La Facultad de Educación de Posgrado de la Universidad de Pensilvania y el Centro para las Instituciones Dedicadas a las Minorías anuncian la publicación de The Changing Face of Historically Black Colleges and Universities

Las 105 HBCU de Estados Unidos son impresionantes centros de diversidad que educan a alumnos de todo el espectro étnico y socioeconómico. No obstante, estas instituciones suelen quedar fuera de los debates más relevantes sobre la educación superior, muchas de las cuales afrontaron crisis económicas graves y habitualmente recibieron críticas por sus bajas tasas de retención del alumnado y graduación. En un informe que se publicó hoy, The Changing Face of Historically Black Colleges and Universities (La naturaleza cambiante de las facultades y universidades históricamente afroamericanas), la doctora Marybeth Gasman, una de las máximas autoridades de ese país sobre el tema de las HBCU, pone blanco sobre negro en esta cuestión. La publicación habla de lo desproporcionado de la función que cumplen estas facultades y universidades al educar a poblaciones tradicionalmente marginadas, y analiza muchos de los desafíos y oportunidades que se les presentan.

A groundbreaking Penn GSE report on Historically Black Colleges and Universities (HBCUs) demonstrate ...

A groundbreaking Penn GSE report on Historically Black Colleges and Universities (HBCUs) demonstrates that many of these schools are rapidly evolving and disproportionately serving underserved populations. (Photo: Penn GSE)

El informe se centra en tres áreas clave: alumnos, liderazgo y recaudación de fondos, e identifica en qué aspectos las HBCU están por delante de las demás instituciones de educación superior y en cuáles quedan rezagadas. Como indica Gasman, las HBCU representan sólo el 3% de las facultades y universidades de Estados Unidos; sin embargo, estas albergan al 11% de la población estudiantil afroamericana y prestan servicios a una cantidad muy elevada de estudiantes cuyos padres no recibieron educación terciaria o universitaria y de estudiantes de bajos recursos (aptos para recibir la Beca Pell). La misión de las HBCU alcanza a otras poblaciones minoritarias, cuya inscripción en estos establecimientos aumentó notoriamente. Por ejemplo, la inscripción de hispanos y latinos creció un llamativo 123 por ciento desde 1980, y la concurrencia de personas asiáticas se incrementó un 60 por ciento. El aumento de la inscripción de personas blancas se mantuvo estable, con el 13 por ciento en las últimas dos décadas.

El informe brinda información detallada sobre las tasas de graduación y retención de alumnos. “Por lo general, los datos sobre retención y graduación muestran que las HBCU están por debajo de los demás establecimientos terciarios y universitarios nacionales”, señala Gasman, “pero la desconexión refleja menos sobre las instituciones en sí que sobre la tendencia estadounidense de invertir en los alumnos que necesitan menos ayuda en lugar de en quienes de verdad precisan asistencia”. Y agrega que “cabe destacar que la mayoría de las HBCU se encuentra en el sur del país, donde, salvo cuatro estados, todos tienen tasas de graduación inferiores al promedio nacional”.

The Changing Face of Historically Black Colleges and Universities también aborda una cuestión que la mayoría de las HBCU hasta hace poco se mostraban reticentes a afrontar: el apoyo institucional a sus alumnos gays, lesbianas y transexuales. En la actualidad, 21 de las 105 HBCU establecieron organizaciones estudiantiles que apoyan a los grupos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, aunque siguen estando rezagadas con respecto a las demás instituciones educativas del país en esta área de igualdad.

El doctor David Wilson, presidente de la Universidad Estatal Morgan, una HBCU ubicada en Baltimore, Maryland, comentó sobre el informe: “Que nuestra vitalidad nos mantenga en el camino dependerá de la capacidad que tengamos para obtener los recursos adecuados de nuestros alumnos, los estados, el gobierno nacional y las comunidades filantrópicas, y para atraer a líderes audaces y visionarios que nos acerquen al núcleo de la educación superior estadounidense. Con este informe, la profesora Gasman y su equipo de investigación le muestran a la nación lo que nosotros como género de instituciones hacemos por mantener la fortaleza de Estados Unidos, y qué medidas debemos tomar para seguir siendo una fuente de educación superior sólida e influyente en nuestro país”.

Establecidas en las décadas posteriores a la Guerra de Secesión, las HBCU constituyeron la única opción de educación superior para la mayoría de los afroamericanos hasta mediados de la década de 1960. Muchas personas conocen a un puñado de HBCU de elite –como Morehouse, Howard y Spelman–, pero no saben que existen 105 HBCU en Estados Unidos, la mayoría ubicada en el sur del país, y que todas poseen un rico patrimonio cultural y educativo. Muchos afroamericanos influyentes asistieron a las HBCU, entre ellos, la conductora de “talk shows” Oprah Winfrey (Universidad del Estado de Tennessee) y el excirujano general estadounidense David Satcher (graduado de Morehouse en 1963).

Para ver el informe completo, puede visitar el sitio Web www.gse.upenn.edu/pdf/cmsi/Changing_Face_HBCUs.pdf

La doctora Gasman es columnista de los periódicos Huffington Post, The New York Times, The Washington Post y The Chronicle of Higher Education. Sus trabajos de investigación se han publicado en The New York Times, The Washington Post, The Wall Street Journal, Time y Newsweek, así como en CNN y en la Radio Pública Nacional de Estados Unidos (National Public Radio).

Penn GSE es una de las principales facultades de educación de investigación de Estados Unidos. En una pequeña parte de los programas de educación de este país se pueden obtener doctorados, una porción aún menor está en las universidades emblemáticas de la investigación, y ninguna otra facultad de educación goza de un entorno universitario que favorezca tanto la construcción del conocimiento práctico como la Universidad de Pensilvania. La Facultad tiene una notable capacidad emprendedora, con programas de carreras de grado innovadores para profesionales en ejercicio y alianzas únicas con educadores locales, además del primer concurso sobre un plan de negocios de la historia lanzado exclusivamente en el área educativa. Para más información acerca de Penn GSE, visite el sitio Web: www.gse.upenn.edu/.

El Centro para las Instituciones Dedicadas a las Minorías (Center for Minority Serving Institutions) reúne a investigadores y profesionales de todo el espectro de las Instituciones Dedicadas a las Minorías (MSI, por sus siglas en inglés) para aprovechar las fortalezas colectivas de estas instituciones y resolver sus problemas. Como parte integral de la educación superior estadounidense, las MSI incluyen a las Facultades y Universidades Históricamente Afroamericanas; Facultades y Universidades Tribales; Instituciones Dedicadas a los Latinoamericanos, e Instituciones Dedicadas a los Asiático-Americanos, a los Nativos de Alaska y a los Isleños del Pacífico. Entre los objetivos del Centro se destacan: elevar los aportes educativos de las MSI, asegurando su participación en las conversaciones nacionales; aumentar la rigurosidad de la escolaridad en las MSI, y apoyar los esfuerzos de las MSI para cerrar las brechas en los logros educativos y para mejorar el desempeño en las evaluaciones de las comunidades desfavorecidas. El Centro para las Instituciones Dedicadas a las Minorías se encuentra en la Universidad de Pensilvania bajo la dirección de la profesora Marybeth Gasman.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

?>