¿Qué estilo de velo debes usar según tu vestido de novia?

El accesorio que le da vida a tu vestido de novia.

¿Qué estilo de velo debes usar según tu vestido de novia?
Foto: shutterstock

Es natural que toda mujer desee verse más bella que nunca el día de su boda, pero el camino para lograrlo no es precisamente uno lleno de rosas. Es un proceso difícil de transitar porque no suele ser fácil encontrar rápidamente aquel look nupcial que cumpla con todas sus expectativas. Por esa razón solemos experimentar toda clase de emociones como ansiedad, rabia, tristeza y alegría; desde que iniciamos la búsqueda hasta que lo encontramos.

¿Por qué la elección del vestido de novia es tan difícil? Porque depende del gusto; ya que están las novias que no saben exactamente lo que quieren, están las que no se deciden ante tanta variedad y finalmente están las que tienen una imagen muy clara en su mente de lo que buscan. Esto suele ocurrir hasta tal punto que si el vestido que le muestran en la tienda le falta un detalle que no encaje con lo que se imaginan, simplemente lo descartan.

Cuando se trata de los complementos para el vestido de novia como el velo, los zapatos, las joyas, el tocado y el ramo, es mucho más fácil la búsqueda y la posterior selección. Esto se debe a que el vestido es quien marca la pauta, y por esa razón suele ser más recomendable buscar primero el vestido para que todo combine a la perfección.

De todo el look nupcional, el velo es el complemento más importante de todos por lo icónico que es, y su elección necesita contar con la misma importancia que se le da al vestido de novia. Su significado y su uso a variado mucho con el tiempo; y hoy en día son muchas las novias que siguen la tendencia de optar por no entrar a la iglesia con su rostro y su cabello cubierto, una decisión personal que suele favorecer a muchas.

Más allá de la tradición y de las nuevas tendencias son muchos los factores que debemos de tomar en cuenta al momento de su elección como nuestro tipo de rostro, el tema de la boda, el peinado, el tocado y sobre todo el vestido de novia que nos va a guiar a tomar la decisión mas acertada, pues hay velos que lucen mejor con un vestido que con otro. De la misma manera que hay vestidos de novia que lucen mejor en una mujer según su tipo de cuerpo.

Si eres de las novias que quiere mostrar los brazos, el pecho o el cuello, sin duda el velo blusher es el más indicado, ya que no pasa de la punta de los hombros, siendo muy fácil de retirar. Combina muy bien con un vestido de novia sin mangas tipo strapless ya sea con escote de corazón o en V, que son vestidos de novia sexys.

Otra opción corta es el velo largo al hombro que a diferencia del anterior llega un poco más abajo, casi a media espalda lo que lo vuelve perfecto para vestidos largos y cortos strapless.

Entrando a la clasificación de los velos largos que quedan muy bien con cualquier vestido de novia largo, están primero los de longitud media como aquellos velos que llegan al codo; muy cómodos de llevar y perfectos para bodas más formales. Siguen ahora los que llegan a la punta de los dedos, casi abajo de la cadera, siendo los más usados ya que quedan bien con todos los vestidos de novia con faldas largas. Luego, tenemos al velo tipo ballet, que llega a la altura de la rodilla.

El velo vals es aquel posee un largo que se ubica entre las pantorrillas y la punta de los dedos, luego tenemos al velo capilla un velo muy elegante que llega hasta el piso y se extiende unos centímetros formando casi una media luna. Por último tenemos al velo catedral, el más largo de todos y el más usado por las mujeres de la realeza en sus bodas como la fallecida princesa Diana de Gales o la Reina Máxima de Holanda.

Dentro de los tipos de velos de novia, hay velos que destacan no por su largo sino por su forma, como es el caso del velo francés que cubre la mitad de la cara y cuenta con un diseño caracterizado por una redecilla. Queda muy bien con un look nupcial de aspecto más conservador; luego tenemos al velo mantilla procedente de España que es un diseño sin volumen que puede ir puesto desde la coronilla de la cabeza hasta por debajo de un recogido a la altura de la nuca. Este tipo de velo es el que usó la reina Letizia de España en su boda.

Finalmente, tenemos el velo de capas o fuente que es aquel con 2 o más capas escalonadas muy típico de las novias ochenteras. Sea cual sea el tipo de velo que elijas ten en cuenta que si hay detalles del vestido que quieras destacar lo mejor sin duda es que uses velos no muy recargados, preferiblemente sin adornos o brillos para asegurarte así de lograr un equilibrio en tu look nupcial en la que la única que debe destacar eres tú.

1. Tipo catedral con bordes de encaje

Fabricado en tul de alta calidad, una tela suave y fluida con bordados a mano de encaje que aportan elegancia y clase. Su largo se ubica entre los velos tipo catedral, muy apropiado para vestidos largos en bodas muy formales. Viene con peine incluido.

La transparencia del velo favorece a los vestidos con colas muy adornadas y con brillo, con los que su borde de encaje cierra con broche de oro el look nupcial. Su forma es adecuada para toda clase de peinados y tocados, además está disponible en color blanco o marfil para que elijas aquel que luce mejor con tu tono de piel.

2. Longitud a los codos muy popular

El velo más popular entre las novias es un velo de capas o el velo tipo fuente que combina muy bien con vestidos sueltos o ceñidos, pero sobre todo con aquellos con una hermosa cola ya que no podrá opacarla.

El peine de plástico que viene con el velo está cosido y es fácil de llevar, por lo que no tendrás que esmerarte en colocártelo.

3. Diseño de fuente con bordados de encaje

Hecho en tela tul, una tela suave y lisa con aplicaciones de encaje en su borde que le da un aspecto elegante y clásico. Sus dos capas y su largo que llega a la punta de los dedos le permite quedar bien con cualquier vestido de novia. Viene con el peine para sujetarlo.

El largo del velo puede ser personalizado, lo que significa que puedes adaptarlo al largo y estilo de tu vestido para que tengas un complemento sofisticado y que vaya a tono con tu look nupcial.

4. Mantilla con un largo de capilla

Con apliques de encaje en su borde, el velo tipo capilla con forma de mantilla está hecho en tul, un tejido que lo hace ser muy ligero y le brinda cierto toque de delicadeza que luce maravilloso en una novia. Esto quiere decir que no tendrás que preocuparte si su largo pueda hacer que lo sientas pesado al caminar.

Se encuentra disponible en color blanco y en color marfil, permitiéndote elegir el que mejor combine con tu color de piel. Además este tipo de velo que cae a los lados va bien con las mujeres de rostro redondo ya que afina sus facciones.

5. Forma alargada que llega a los codos

El velo de novia viene con peine cosido y se caracteriza por poseer en sus bordes lentejuelas y abalorios que le aportan mucho brillo especial a su estilo sobrio y minimalista.

Su largo te permitirá lucir los adornos de tus mangas o guantes, por lo que resulta perfecto para vestidos strapless con escote de corazón. Su sencillez le da al vestido la oportunidad de lucir sus adornos y su brillo.

También te puede interesar: 6 estilos de vestidos para las damas de honor de tu boda por menos de $100.