Ataque de pánico: ¿Qué es y cómo evitarlo?


Según la Clínica Mayo, un ataque de pánico es un episodio repentino de miedo intenso que provoca reacciones físicas graves cuando no existe ningún peligro real o causa aparente. Los ataques de pánico pueden provocar mucho miedo. Cuando se presenta un ataque de pánico, puedes sentir que estás perdiendo el control, que estás teniendo un ataque cardíaco o, incluso, que vas a morir.

Durante estos ataques de pánico, o crisis de ansiedad como otros le llaman, pueden presentarse síntomas físicos, tales como:

Algunas personas opinan que el ataque de pánico puede parecer algo simple o exagerado, pero para quienes lo sufren saben que es un estado muy peligroso del cuál hay que cuidarse.

Si tienes un familiar o amistad que sufre de estos ataques, no lo critiques o juzgues, simplemente entiende que es real e intenso para quien lo sufre. Brinda toda tu comprensión y amor hacia esa persona, porque es lo que más necesita de ti. A continuación te recomiendo algunos productos para ayudarte a tí mismo si estás sufriendo de estos ataques, o a tu amigo/a, pareja, familiar con ataque de pánico.

Recuerda que hay formas de prevenirlo o de minimizar la intensidad, y esto es lo que necesitas:

1. Utiliza aceites esenciales:

Cuando estás a punto de sufrir un ataque de pánico o cuando ya estás en uno, es muy importante controlar la respiración. Dentro de este ejercicio es necesario inhalar aromas que calmen la ansiedad y te ayuden a llevar oxígeno a tu cuerpo. Los olores de cítricos, el olor a menta, y eucalipto ayudan mucho a este propósito.

Este difusor y aceites esenciales vienen en conjunto. Los aceites vienen como líquidos altamente concentrados derivados de las flores, la madera, la hoja, la nuez, la corteza, la raíz, la semilla, la cáscara o la corteza de una planta. La mayoría de los aceites esenciales contienen una variedad de antioxidantes, minerales, vitaminas, ácidos grasos y otros componentes revitalizantes y curativos.

Beneficios de estos aceites esenciales:

Este aroma difusor trae los siguientes beneficios:

2. Haz actividad física regularmente:

Hacer ejercicio regularmente puede contribuir a protegerte de la ansiedad. Puedes caminar a diario, usar una bicicleta, utilizar una bolsa de boxeo. Existe muchas opciones para hacer en tu casa o hasta en el trabajo, para liberar el estrés, calmar la ansiedad, y por ende evitar un posible ataque de pánico.

Esta Stress Buster alivia tensiones y es bueno para el ejercicio. Ayuda también a desarrollar la concentración y el enfoque. Este es un equipo que al mantenerte haciendo ejercicio también permite que te diviertas, lo que es excelente combinación para evitar cualquier tipo de ansiedad y estrés.

Los ataques de pánico pueden ocurrir de repente y sin advertencia. Las causas exactas de los ataques de pánico se desconocen, pero estos factores pueden intervenir:

Para más productos, libros, suplementos, equipo para manejar y controlar la ansiedad y los ataques de pánico puedes revisar esta lista.

Te puede interesar: 4 suplementos que te ayudarán a tratar la depresión y los cambios de ánimo

Los productos han sido elegidos por nuestros editores sin intervención de anunciantes o fabricantes para dar la mejor información de compra para nuestros lectores. La Opinión participa de programas de afiliados y en algún caso podría recibir una comisión por venta de productos.