Las 5 mejores mascarillas capilares para nutrir y regenerar tu cabello

El último paso para un cabello reluciente y sano.
Las 5 mejores mascarillas capilares para nutrir y regenerar tu cabello
Foto: shutterstock

A veces sucede que aunque nos esforcemos por tener el mejor atuendo, los mejores zapatos, los mejores accesorios e incluso el mejor maquillaje, si tienes un cabello en mal estado, todo tu aspecto luce mal. Un hermoso cabello puede hacer una gran diferencia en nuestro aspecto pues además de mejorar las facciones de nuestro rostro puede incluso hacernos ver mucho más jóvenes; por esa razón vale la pena esmerarnos en su cuidado.

Son pocas las mujeres que poseen un cabello sano y hermoso, ya que factores como la edad, el estrés, los cambios hormonales, las planchas, los secadores, los tintes y los tratamientos alisadores debilitan nuestro cabello y lo dejan quebradizo, opaco, reseco y con frizz. La presión por vernos bien de pies a cabeza hace que tendamos a abusar de los productos de belleza como es el caso de las planchas y los tintes que dejan consecuencias muy graves en el cuero cabelludo a largo plazo.

El cabello al igual que la piel necesita estar bien hidratado y nutrido para tener un buen aspecto, pero ¿cómo podemos lograrlo? Contando con una buena alimentación, con productos especializados y con un trato muy cuidadoso con él a la hora de cepillarlo, plancharlo y lavarlo. Tristemente la mayoría de las mujeres suele fallar realizando cualquiera de las prácticas mencionadas.

Lavarse correctamente el pelo ayuda a mejorar su aspecto ya que los productos capilares pueden penetran mejor las fibras del cuero cabelludo para lograr así el efecto deseado. Para ello, tenemos que identificar si nuestro cabello es reseco, grasoso o mixto, así podremos elegir el champú y el acondicionador más adecuado, convirtiéndose en el primer paso para lograr el cabello deseado.

El procedimiento que debemos seguir para lavarnos adecuadamente el cabello es aplicar el agua a una temperatura natural, ya que el agua tibia es mejor usarla cuando nuestra melena tarda mucho en secarse debido a que los poros cerrados absorben el agua muy lentamente y el calor ayuda a abrirlos. Una vez  tratado el cabello, debemos mojarlo un poco con agua fría ya que con esto no solo cerramos los poros, sino que también le aportamos brillo.

Una vez que tengamos el champú y el acondicionador apropiados para nuestro tipo de cabello, es momento de hacer uso de un tratamiento capilar especializado como son las mascarillas. Estas actúan con mayor profundidad que el resto de los tratamientos capilares como las ampollas y cremas para peinar. Es importante no usarlas como si de un acondicionador se tratase ya que sus efectos son mucho más potentes.

Existen muchos tipos de mascarillas y podemos clasificarlas en dos cómodas categorías que serían las caseras e industriales, y por el otro lado se pueden dividir tomando en cuenta el tipo de problema que solventan. Dependiendo de si nuestro es cabello seco, grasoso o mixto, se procederá a decidir cuándo, cómo y con qué frecuencia usarlas. Por su parte, los beneficios que nos ofrecen básicamente son tres e implican la reparación, hidratación y nutrición del cabello.

Si tenemos el cabello muy seco o maltratado, lo recomendable es aplicar la mascarilla 2 o 3 veces a la semana para conseguir los efectos deseados y una vez que notemos que nuestra melena comienza a recuperarse, bajamos la frecuencia y la aplicaremos 1 vez a la semana. El resto de los días usaremos el acondicionador para suavizar el cabello y prepararlo para el cepillado.

Siguiendo todos y cada uno de estos consejos podemos lograr sacarle el máximo provecho a la mascarilla que resulte más adecuada para nuestro tipo de pelo. Ahora, si tienes dudas para elegir entre una mascarilla casera o una industrial, debes saber que la mayoría de las mascarillas que nos ofrece la industria cosmética están hechas a partir de ingredientes naturales, por lo que con esto nos ahorramos el tiempo de preparación que requiere una mascarilla casera.

1. Mascarilla hidratante con 3 extractos naturales

La mascarilla capilar contiene 3 extractos naturales para reparan nuestro cabello desde adentro hacia afuera. El extracto de oliva actúa sobre la capa más profunda, la espuma trabaja sobre la capa media y el extracto de almendra dulce en la capa externa. Luego de su aplicación, tu cabello se sentirá suave y lucirá brillante.

Hidrata profundamente el cabello seco y maltratado por la plancha, el tinte y los químicos. Una aplicación a la semana te será suficiente para restaurar y rehabilitar tu cabello.

2. Fórmula a base de aceite de argán

Un producto elaborado a base de aceite de argán que deja el cabello suave, sedoso, y más fácil de manejar gracias a que sus vitaminas y nutrientes actúan sobre la hebra capilar, reparando los daños ocasionados por tratamientos con calor o tintes.

Restaura y refuerza tu melena devolviéndole su salud y belleza natural. Cada vez que la apliques notarás que tu cabello será más fácil de desenredar antes, durante y después del lavado.

3. Mezcla nutritiva con proteínas de seda

Una fórmula que contiene una mezcla nutritiva de aceite de argán de Marruecos y proteínas de seda. El aceite de argán es un nutriente rico en vitaminas, minerales y ácidos grasos; mientras que las proteínas de seda contienen keratina y colágeno, componentes presentes en el cabello que se pierden cuando se daña.

Hidrata y refuerza las hebras de la cabellera para evitan que vuelva a sufrir daños como consecuencia del abuso del secador, la plancha, los tintes y cualquier tratamiento con químicos fuertes para alisar o rizar el cabello.

4. Solución restauradora con aceite de macadamia 

Hecha a base de componentes naturales como el aceite de macadamia, aceite de argán, aceite de árbol de té, aceite de manzanilla, aloe vera y extracto de algas que restauran el cabello maltratado por el calor o tratamientos con químicos.

Su aplicación le aporta a tu pelo una nutrición profunda y un acondicionamiento de larga duración. Este producto permite que tu cabello se siga manteniendo hermoso incluso después de haber usado la planchas, secadores y tintes.

5. Extracto de proteína de keratina y otros nutrientes

Esta mascarilla con proteína de keratina, aceite de argán de marruecos, vitamina E y complejo de hierbas proporciona un acondicionado profundo al cabello seco y dañado. Puede ser usada en cabellos de hebra fina, sin importar que sea rizado o lacio.

La mascarilla no solo suaviza, repara y refuerza las cutículas del cabello y el cuero cabelludo; también engrosa el cabello fino aportándole volumen y reduciendo las puntas abiertas. Es un tratamiento que dejará tu cabello manejable, flexible y sedoso.

También te puede interesar: 3 cepillos para tu cuero cabelludo que estimulan el crecimiento de tu cabello.