El DRE de California Revoca Cantidad Récord de Licencias de Bienes Raíces

El Departamento de Bienes Raíces de California (California State

Department of Real Estate, DRE), responsable del otorgamiento de

licencias y de la regulación de las actividades de los vendedores y

agentes de bienes raíces, informó hoy que ha revocado una cantidad

récord de licencias de bienes raíces durante el pasado año fiscal. El

DRE también aceptó otra cantidad récord de renuncias de licencias

provenientes de licenciatarios que enfrentan acciones disciplinarias. En

total, se suspendieron, renunciaron y revocaron un récord de 1.109

licencias en el año fiscal 2011/12, que finalizó el 30 de junio de 2012.

Durante el año fiscal 2011/12, el DRE revocó 781 licencias de bienes

raíces, casi un 14 % más en comparación con las 686 acciones de

revocación del anterior año fiscal. El Departamento suspendió, además,

190 licencias de bienes raíces con causa, casi un 80 % más en

comparación con las 106 suspensiones de licencias realizadas en el año

fiscal anterior. Las renuncias de licencias, que ocurren cuando un

licenciatario renuncia a sus derechos de licencia mientras se encuentra

pendiente una acción disciplinaria, también ascendieron a 138, un 20 %

más en comparación con las 115 del año fiscal previo.

Las 1.109 suspensiones, renuncias y revocaciones de licencias

representan un aumento del 100 %, en comparación con cinco años atrás,

momento en que las suspensiones, renuncias y revocaciones alcanzaban un

total de 553. Además, el DRE emitió un récord de 213 Órdenes de desistir

y abstenerse, que normalmente se emiten para evitar que una persona o

entidad sin licencia participe en actos en los que es necesario contar

con una licencia. Las 213 Órdenes de desistir y abstenerse representan

un aumento de 170 %, en comparación con las 79 que fueron emitidas hace

cinco años.

El colapso del mercado de bienes raíces contribuyó claramente al número

récord de acciones disciplinarias. Debido al gran número de propietarios

de viviendas con dificultades económicas, las condiciones eran propicias

para que los estafadores participaran en rescates por ejecuciones

hipotecarias y estafas por ventas al descubierto. Con respecto a las

estafas de rescates por ejecuciones hipotecarias, desde 2010 el DRE ha

presentado alrededor de 500 acusaciones y Órdenes de desistir y

abstenerse contra cerca de 1.400 demandados que estuvieron involucrados,

específicamente en rescates por ejecuciones hipotecarias y estafas por

ventas al descubierto ilegales.

“Si bien eliminar a los operadores sin escrúpulos de la industria de

bienes raíces es muy importante para proteger a los consumidores, esta

es solo una pieza del rompecabezas. La educación del consumidor es la

pieza clave para proteger realmente a los consumidores. Necesitamos

educar a los consumidores sobre formas de evitar las estafas”, expresó

Bill Moran, encargado de Cumplimiento de la Ley y Subcomisionado

Interino Principal de Bienes Raíces.

A fin de ayudar a los consumidores a evitar ser víctimas de una estafa,

el DRE ha creado publicaciones y emitido alertas sobre varios temas,

entre ellos cómo evitar las estafas, cómo buscar a un agente de bienes

raíces e información sobre los procesos de ejecuciones hipotecarias.

Para obtener las últimas ALERTAS PARA CONSUMIDORES sobre cómo protegerse

de las estafas de bienes raíces y para obtener más información sobre el

DRE, visite www.dre.ca.gov.

La misión del DRE es proteger y promover el interés público a través del

otorgamiento de licencias, regulación, educación y cumplimiento. Si cree

que ha sido víctima de un fraude de bienes raíces o de una estafa en un

rescate de un préstamo hipotecario, deberá presentar una queja ante el

DRE. Para obtener más información acerca del DRE, sus programas o cómo

presentar una queja, visite www.dre.ca.gov.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión

oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación

y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única

versión del texto que tendrá un efecto legal.