me importa lo que digan los medios de comunicación corporativos, no me importa lo que diga Hollywood, no me importa lo que digan las grandes corporaciones, aquí estoy. No voy a dar marcha atrás“.

Leer más:

Oficial, Patricia Guerrero asume como primera latina en Corte Suprema de California
Avioneta se desploma sobre supermercado al sur de México, mueren tres personas
Difunden llamada de emergencia tras ataque de tigre a hombre, quien sufrió mutilación en la mano