¿Por qué debo usar fajas después del embarazo?

Una forma fácil y efectiva de recuperar tu figura después de dar a luz.
¿Por qué debo usar fajas después del embarazo?
Foto: shutterstock

Durante un embarazo sin complicaciones, las alteraciones físicas en el cuerpo de la mujer van a estar dadas por el estiramiento del tejido que envuelve el abdomen, la ganancia de volumen en los senos, la ampliación de las caderas y un aumento significativo de peso. Luego de este proceso natural, no hay una fórmula estricta que permita recuperar nuestra figura.

En este sentido, el organismo de cada mujer responde de forma única a este proceso; sin embargo, una herramienta sencilla y que sin duda es el mejor arma para recuperar nuestra figura es el uso de fajas. Durante el embarazo se produce la distensión abdominal, y después del parto, el uso de fajas nos permite estar más cómodas y ayudar a nuestra postura en el proceso de recuperación postparto.

Debido al estiramiento que sufren nuestros músculos, el abdomen luego de la gestación se ve más flácido. Utilizar la faja adecuada nos permite que nuestra ropa nos ajuste un poco mejor, darle mejor forma a nuestra silueta y contrae nuestro abdomen mientas nuestros órganos vuelven a tomar sus posiciones habituales.

Así, entre los beneficios que nos ofrecen las fajas post parto están la compresión sobre la zona abdominal, lo que acelera la recuperación y reduce la hinchazón del vientre si has tenido una cesárea. De este modo, estarás menos expuesta a lastimarte las suturas y también, menos expuesta a las infecciones y bacterias que se encuentran en el exterior.

Por otra parte, el uso de las fajas nos permite también recuperar nuestra postura, ya que luego de cargar durante nueve meses el peso de un bebé, nuestra espalda suele estar resentida y con una postura inadecuada. De esta manera, con el uso de la faja recuperamos de manera progresiva nuestra postura y le devolvemos su posición correcta. Dale un vistazo a las siguientes opciones de fajas post parto y elije la que mejor se adapte a ti:

1. Faja de Grado Médico para Compresión y Soporte

71kvjwntf2bl._ux679_

Está hecha con paneles delanteros y traseros reforzados de triple capa, diseñados para apuntar y soportar tu núcleo donde más lo necesitas. Están hechas con tejido microporoso, hipoalergénico y transpirable.

Le brinda a tu núcleo una compresión y soporte de 360º para ayudarte a sentir más cómoda y a recuperar tu movilidad. Te ayuda también a reducir el dolor de la presión pélvica.

2. Faja de recuperación con cintas ajustables

6114yeq33il._ux679_

Esta faja de recuperación post parto te brinda soporte por sus bandas de vientre, que te brindan un soporte que satisface todas las necesidades de la maternidad durante todo el proceso de apoyo después del parto.

Te ayuda a facilitar la transición del útero y lo reduce al tamaño normal, apoya la parte inferior de tu espalda y mantiene tu barriga hacia adentro. Redefine la línea de tu cintura y alivia el dolor de espalda después del parto.

3. Faja moldeadora y de ajuste Post natal

71c8kblqpnl._ux679_

Está hecha con material transpirable, ligero y de alta calidad. Te ayuda a corregir tu postura, y su diseño evita que la banda abdominal se enrolle cuando te sientes o te muevas. Es muy cómoda y fácil de limpiar.

Es esencial para tu recuperación postparto, ya que te ayuda a reducir la hinchazón de los músculos abdominales centrales y a devolver al útero a su tamaño original lo más pronto, además de hacer que luzcas más delgada.

También te puede interesar: 3 fajas colombianas Salomé con soporte abdominal para recuperarte después de una operación.