8 Millones de USD Concedidos a los Científicos de la Gordon and Betty Moore Foundation para Acelerar el Desarrollo de Sistemas de Modelos Experimentales en la Ecología Microbiana Marina

PALO ALTO, California–(BUSINESS WIRE)–La Iniciativa de Microbiología Marina de la Gordon and Betty Moore
Foundation está invirtiendo ocho millones de dólares, en los próximos
dos años, para apoyar a los científicos, mundiales y en todas las etapas
de la carrera, para acelerar el desarrollo de sistemas de modelos
experimentales en ecología microbiana marina. El esfuerzo internacional
aprovecha los esfuerzos de más de 100 científicos en 33 instituciones
con una amplia gama de conocimientos especializados para abordar,
colectivamente, el reto de desarrollar métodos para llevar sistemas de
modelos experimentales al océano. Las herramientas genéticas generadas
en este esfuerzo permitirán a los investigadores interrumpir más
fácilmente las actividades de los genes microbianos para entender cómo
funcionan estos organismos en los ecosistemas marinos y proporcionar la
capacidad de formular preguntas científicas de maneras que actualmente
no son posibles.

Los sistemas de modelo, como la bacteria intestinal de los mamíferos E.
coli
para la microbiología y la mosca de la fruta para la
biomedicina, han sido invaluables para descifrar la biología compleja.
Por ejemplo, al estudiar a las moscas de la fruta, los científicos
obtienen percepciones de la herencia de rasgos humanos, como el color de
los ojos. Pero en el mundo de la ecología microbiana marina, hay muy
pocos sistemas modelo y herramientas asociados que permiten a los
científicos explorar, profundamente, la fisiología, la bioquímica y la
ecología de los microbios marinos, que impulsan los ciclos elementales
de los océanos, influyen en los niveles de gases de efecto invernadero y
apoyan las redes alimentarias marinas.

“Estos organismos ayudan a impulsar el ciclo del carbono del planeta.
Con el océano cambiando bastante rápido, necesitamos más herramientas
para entender su biología básica. Comprender esto significa que
podríamos extender el conocimiento desde el nivel molecular a toda la
tierra”, señaló Peter von Dassow, Ph.D., Instituto Milenio de
Oceanografía de Chile. “Esta es una oportunidad importante para hacer
realidad la investigación de alto riesgo que no se podría conseguir
financiamiento de la mayoría de los mecanismos de financiación, y puede
dar lugar a un gran impacto. Si conseguimos un buen modelo creado a
partir de este esfuerzo, será algo grande”, agregó.

Actualmente, los investigadores tienen acceso a las herramientas de gran
alcance en la biología para ayudarles a entender el océano, como la
microscopía y la secuenciación del ADN, pero se carece de herramientas
esenciales en genética para generar sistemas de modelos experimentales
sólidos. Sin estas herramientas, los científicos son menos capaces de
vincular los genes específicos para la conducta celular o determinar
cómo los microbios interactúan dentro de su entorno y con los demás,
información fundamental para entender cómo funcionan los ecosistemas
oceánicos.

Ginger Armbrust, Ph.D., de la Universidad de Washington, explicó que un
resultado igualmente importante sería “ampliar la comunidad de las
personas que están trabajando en estos organismos y logrando grandes
avances en cómo funcionan estos organismos”. Y añadió: “Los nuevos
sistemas modelo será un imán para la gente de fuera del campo de la
ecología microbiana marina, ya que pronto podrán trabajar con los
microbios marinos en formas que se utilizan para trabajar con otros
organismos modelo”.

El desarrollo de sistemas de modelos sólidos es complejo y riesgoso
porque el trabajo es difícil y el éxito no está garantizado. Al tomar
riesgos y financiar el trabajo desafiante con un alto potencial de
rentabilidad, la fundación ayuda a impulsar la innovación que puede
tener un impacto importante en las generaciones futuras al permitir que
los científicos de hoy expliquen más a fondo el mundo natural.

“Un aspecto importante de nuestra donaciones en ciencias marinas es
identificar oportunidades para superar los cuellos de botella que
impiden el progreso científico, que, a menudo, requieren tomar riesgos”,
señaló Jon Kaye, Ph.D., Director del programa de la Iniciativa de
Microbiología Marina de la Gordon and Betty Moore Foundation. “También
estamos trabajando con este grupo de científicos para compartir,
ampliamente, la información sobre sus técnicas genéticas en desarrollo –
tanto lo que está funcionando y lo que queda sin resolver – a través de
foros en línea, como protocols.io,
un repositorio de acceso abierto de métodos de las ciencias”.

La Gordon and Betty Moore Foundation fomenta el descubrimiento pionero
científico, la conservación del medio ambiente, la mejora de atención al
paciente y la preservación del carácter especial del Área de la Bahía.
Visite www.moore.org
o síganos @MooreFound.

Las instituciones y organizaciones que trabajan en los sistemas de
modelos experimentales con financiamiento de la Fundación, incluidos los
investigadores principales:

Bigelow Laboratory for Ocean Sciences (José Fernández Robledo)

Charles University in Prague (Vladimír Hampl)

Czech Academy of Sciences (Julius Lukeš)

Harvard University (Daniel Needleman)

Institut de Biologia Evolutiva (Iñaki Ruiz-Trillo)

Instituto Milenio de Oceanografía, Pontificia Universidad Católica de
Chile (Peter von Dassow)

J. Craig Venter Institute (Philip Weyman)

Marine Biological Association (Colin Brownlee)

National Institute for Basic Biology (Jun Minagawa)

New Mexico Consortium (Scott Twary)

San José State University (G. Jason Smith)

Stanford University (Julie Theriot)

Stony Brook University (Jackie Collier)

Université Pierre et Marie Curie (Angela Falciatore y François-Yves
Bouget)

University of Arkansas (Andrew Alverson)

University of British Columbia (Patrick Keeling)

University of California, Berkeley (Nicole King)

University of California, San Diego Scripps Institution of Oceanography
(Andrew Allen)

University of California, Santa Cruz (Manuel Ares)

University of Cambridge (Christopher Howe y Ross Waller)

University of Camerino (Cristina Miceli)

University of Chicago (Laurens Mets)

University of Connecticut (Senjie Lin)

University of Delaware (Kathryn Coyne)

University of East Anglia (Thomas Mock)

University of Gothenburg (Adrian Clarke)

University of Kent (Anastasios Tsaousis)

University of Nebraska, Lincoln (Heriberto Cerutti)

University of Tennessee (Steven Wilhelm)

University of Washington (E. Virginia Armbrust)

Washington State University (George Bonheyo)

Weizmann Institute of Science (Assaf Vardi)

Woods Hole Oceanographic Institution (Virginia Edgcomb)

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión
oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación
y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única
versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Gordon and Betty Moore
Stacey Bailey, 310-739-2859
stacey.bailey@moore.org