¿Cómo subir las defensas del cuerpo de manera natural?

Estas son diversas maneras naturales que ayudarán a proteger el sistema inmune y por ende tener unas defensas altas que prevengan infecciones y enfermedades en hombres y mujeres.

Sube las defensas de manera para prevenir enfermedades  respiratorias y digestivas.
Sube las defensas de manera para prevenir enfermedades respiratorias y digestivas.
Foto: Shutterstock

El sistema inmune no solo se refiere a la salud de las vías respiratorias, sino es más complejo. El sistema inmune hace que los órganos funcionen como debe, protege al cuerpo de los virus y bacterias, además también tiene funciones importantes en la piel, células, sangre, tejidos y hasta en la médula ósea, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud. 

Pero, hay miles de factores externos, que afectan que las defensas bajen y que el cuerpo no ofrezcan suficiente protección al sistema inmune. Factores como la edad o si hay alguna comorbilidad, pueden afectar. Pero, ¿cómo subir las defensas del cuerpo naturalmente? 

1. Tener un sueño reparador, profundo y dormir lo suficiente 

El dormir es de suma importancia para poder tener defensas altas, pues el cuerpo descansa y se regenera en esas horas de sueño. Si no se duerme lo suficiente, hace que el sistema inmunológico no trabaje de manera adecuada, no tiene reservas cuando hay una enfermedad y por eso toma más tiempo el recuperarse por completo. Además, aumenta los niveles de cortisol, que es la hormona del estrés que a largo plazo provoca alta presión arterial, depresión, aumento de peso o niveles altos de azúcar. 

Si hay problemas para dormir, una manera de subir las defensas del cuerpo natural, es consumir melatonina. Estos son unos parches que se colocan en cualquier parte del cuerpo, donde no vaya vello. Tiene ingredientes como melatonina, valeriana, pasiflora y lúpulo. Son libres de látex, fragancia y son hipoalergénicos. Se deben colocar de una a dos horas, antes de irse a la cama. 

2. Consumir alimentos ricos en probióticos 

Los probióticos tienen una gran relación con la protección de los radicales libres. El que haya un equilibrio  en la flora intestinal, ayuda a que el cuerpo se enferme menos, por lo que no se necesitaran reservas y el cuerpo no se  debilite. Además, se ha demostrado que los anticuerpos que combaten las enfermedades están en los intestinos y otros órganos del intestino, de acuerdo a un estudio publicado en Informed Health.

Algunos alimentos en donde es posible encontrar probióticos son el yogurt, leche, kefir, kombucha, vinagres y en ciertos panes madre. 

Es posible añadir probióticos para incrementar las defensas de manera natural. Los probióticos acidophilus y bifidobacterium son de los mejores para proteger el organismo. Este es un suplemento que contiene estos probióticos y más. Están hechos para adultos y servirá para un mes de tratamiento. 

3. Controlar el estrés 

Hay diversos estudios en cómo el estrés afecta no solo la salud mental, sino la respuesta del sistema inmune ante ciertas enfermedades. Al tener mucho estrés, el cuerpo produce altos niveles de cortisol. Provocando desequilibrios en la función celular, depresión, falta de sueño, problemas del azúcar y de la presión arterial. Incluso se ha estudiado que el tener altos niveles de estrés en combinación con el tabaco, exceso de alcohol y una vida sedentaria provoca accidentes cardiovasculares y ataques al corazón de acuerdo a un estudio publicado en septiembre de 2021. 

El reducir el estrés puede ser diferente para todas las personas, desde hacer yoga, meditación, tomar una taza de té o un baño caliente. Esta es una crema corporal que tiene específicamente aceites esenciales para lograr relajar los músculos y que ese olor ayudará a calibrar la mente. Se recomienda aplicar después de la ducha, pues la crema hidratante tendrá una mayor hidratación y una mejor absorción. 

4. Consumir suficientes alimentos con vitamina C 

La vitamina C, no solo es una vitamina que ayuda a prevenir la gripe. Sino es una vitamina que el cuerpo no produce por sí solo, pero esta vitamina protege al sistema inmune de cualquier tipo de infección. Por lo que es indeseable consumirla. Algunas frutas que las tienen son los kiwis, limones, toronja guava, kale, espinaca, berro, lechuga y otras verduras verdes.  La dosis recomendada diariamente de la vitamina C es de al menos unos 80 mg. 

Una manera de mantener la dosis necesaria de vitamina C, es añadirlo cómo suplemento. Es posible consumirlo de manera sola o incluso con otro grupo de vitaminas. Esta es una alternativa sola de vitamina C y que tiene 300 cápsulas, por las que será suficiente para hasta para más de un año de tratamiento.

Te puede interesar: Solución salina para descongestionar la nariz por sinusitis, gripe o alergia