La Comisión Certificadora de Intérpretes de Atención de la Salud recibe la acreditación de su certificado CHI™, otorgada por la Comisión Nacional de Agencias Certificadoras (NCCA)

La Comisión Nacional de Agencias Certificadoras (National Commission for

Certifying Agencies, NCCA) otorgó una acreditación, durante su última

asamblea, a la certificación CHI™-Spanish de la Comisión Certificadora

de Intérpretes de Atención de la Salud (Certification Commission for

Healthcare Interpreter, CCHI), que se extiende durante un período de

cinco años y vence el 30 de junio de 2017. “CCHI es la primera y única

organización que certifica intérpretes del área de atención de la salud

en recibir la acreditación de la NCCA”, expresó Natalya Mytareva,

presidenta de la CCHI.

Fundada en julio de 2009, CCHI es una organización de certificación

profesional que actúa en beneficio del interés público al establecer y

hacer cumplir requisitos de educación, exámenes, experiencia y ética

para obtener las certificaciones. En la actualidad, 314 intérpretes del

área de atención de la salud están certificados para utilizar la

designación CHI™-Spanish.

La CCHI recibió la acreditación de la NCCA por su programa de Intérprete

Certificado en Atención de la Salud (CHI™) al presentar una solicitud en

la que demostró que dicho programa cumplía los Estándares para la

acreditación de programas de certificación establecidos por la NCCA.

La NCCA es el organismo acreditador del Instituto para la Acreditación

de la Excelencia, ICE), antes denominada Organización Nacional de

Garantía de Competencia. Desde 1977, la NCCA ha acreditado programas de

certificación basados en los estándares de calidad más altos, con el fin

de garantizar que dichos programas adhieren a estándares de práctica

actualizados en el sector de las certificaciones. Para ver estos

estándares, visite http://www.credentialingexcellence.org/ncca.

Hay más de 260 programas acreditados por la NCCA que certifican a

individuos dentro de una amplia gama de profesiones y ocupaciones, que

incluyen enfermeros, profesionales de las finanzas, terapeutas

respiratorios, asesores, técnicos de emergencias, operadores de grúas y

más. De los más de 330 miembros de ICE, más de 120 cuentan con programas

acreditados.

La misión del ICE es realizar avances en el área de acreditación a

través de educación, estándares, investigación y consultoría para

garantizar la competencia de quienes desarrollan profesiones y

ocupaciones. La NCCA fue fundada como una comisión, cuya misión es

ayudar a garantizar la salud, la seguridad y el bienestar públicos

mediante la acreditación de diversos programas de certificación que

evalúan la competencia profesional. La NCCA utiliza un proceso de

revisión por pares para: establecer estándares de acreditación, evaluar

el cumplimiento de dichos estándares, reconocer programas que demuestren

cumplimiento, y servir como recurso para certificaciones de calidad.

El ICE y la NCCA están ubicados en 2025 M Street, N.W., Suite 800,

Washington, DC 20036-3309; teléfono 202/367-1165; fax 202/367-2165;

sitio web www.credentialingexcellence.org.

“Nuestro recorrido para obtener la acreditación de la NCCA comenzó el 1

de julio de 2009, el día en que se inició la CCHI, dado que estábamos

100 por ciento comprometidos a crear la mejor, más válida y más creíble

certificación profesional para los intérpretes del área de atención de

la salud, lo que beneficia directamente la seguridad de los pacientes,

así como a los prestadores de atención de salud y a los intérpretes que

trabajan en más de 139 idiomas”, expresó Mara Youdelman, doctora en

leyes (Juris Doctor, J.D.) y presidenta fundadora de la CCHI.

Fred Hobby, director ejecutivo del Instituto para la Diversidad en

Gestión de Salud y comisionado de la CCHI de 2009 a 2011, dijo: “La

acreditación que la NCCA otorgó a la CCHI es un logro muy importante,

además de un reconocimiento claro y contundente del liderazgo y sólido

sentido de la equidad demostrado por la CCHI en el área de atención de

salud, para todos aquellos a quienes tenemos el privilegio de servir. La

CCHI valora enormemente a todas las personas que ofrecen voluntariamente

su tiempo y recursos personales para hacer que las comunicaciones de

calidad sean el sello distintivo de la atención de calidad. La CCHI es

ahora el estándar de oro según el cual se medirá a todos los demás

programas de servicios de interpretación”.

Kathleen Diamond, comisionada de la CCHI, manifestó: “Quisiera que los

intérpretes comprendan que el proceso de solicitud ante la NCCA fue tan

riguroso como la aprobación de mi tesis de maestría. Trabajar en esa

solicitud durante varios meses me brindó un conocimiento más profundo

del profesionalismo de mis colegas de la comisión”.

CCHI, una misión encuadrada en la sección 501(c)(6), cuya misión es

desarrollar y dirigir un programa de acreditación integral para

intérpretes del área de atención de la salud, une a representantes de

asociaciones de interpretación sin fines de lucro, empresas de idiomas,

organizaciones comunitarias, instituciones educativas, prestadores de

atención de la salud y asesores para personas con competencia limitada

en inglés (Limited English Proficiency, LEP), tanto nacionales como

regionales. La credencial Associate Healthcare Interpreter™ (AHI™) de la

CCHI es un punto de ingreso a la certificación profesional para

intérpretes del área de atención de la salud, independientemente del

idioma o de los idiomas que interpreten. Una vez que el intérprete del

área de atención de la salud aprueba el examen AHI™, es elegible para

presentarse al examen que permite obtener la certificación Certified

Healthcare Interpreter™ (CHI™), una prueba de rendimiento oral que

evalúa la interpretación consecutiva y simultánea, además de traducción

a primera vista, en uno o más de los idiomas que interpreta.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión

oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación

y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única

versión del texto que tendrá un efecto legal.