5 aceites esenciales para apoyar tu proceso de perimenopausia o menopausia

Para cuando tienes desbalances o problemas hormonales...

Tal vez te dijeron que estás en la perimenopausia, pero la verdad no entiendes bien si es que mañana estarás en la menopausia o que rayos es lo que pasa. Tranquila, respira, que para cada mujer es distinto.

El término perimenopausia se refiere a los cambios hormonales que ocurren entre dos a doce años antes de la menopausia. La parte final de la perimenopausia es lo que se llama la transición a la menopausia. La menopausia es cuando ya no tienes menstruación. Es la fase que llega un año después de haber sangrado por última vez.

¿A que tipo de cambios hormonales te enfrentas en este proceso? Bueno, principalmente al aumento de los niveles de estrógeno y la disminución de los niveles de progesterona. Esos cambios hormonales durante la perimenopausia pueden traer consigo algunos síntomas como calores, insomnio, sangrado abundante durante tu periodo.

Los aceites esenciales pueden ser un apoyo maravilloso para sentir que no estás perdiendo la cabeza con tanto cambio hormonal. Verás, los aceites no se convierten en hormonas, no producen hormonas y tampoco sirven de remplazo hormonal. La realidad es que, aunque a veces quisiéramos que existiera una píldora mágica, la naturaleza no trabaja de esa forma y nuestro cuerpo tampoco.

Sin embargo, los aceites esenciales si pueden apoyar tu cuerpo en su proceso. Así que sí, puedes apoyarte en el uso de aceites esenciales cuando tienes desbalances o problemas hormonales y ayudarte a sentirte mejor. Hay una variedad extensa de aceites en el mercado, pero ¿cuáles son lo que te ayudarían más?

A continuación te ofrezco cinco alternativas que pueden ayudarte a manejar los síntomas de perimenopausia mejor:

  1. ClarySage o salvia sclarea –Ayuda a calmar dolores menstruales pues relaja los músculos. Ayuda a bajar los niveles de cortisol naturalmente y relaja la mente y la lleva a un balance. Debe evitarse durante el embarazo pues puede provocar contracciones uterinas, aún así es seguro usarlo durante el parto.

  1. Geranio – Su aroma ayuda a calmarte y a sentirte enraizada. Alivia el estrés y calma los nervios, así mismo rejuvenece y revitaliza la piel y el cabello.

 

  1. Lavanda– calma la mente y el cuerpo y ayuda a que alcances un sueño profundo y restaurador. Alivia la sensación de ansiedad, estrés y tensión mientras que ayuda a que esas emociones entren en balance.

  1. Menta piperita – energizante – úsalo con cuidado si estás en tratamiento para controlar alta presión o para problemas digestivos. Cuidado al usarlo si estás amamantando pues reduce la cantidad de leche y debes esperar para usarlo al menos 3 horas luego de tomar suplementos de hierro.

  1. Romero – Renueva, enraiza y crea balance – Evita si estás embarazada o amamantando Utiliza con cuidado si estás en tratamiento para epilepsia, alta presión, o un desorden de sangrado.

Es importante que los aceites que utilices sean de grado terapéutico y de buena calidad para que puedas sentir sus efectos realmente. Puedes difuminarlos en un difusor, o usarlos tópicos. Si los usas de manera tópica, siempre aplica el aceite con un aceite base como aceite de coco para evitar reacciones en la piel.

Por: Mayra Ortiz-Nieves

Coach de Salud de la Mujer

Maestra Certificada de Kundalini Yoga

Terapeuta de Masaje Licenciada

www.tulsiandrose.com

info@tulsiandrose.com

IG @tulsiandrose

FB @tulsiandrose