La inflación llega al 8.2% en septiembre, alimentada por los altos precios de la vivienda

Fue el turno del mercado inmobiliario de alimentar la inflación durante septiembre para mantenerla en niveles históricos que desafían las acciones de la Reserva Federal para controlarla a través del alza de sus tasas de interés

Aunque el indicador sigue en niveles récord, es el tercer mes consecutivo con un ligero retroceso, luego de que la inflación se ubicó en 8.3% durante agosto pasado y en 8.5% en julio.
Aunque el indicador sigue en niveles récord, es el tercer mes consecutivo con un ligero retroceso, luego de que la inflación se ubicó en 8.3% durante agosto pasado y en 8.5% en julio.
Foto: STEFANI REYNOLDS / Getty Images

La inflación interanual se ubicó en el 8.2% durante septiembre pasado, una caída marginal luego de que alcanzó el 8.3% en agosto y del 8.5% en julio, según el reporte del Índice de Precios al Consumidor (CPI), publicado este jueves por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

En junio fue la gasolina, en julio los alimentos, para agosto la vivienda y en septiembre, el turno es nuevamente para el mercado inmobiliario que alimentó con mayor fuerza la inflación durante el mes pasado.

No obstante, el dato de septiembre confirma el tercer retroceso al hilo, luego de que escalara con furia en el primer semestre del año hasta alcanzar su mayor pico en junio pasado, cuando llegó hasta el 9.1% acelerada por los altos costos de la gasolina en todo el país.

Al respecto, el reporte del BLS también muestra que los precios de la gasolina siguieron en la tendencia a la baja que los arrastra desde agosto pasado, cuando la caída internacional de los precios del petróleo permitió un respiro de casi 100 días con precios a la baja en la bomba.

No obstante, en las últimas semanas, el precio promedio del galón a nivel nacional emprendió una nueva escalada que lo tiene muy cerca de regresar a los $4 dólares en promedio por galón, tras haber permanecido dentro del rango de los $3 dólares.

En línea con lo que los analistas esperaban, los precios al consumidor en su comparativo mensual registró un alza al pasar del 0.1% en agosto al 0.4% en septiembre, de acuerdo con el reporte del BLS.

Cuáles fueron los movimientos por sectores

El índice de todos los artículos sin tomar en cuenta el costo de los alimentos y de la energía se incrementó un 8.2% en el último año, en comparación con septiembre de 2021.

En tanto, el índice energético se movió hacia el 19.8% en el comparativo con el mismo mes de 2021; sin embargo, se confirmó que este sector está cayendo desde el 23.8% de agosto pasado.

En septiembre, la inflación del 8.2% estuvo alimentada por precios altos en la vivienda, alimentos y atención médica que no dar respiro a los presupuestos de las familias estadounidenses.

De acuerdo con el índice de todos los artículos menos alimentos y energía, el índice de vivienda aumentó 0.7% en septiembre pasado, un dato que se mantuvo e línea con el de agosto, mientras que el índice de alquileres se incrementó un 0.8% en septiembre.

En tanto, el componente energético del CPI subió un 6.6% durante septiembre, según el reporte del BLS.

Por su parte, los precios de la gasolina en la bomba tuvieron una caída de 4.9% durante septiembre pasado.

En cuanto a los alimentos, los precios siguieron golpeando los presupuestos familiares con un alza de 11.2% en septiembre pasado en su comparativo anual.

Otros productos que también tuvieron alzas durante el mes pasado fueron: los seguros vehiculares, los autos nuevos, los muebles para el hogar, cirugías o educación.

Los datos inflacionarios de septiembre parecen que siguen alimentando el plan de la Fed de aplastar la inflación a casi cualquier costo, incluso si eso implica dolor para las familias y las empresas o un riesgo de llevar a la economía a una recesión.

Los tomadores de política se reunirán de nuevo en noviembre próximo para tomar una nueva decisión sobre las tasas de interés y, probablemente, anunciar una nueva subida de 0.75% a su tasa de referencia.

Un dato esperado para los jubilados

El reporte de esta mañana era particularmente esperado por los jubilados que reciben cheques del Seguro Social, pues de estos datos dependerá el ajuste al costo de vida (COLA) que tendrán a partir de enero de 2023.

Minutos después de su publicación, la Administración del Seguro Social confirmó un aumento del 8.7% a los cheques de los jubilados, lo que se traduce en poco más de $140 dólares al mes, el mayor alza de las últimas cuatro décadas.

Según la asociación The Senior Citizens League, el ajuste COLA sería el más alto desde 1981, otro récord de 40 años, con el que se sumarían $145 dólares a los cheques mensuales.

El dato que la Administración del Seguro Social tomará para hacer el ajuste no es el interanual del 8.2%, sino el de la inflación para trabajadores urbanos y asalariados administrativos, que en septiembre fue del 8.5%.

El ajuste al COLA se dará a conocer este jueves en el transcurso del día.

También te puede interesar:
“Lo peor está por venir para la economía global”, dice economista jefe del FMI
La inflación se mantendrá alta en los próximos 5 años, estiman consumidores en encuesta de la Fed Nueva York
El desempleo se llevará 175,000 trabajos al mes en EE.UU. a partir de 2023, según Bank of America