3 suplementos que alivian y ayudan al síndrome de intestino irritable

Estos suplementos ayudará a que puedas sentirte mejor.

3 suplementos que alivian y ayudan al síndrome de intestino irritable
Foto: Shutterstock

El síndrome del intestino irritable es cuando se presenta inflamación, diarrea o estreñimiento, dolor abdominal y mucha hinchazón. Esto puede ser ocasionado desde el estrés, intolerancia a ciertos alimentos o puede ser por una mala alimentación. Hay suplementos que pueden ayudarte a controlar esta inflamación, mejorar la digestión y ayudar a estimular los intestinos para evitar estos problemas. 

1. Probióticos: estabiliza la digestión y aliviar el dolor  

Cuando tienes el síndrome del intestino irritable sin duda debes de consumir probióticos. Lo que hacen probióticos es llenar el tracto intestinal con bacterias buenas. Esto estabiliza la digestión, para que los síntomas del intestino irritable disminuyan, puedas evacuar correctamente, evita los dolores estomacales y ayuda a que digieran los alimentos mucho mejor, evitando la inflamación excesiva.

Los probióticos no se deben de tomar meses y meses seguidos, sino debes de hacerlo por un periodo de 4 a 7 semanas. Lo recomendable es consumirlo antes de comer, esto puede ser por la mañana o el día. 

2. Colágeno: protege los intestinos y ayuda a desinflamar 

El colágeno no solo se encarga de cuidar y proteger las articulaciones, huesos y hacer que la piel permanezca sin tantas arrugas. El colágeno tiene beneficios para el síndrome de intestino irritable, lo que hace es que ayuda a desinflamar, mejora la digestión y ayuda proteger los intestinos, creando una capa protectora. Con un consumo constante, podrás notar que ya no tendrás hinchazón ni inflamación. 

El colágeno se puede consumir en ayunas con agua tibia. Y, se puede consumir de manera regular unos 4 meses, para después descansar unos 2 meses. Mantenlo lejos de la humedad y de la exposición al sol. 

3. Vitamina D: controla la inflamación haciendo que los intestinos trabajen mejor 

La vitamina D puede ayudar a controlar inflamación, alivia el dolor de los intestinos y ayuda a que funcionen de manera correcta. Asimismo puede ayuda a proteger tu sistema inmune para que sea más resistente y evita que vuelvas a tener síndrome de intestino irritable. El que tengas problemas de intestino irritable, puede ser porque tienes una deficiencia en vitamina D. La vitamina D la da el sol, pero no todos la obtienen todos los días y la dosis adecuada. 

La vitamina D ayuda a mejorar la absorción de calcio, previene problemas de huesos y puede prevenir enfermedades de la próstata. Opta por consumirla en la mañana, si tu estómago es muy sensible, consume siempre con alimentos.

También te puede interesar: 4 diuréticos naturales que evitan la retención de líquidos y ayudan a bajar de peso