Corte de Apelaciones de EE. UU. ratifica fallo RICO contra el abogado detrás del fraudulento juicio en Ecuador

SAN RAMON, Calif.–(BUSINESS WIRE)–La Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el segundo circuito ratificó
por unanimidad una decisión de primera instancia, que concluyó que la
sentencia de US $9.500 millones contra Chevron Corporation en Ecuador
fue producto de fraude y de actividad de crimen organizado, y es
inejecutable en Estados Unidos. La corte de apelaciones declaró que “no
hay base para desestimar o revertir” la sentencia de la Corte de primera
instancia, señalando que “[E]l registro en el presente caso revela un
desfile de acciones corruptas por el equipo jurídico de los Demandantes
de Lago Agrio (DLA), incluyendo la coacción, el fraude, y el soborno,
culminando con la promesa de $500,000 al Juez Zambrano a cambio de una
sentencia a favor de los DLA”.

En 2014, la Corte Federal para el Distrito Sur de Nueva York, encontró
que Steven Donziger, el abogado estadounidense detrás de un fraudulento
juicio contra Chevron en Ecuador, había violado la ley federal contra la
extorsión y organizaciones corruptas (RICO, por sus siglas en inglés),
cometiendo extorsión, lavado de dinero, fraude electrónico, violación a
la ley sobre Prácticas Corruptas en el Extranjero, manipulación de
testigos y obstrucción de justicia para obtener la sentencia
ecuatoriana, y había tratado de encubrir los crímenes que él y sus
asociados cometieron.

“Esta decisión, que es consistente con los hallazgos de numerosos
funcionarios judiciales en Estados Unidos y Sur América, no deja dudas
de que la sentencia ecuatoriana contra Chevron es ilegítima e
inejecutable, por ser producto de conducta ilegal”, dijo R. Hewitt Pate,
vicepresidente y director jurídico general de Chevron. “Chevron está
complacida de que la verdad se haya impuesto al fraude y la corrupción”.

Durante el juicio RICO de siete semanas, Chevron presentó evidencias
irrefutables que detallaban el alcance de los actos fraudulentos llevado
a cabo y dirigidos por Donziger, su equipo legal ecuatoriano y otros
asociados, incluso la fabricación de evidencia ambiental, presionar a
expertos científicos para que falsificaran informes, conspirar para
intimidar a jueces para que dictaran sentencias favorables, sobornar a
expertos designados por la corte, escribir informes de la corte de
manera clandestina e incluso la redacción de la sentencia final.

Chevron nunca ha operado en Ecuador. Texaco Petroleum (TexPet), la cual
se convirtió en subsidiaria de Chevron en 2001, fue socia minoritaria en
un consorcio de producción de petróleo en Ecuador junto con la compañía
petrolera estatal, Petroecuador, de 1964 a 1992. Después de que TexPet
entregara su participación restante de las operaciones de petróleo a
Petroecuador en 1992, en virtud de un acuerdo con Ecuador, TexPet acordó
llevar a cabo un proceso de remediación de los sitios de producción
seleccionados, mientras que Petroecuador se comprometió a realizar
cualquier limpieza restante. El gobierno de Ecuador supervisó y
certificó la exitosa realización de la remediación de TexPet y liberó a
TexPet completamente de cualquier otra responsabilidad ambiental. Sin
embargo, Petroecuador no llevó a cabo la limpieza que prometió y ha
continuado operando y expandiendo las operaciones petroleras en la
antigua área de concesión durante los últimos 20 años.

Desde que se reveló la magnitud del esquema fraudulento, más de una
docena de exmiembros y exaliados han abandonado a Donziger y su esquema,
incluyendo su excodefensor,
consultores
ambientales
, financistas,
inversores
y empleados, así como colaboradores
ecuatorianos
.

En mayo de 2015, el subprocurador general de Brasil recomendó al
tribunal superior de justicia del país no reconocer la fraudulenta
sentencia ecuatoriana para su ejecución, ratificando tanto la ley
brasileña como internacional.

En diciembre de 2015, la Corte Suprema de Gibraltar emitió un fallo
contra Amazonia Recovery Ltd., una compañía con sede en Gibraltar que
estableció Donziger junto a sus asociados para recibir y distribuir
fondos de la ganancia de la fraudulenta sentencia ecuatoriana. La corte
ordenó pagar a Chevron US $28 millones por daños y emitió una medida
restrictiva permanente contra Amazonia, previniendo que la empresa ayude
o respalde de cualquier manera el caso contra Chevron.

Chevron Corporation es una de las principales compañías integradas de
energía a nivel mundial. A través de sus filiales que realizan negocios
en todo el mundo, la compañía participa en prácticamente todas las
facetas de la industria energética. Chevron explora, produce y
transporta petróleo crudo y gas natural; refina, comercializa y
distribuye combustibles para el transporte y lubricantes; fabrica y
vende productos petroquímicos y aditivos; genera y produce energía
geotérmica; y desarrolla y emplea tecnologías que mejoran el valor del
negocio en todos los aspectos de las operaciones de la compañía. Chevron
tiene sede en San Ramón, California. Para más información acerca de
Chevron ingrese a www.chevron.com.

Contacts

Chevron
Morgan Crinklaw, +1-925-842-4204
mkwz@chevron.com