¿Qué es el aceite de árbol de té y para qué sirve?

Un aceite que es capaz de prevenir hongos, afecciones, infecciones e irritaciones en las uñas, piel, rostro y cabello.

Un aceite antifúngico que cuida el cuerpo de pies a cabeza de diversos problemas.
Un aceite antifúngico que cuida el cuerpo de pies a cabeza de diversos problemas.
Foto: Shutterstock

El tea tree oil o aceite de árbol de té, es un aceite que proviene de un árbol conocido como melaleuca alternifolia. Algunas de sus propiedades es que es antiviral, antimicrobiano, y antifúngico. 

El aceite de árbol té tiene diferentes usos y beneficios, pues es un ingrediente que se usa de pies a cabeza. Pues ayuda a tratar hongos, infecciones en la piel, problemas de caspa y dermatitis, evita que se inflame la piel al momento de rasurar o depilar, es capaz de tratar los piojos, problemas de hongos y hasta ayuda a tratar las verrugas. 

El aplicar aceite de árbol de té directamente sobre la piel es totalmente seguro, de acuerdo a Mayo Clinic, además que será capaz de aliviar diversos tipos de infecciones. Jamás se debe de consumir ni de beber, pues puede ser altamente tóxico.

Te puede interesar: Estos son los 3 ingredientes que necesitas para quemar y quitar las verrugas

Beneficios del aceite de árbol de té

1. Trata los hongos en las uñas 

El aceite de árbol de té para hongos, ayuda a disminuirlos y eliminar de raíz, además que evita que se propague a otras uñas. El aceite de árbol de té tiene propiedades antifúngicas, pero que no afectarán ni debilitaran las uñas de los pies ni de las manos. También ayuda a eliminar las uñas amarillas o que tienen una tonalidad marrón.

​​Este es un antifúngico que contiene aceite de árbol de té, menta, limón, lavanda, durazno, romero y aceite de castor para que reparen la uñas. Así logra evita algún tipo de infección y ayuda a frenar la propagación de los hongos. Tiene un aplicador de brocha que será muy fácil de aplicar tanto en pies y manos. La marca recomienda que se aplique al menos hasta por 8 semanas, para ver resultados satisfactorios.

2. Frena el acné y trata la eczema 

Si hay granos en la espalda, trasero, pecho o en otra parte del cuerpo, el aceite de árbol de té para la piel ayudará a secar los granos y aliviar la inflamación. Evita que estos granos se infecten y causen manchas o heridas en la piel. Si se sufre de una piel grasa, el aceite de árbol de té ayudará a controlar la producción de sebo. Asimismo ayudará a minimizar los síntomas de la eczema como la comezón, hinchazón y la irritación. 

Este es un jabón de ducha que contiene aceite de árbol de té, menta y diversos aceites emolientes que ayudan a hidratar y cuidar la humedad en la piel. Tiene una formación libre de parabenos y sulfatos. Será una manera segura de usar aceite de árbol de té directamente sobre la piel, pero se recomienda no usar todos los días para prevenir que se reseque la piel. 

 3. Elimina el pie de atleta y hongos en los pies 

Prácticamente uno de los beneficios del aceite de árbol de té es que es un antifúngico. Por lo que sí hay problemas de pie de atleta, incluidos las ampollas, grietas, enrojecimiento y descamación ayudará a minimizarlos. Aunque el pie de atleta es el hongo más popular, el árbol de té puede tratar otros diferentes hongos, pues elimina alguna bacteria o infecciones.

Este es un bálsamo contiene aceite de árbol de té para atacar los hongos, pero también añade eucalipto, hierba de limón y árnica que ayudarán a matar los hongos, pero también suavizar e hidratar la zona. Es un bálsamo que será ideal para hidratar los pies y mantener las uñas saludables. Es libre de parabenos y sulfatos.

4. Controla el mal olor y previene inflamaciones 

El usar aplicar de árbol de té directamente sobre la piel, ayudará a controlar el mal olor y prevenir que se desarrollen algún tipo de afección por el exceso de humedad. El aceite de árbol de té, será capaz de eliminar bacterias y que sin importar el exceso de sudor, este no ocasione ningún tipo de infección. Y, si hay granos, acné o espinillas en el cuerpo ayudar a desinflamar la zona. 

Usar una crema hidratante, será una manera de controlar el mal olor y mantenerla protegida de infecciones. Esta crema contiene aceite de árbol de té, menta, aceite de coco y semilla de girasol para hidratar y mantener la piel libre de resequedad. Para que el producto tenga una mejor absorción se recomienda aplicar en piel húmeda, así aunque el cuerpo transpire no tendrá un mal olor.