Generación Z y millennials registran tasas de morosidad en préstamos para automóviles más altas que durante la pandemia en EE.UU.

Los millennials se han atrasado en sus préstamos a una tasa del 2.14% y los miembros de la generación Z tienen una tasa de morosidad de 2.21%. Se trata de las generaciones que más han sufrido por el aumento en el costo de vida

Los jóvenes de la generación Z y millennials son los que más sufren para comprar un auto usado, para el que en promedio se deben trabajar 40.6 semanas para pagarlo.
Los jóvenes de la generación Z y millennials son los que más sufren para comprar un auto usado, para el que en promedio se deben trabajar 40.6 semanas para pagarlo.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Los jóvenes estadounidenses que pertenecen a la generación Z y millennial tienen tasas de morosidad en préstamos para automóviles mucho más altas que antes de la pandemia, lo que ha saltado las alertas como otra señal del entorno económico precario que se vive en el país.

De acuerdo con datos de la agencia de informes crediticios TransUnion, los pertenecientes a la generación Z, que incluye a los nacidos en 1995 y después, tienen una tasa de morosidad del 2.21%, en comparación con el 1.75% antes de la pandemia.

Los millennials, nacidos entre 1980 y 1994, se han atrasado en los préstamos para automóviles a una tasa del 2.14%, en comparación con el 1.66% antes de la pandemia.

Los impagos de los préstamos para automóviles son una señal en medio de la tendencia general de un aumento generalizado del costo de vida.

Si bien ninguna generación es inmune a ese fenómeno, los consumidores más jóvenes son los que más sufren, ya que tienen menos activos acumulados para actuar como amortiguadores.

Comprar un auto, cada vez menos asequible

Un auto nuevo promedio ahora cuesta $46,526 dólares, solo un poco por debajo del récord de $47,000 dólares alcanzado en enero, según Kelly Blue Book y su empresa matriz, Cox Automotive.

El Índice de Asequibilidad de Vehículos de Cox Automotive/Moody’s Analytics alcanzó su peor marca registrada en abril, mostrando que la cantidad promedio de semanas de ingresos necesarias para comprar el vehículo nuevo promedio ahora es de 40.6 semanas, casi el valor de un año de pago.

En medio de esos desafíos, el volumen total de préstamos para automóviles se ha reducido. En los últimos tres meses de 2021, según TransUnion, la cantidad de préstamos originados se redujo en un 3% a 6.5 millones con respecto al mismo período del año anterior.

Eso puede ser lo suficientemente satisfactorio para que la Reserva Federal concluya que las condiciones financieras se han endurecido como se esperaba tras aumentar las tasas de interés.

Costo de vida, la preocupación de los jóvenes

De hecho, una nueva encuesta de Gen Z y millennials realizada por el grupo consultor Deloitte encontró que el costo de vida era la principal preocupación general para ambos grupos, por delante de otros problemas como el cambio climático, el desempleo, la salud mental y la seguridad personal.

Deloitte también descubrió que casi la mitad de ambas generaciones vivían de cheque en cheque y les preocupaba no poder cubrir sus gastos, con el 30% de ambos grupos expresando inseguridad financiera general.

La firma de consultoría también encontró que un tercio de los millennials y el 43% de la generación Z han tomado trabajos secundarios, además de su empleo principal.

También te puede interesar:
Por qué los empleados de Tesla respetan a Elon Musk, aun cuando no les gusten las decisiones que toma
Pequeñas empresas temen que turistas gasten menos dinero a causa de la inflación
No todo en Costco tiene los mejores precios: 3 productos que no deberías comprar