Activista de QAnon interceptan niños solos en la frontera sur para protegerlos del tráfico sexual

El grupo de simpatizantes del movimiento se instaló en la frontera entre Arizona y Sonora para poder acoger a los niños, darles de comer y entregarlos con sus familiares

La actividad de los miembros de QAnon ha sido criticada por otros funcionarios.
La actividad de los miembros de QAnon ha sido criticada por otros funcionarios.
Foto: HERIKA MARTINEZ/AFP / Getty Images

Un grupo de activistas y seguidores de QAnon se han establecido en el paso de la frontera sur con el propósito de interceptar a los niños que viajen solos para protegerlos de caer en malas manos.

Jason Frank, partidario del movimiento de conspiración denominado QAnon, junto con un grupo de personas, se encuentran vigilando la frontera sur de EE.UU. en la línea que divide Arizona con Sonora, México, para lograr captar a los niños que viajan solos para protegerlos.

El propósito fundamental de los activistas es que estos pequeños no caigan en las manos de delincuentes que hacen negocio con el tráfico de menores para obligarlos a realizar actividades ilícitas sexuales.

Están siendo objeto de tráfico sexual, ese es el comercio número uno. El dinero, ahí es donde está ahora”, dijo Jason Frank, al diario New York Times.

El activista comparte en constantes ocasiones a través de sus redes sociales las actividades que realizan, como esta vez en donde en su página de Facebook se puede leer: “En la lucha. Salvando a los niños en la frontera”.

Jason Frank y los seguidores instalaron un vehículo recreativo para poder atraer a los menores de edad sin acompañantes para que se unan a ellos. En el lugar, los niños son alimentados e hidratados, e investigarán si traen números telefónicos o direcciones de familiares o amigos en EE.UU. para que ellos sean quienes los contacten para entregarlos con las personas indicadas.

Así mismo, se asegurarán que los niños queden en buenas manos para su protección. Frank llama a la patrulla fronteriza para llevar a los menores a refugios administrados por el gobierno federal.

Jason Frank se ha enfrentado con algunas críticas con respecto a la labor que realizan con los migrantes, como es el caso de Mia Bloom, experta en radicalización extremista, le dijo al diario Times que considera que Frank está usando a los niños inmigrantes como un “accesorio para difundir su mensaje” sobre QAnon y la política de inmigración.

Stacey Sutherland, funcionaria de la red contra la trata de personas en Arizona, señaló al mismo diario, que nunca ha escuchado de niños inmigrantes que sean capturados en la frontera para tráfico sexual. Declaraciones que Jason Frank ha criticado.

Te puede interesar: