Comienza el año nuevo bajando de peso con estos ejercicios para saltar la cuerda

Al saltar la cuerda puedes tonificar todo el cuerpo, y bajar de peso, pues quemas hasta 300 calorías en 30 minutos. Un ejercicio perfecto para quemar esos kilos de más que subiste durante diciembre

Al saltar la cuerda quemas una gran cantidad de calorías por minuto
Al saltar la cuerda quemas una gran cantidad de calorías por minuto
Foto: Shutterstock

Saltar la cuerda es uno de los mejores ejercicios cardiovasculares después de correr, y quema más caloría de lo que te imaginas. Este ejercicio refuerza la parte superior e inferior del cuerpo, pero su principal ventaja es que fortalece los huesos y reduce las posibilidades de tener osteoporosis. Tanto correr como saltar la cuerda son ejercicios que requieren de muy poco equipamiento, y cuyos instrumentos necesarios puedes encontrar fácilmente en Amazon.

Al saltar la cuerda puedes tonificar todo el cuerpo, y bajar de peso, pues quemas hasta 300 calorías en 30 minutos. También mejora la coordinación, activar la circulación y, lo mejor, relaja de las tensiones. Fortaleces tus pulmones y expandes tus vías respiratorias, además, ayuda con el funcionamiento de tu sistema cardiovascular.

Con la rutina correcta para saltar la cuerda, podrás fortalecer los músculos en las pantorrillas y piernas, así como de los brazos, antebrazos y hombros, y endurecerás los glúteos y las caderas. Por ello, te presentaremos a continuación algunos ejercicios para saltar la cuerda y todos los productos que necesitas para llevarlos a cabo.

1. Un pie tras otro pie

Para comenzar, el clásico salto que se trata de pasar la cuerda por enfrente, apoyando la punta de un pie y luego del otro, a una velocidad media para calentar. Este movimiento se puede realizar durante dos minutos con movimientos suaves y firmes.

Para realizar este ejercicio se requiere, por supuesto, de una cuerda para saltar, como la de la marca Fitness Factor que puedes conseguir en Amazon. Está diseñada con mangos de diseño ligero y espuma cómoda reducen la tensión de tus manos, lo que te permite quemar calorías y entrenar saltando sin molestias innecesarias. Es apta para personas de cualquier edad, ya que se puede ajustar con facilidad.

2. Brincos con los pies juntos

El salto de cuerda con los pies juntos es otro de los movimientos clásicos que se practican incluso desde niños. Lo importante es que caigas sobre las puntas y tengas control sobre el giro de la muñeca.

Si buscas llevar un mejor conteo de tus objetivos, puedes optar por comprar una cuerda para saltar inteligente que se puede conectar con una aplicación a tu teléfono celular y llevar un registro del tiempo de salto, número total de salto, calorías quemadas y enredos. La de la marca Renpho está equipada con 3 sensores Hall sensibles y precisos que pueden contar todos los datos de salto correctamente y garantizar la precisión de los datos.

3. Saltos en una pierna

Para este movimiento necesitas un poco más de concentración y equilibrio, ya que vas a saltar la cuerda apoyando una sola pierna durante todo el ejercicio y flexionando la otra hacia atrás. La clave es saltar 30 veces con cada pierna, durante dos series, sin perder la coordinación y el balance.

Para hacer ejercicio es vital también contar con los zapatos deportivos necesarios, como los Adidas Women’s Cloudfoam Pure Running Shoe, que tienen una suave amortiguación de la entresuela, o los Charged Assert 9 para mayor estabilidad y que se bloquea en la zona media del pie.

También te puede interesar: Suplementos con azafrán para controlar el apetito