Los jubilados recibirían un aumento de 8.6% en sus cheques del Seguro Social en 2023 a causa de la inflación

Las personas que reciben beneficios de Seguro Social podrían tener una buena noticia, tal vez la única, relacionada con el alza inflacionaria. A partir del próximo año, sus beneficios podrían incrementarse hasta un 8.6%, con base en una nueva medición del costo de vida

El cheque promedio pasaría de $1,657 a $1,800 a partir de 2023.
El cheque promedio pasaría de $1,657 a $1,800 a partir de 2023.
Foto: Shutterstock

Las personas que reciben beneficios del Seguro Social podrían tener una buena noticia, tal vez la única, asociada con las alzas inflacionarias: a partir de 2023 sus cheques tendrían un ajuste de 8.6%.

Se calcula que alrededor de 70 millones de personas serían beneficiadas con este ajuste en los cheques que reciben del Seguro Social, jubilados y discapacitados, entre otros.

El ajuste del 8.6% se aplicaría al índice del costo de vida conocido como COLA, de acuerdo con una estimación de la analista en Políticas del Senior Citizen League, Mary Johnson, en entrevista con USA Today.

“Significa que pueden comprar una semana extra de alimentos. Podrán darse el lujo de calentar su hogar durante el próximo mes. La gente podrá pagar su factura de electricidad”, consideró Johnson.

Si el ajuste se concreta, el cheque promedio mensual para una persona jubilada podría incrementarse de $1,657 dólares a $1,800 dólares, de acuerdo con cálculos de la organización.

Lo anterior significa que una persona en estas condiciones recibiría alrededor de $142.50 dólares más cada mes, a partir de 2023.

Los precios de los productos y servicios se incrementaron 8.3%, en términos anuales, durante abril pasado, de acuerdo con el reporte más reciente de la Oficina de Estadísticas Laborales.

Según la Senior Citizen League este aumento es particularmente negativo para los estadounidenses mayores, pues uno de los factores que más se incrementó durante el mes pasado fueron los alimentos.

Con el índice inflacionario por arriba del aumento de 5.95% que los jubilados tuvieron para 2022, el costo de vida para este sector de la población se ha encarecido por arriba de sus posibilidades.

Frente a esto, la asociación considera que el ajuste del 8.3%, aunque es bueno, solo colocaría a las personas que reciben Seguridad Social en el mismo nivel de precios ajustados por la inflación.

Hasta ahora, el poder adquisitivo de los jubilados en Estados Unidos se ha reducido en alrededor de 40%, de acuerdo con datos de la Senior Citizen League.

Frente a esta realidad, la organización ha propuesto que el COLA para los adultos mayores sea tasado con base en sus hábitos de consumo, por ejemplo, para alimentos, y no solo con los datos de consumo generales.

La analista de la Liga considera que este COLA podría identificarse como CPI-E, con un mayor peso en productos y servicios de salud, alimentación y otros gastos.

También te puede interesar:
La inflación pone a prueba la capacidad de los bancos de alimentos a medida que los estadounidenses agotan sus recursos
Las 10 ciudades donde los estadounidenses hacen los desplazamientos más caros al trabajo, según el precio de la gasolina
Precio de la gasolina: El promedio nacional llega a $4.45 dólares y alcanza un nuevo récord