Trucos para realizar mantenimiento a los frenos de tu vehículo de forma eficiente

Conoce como puedes mantener al día el sistema de frenado de tu vehículo, uno de los elementos más importantes para la seguridad y eficacia del auto

Los frenos del vehículo deben estar siempre en buen estado, por ello, conoce cómo puedes hacer un mantenimiento adecuado
Los frenos del vehículo deben estar siempre en buen estado, por ello, conoce cómo puedes hacer un mantenimiento adecuado
Foto: Shutterstock

Uno de los apartados del vehículo más importantes, sin duda alguna, son los frenos. Un elemento vital para la seguridad vial de quién conduce y del resto de autos presentes en la carretera. Tener al día el sistema de frenado resulta fundamental para poder sentirse seguro en el coche.

Al tratarse de un sistema crítico para la seguridad en las carreteras, ante todo recomendamos acudir a los expertos en caso de presentar problemas con los frenos. Sin embargo, el mantenimiento preventivo lo puedes realizar tú sin ningún problema.

Tener el sistema de frenado al día contribuye de manera significativa al alargamiento de su vida útil, y por consiguiente, reduce los riesgos de sufrir un accidente a consecuencia del descuido. Por ello, te mostramos cómo puedes cuidar de ellos tú mismo, garantizando tu seguridad y la de los demás.

Mantener al dia las pastillas, discos y el líquido de los frenos garantizará un correcto funcionamiento de todo el sistema. Crédito: Shutterstock

Mantenimiento de los frenos

En promedio, las pastillas de freno deberían reemplazarse cada 30,000 kilómetros de recorrido, aunque esta cifra podría variar de forma individual, según el uso constante del coche. Sin embargo, es una buena distancia promedio para prestar atención a este apartado específico.

También, debes tomar en consideración que las pastillas delanteras tienden a gastarse más rápido que las traseras, entonces, estos 30,000 km entran en variación para ambos ejes, dado que el sistema de frenado no aplica igual en todas las ruedas.

Estar al pendiente de las pastillas de freno d forma individual en cada neumático es la medida de mantenimiento más eficiente, donde en el peor de los casos un chillido característico al frenar te indicará que es tiempo de sustituirlas.

Por otro lado están los discos de freno. La diferencia con las pastillas es que tienen una vida más larga, siendo más costosas también. Algunos expertos recomiendan realizar un cambio completo (pastillas y discos) para iniciar desde cero un ciclo nuevo en el sistema de frenado.

Otro elemento importante es el líquido de frenos, el cual se debería cambiar, en promedio, cada 40,000 kilómetros. Lo más recomendable es hacerlo en el taller, pero también lo puedes realizar tú.

Con una jeringa extrae el líquido restante del bote de liquido de freno. Es importante que lo hagas de esta manera, dado que si entra aire en el sistema comprometerás su eficacia. Una vez hecho esto añade el líquido de la misma forma, y por supuesto, purga los restos del líquido antiguo, rueda por rueda antes de encender el coche.

También te puede interesar

Aprende qué tipo de aceite debes usar para tu vehículo
Lo que debes hacer si el parabrisas de tu auto no funciona
¿Conoces la diferencia entre la batería de gel y la de ácido-plomo para autos?