La Migración a los Medios de Pago Electrónicos Aumenta el PBI en Casi 300 000 Millones de USD en 70 Países, Afirma un Estudio Publicado por Visa

SAN FRANCISCO–(BUSINESS WIRE)–Visa Inc. publicó hoy los resultados de un nuevo estudio de 2016,
realizado por Moody’s Analytics, en el que se analiza el impacto que han
tenido los medios de pago electrónicos en el crecimiento de la economía,
en 70 países, entre 2011 y 2015. El estudio, encargado por Visa reveló
que el aumento en el uso de los productos de pago electrónicos,
incluidas las tarjetas de crédito, débito y prepagadas, aporta
296 000 millones de USD al producto interno bruto (PBI), al tiempo que
aumenta el consumo doméstico de bienes y servicios en un promedio del
0,18 % anual.


Además, los economistas de Moody’s calculan que se creó el equivalente a
unos 2,6 millones de nuevos puestos de trabajo, en promedio, anualmente,
durante los últimos cinco años, como consecuencia del aumento en el uso
de los medios de pago electrónicos. Los 70 países que participaron en el
estudio representan casi el 95 % del PBI mundial.

“Los pagos electrónicos son una gran contribución para el consumo, el
aumento en la producción, el crecimiento económico y la creación de
empleos”, destacó Mark Zandi, economista en jefe de Moody’s Analytics.
“Aquellos países que experimentaron un incremento en el uso de la
tarjeta también observaron mayores contribuciones en el crecimiento
general de sus economías”.

Los hallazgos de este estudio se compartieron en el informe, “The
Impact of Electronic Payments on Economic Growth” (El impacto de los
pagos electrónicos en el crecimiento de la economía),
donde también
se indica que la automatización de los pagos benefició a los gobiernos y
contribuyó a un entorno comercial más abierto y estable. Además, los
pagos electrónicos ayudaron a reducir lo que comúnmente se conoce como
“mercado informal” (la actividad económica que tiende a operar con
dinero en efectivo y sin declarar). Como resultado, los pagos
electrónicos proporcionaron una ampliación potencial de la base
impositiva de los gobiernos, lo que además proporcionó beneficios
adicionales en cuanto a reducción de gastos de gestión de efectivo,
garantizó los pagos a los comerciantes y generó mayor inclusión
financiera para los consumidores.

“Estos hallazgos refuerzan los numerosos beneficios que proporcionan los
pagos electrónicos a las economías locales de todo el mundo”, afirmó
Charlie W. Scharf, director ejecutivo de Visa Inc. “Esta investigación,
además, sugiere que, si se implementan las políticas públicas adecuadas,
se puede lograr un entorno de pago competitivo y abierto, que puede
contribuir al crecimiento económico y a la creación de empleos. En Visa,
nos asociamos con gobiernos, instituciones financieras, comerciantes y
empresas tecnológicas de todo el mundo para desarrollar productos y
servicios de pago innovadores, que acelerarán la aceptación electrónica,
fomentarán el comercio y harán posible que más personas gocen del
beneficio de pagar con tarjeta en cualquier lugar”.

Algunos aspectos destacados de este estudio mundial son los siguientes:

  • Oportunidades de crecimiento:
    Penetración de tarjeta:
    el consumo real aumentó, en promedio, un 2,3 % entre 2011 y 2015, y se
    puede atribuir un 0,01 % al aumento de la penetración de la tarjeta.
    Esto implica que el uso de la tarjeta representó, aproximadamente, el
    0,4 % del crecimiento en el consumo. Dado que el crecimiento en el
    consumo es, en promedio, más veloz en las economías emergentes, estos
    países también tienen más por ganar cuando aumenta el uso de la
    tarjeta.

    Uso de la tarjeta: los países con el mayor
    aumento en el uso de la tarjeta experimentaron las mayores
    contribuciones en el crecimiento. Por ejemplo, se registraron
    importantes aumentos en el PBI de Hungría (0,25 %), los Emiratos
    Árabes Unidos (0,23 %), Chile (0,23 %), Irlanda (0,2 %), Polonia
    (0,19 %) y Australia (0,19 %). En la mayoría de los países, el uso de
    la tarjeta aumentó independientemente del rendimiento económico.

  • Contribución al empleo:
    El aumento en el uso de la tarjeta
    sumó el equivalente a casi 2,6 millones de nuevos puestos de trabajo
    en promedio, por año, en los 70 países de la muestra entre 2011 y
    2015. En particular, los dos países con los mayores aumentos laborales
    promedio fueron China (427 000 nuevos puestos) y la India
    (336 000 nuevos puestos), y ambos han registrado importantes ganancias
    en el empleo, debido a la combinación de la productividad laboral de
    rápido crecimiento y al aumento en el uso de la tarjeta.
  • Mercados emergentes y países desarrollados:
    Tanto los
    mercados emergentes como los países desarrollados experimentaron
    ganancias en el consumo, debido al aumento en el uso de la tarjeta. El
    aumento en el uso de la tarjeta sumó un 0,2 % al consumo en los
    mercados emergentes, comparado con el 0,14 % en los países
    desarrollados entre 2011 y 2015. Las figuras correspondientes al PBI
    fueron del 0,11 % para las economías emergentes y del 0,08 % para los
    países desarrollados, lo que sugiere que todos los mercados,
    independientemente de las tasas de penetración de la tarjeta, pueden
    obtener beneficios gracias a los aumentos en el consumo ocasionados
    por el aumento en el uso de la tarjeta.
  • Crecimiento futuro potencial:
    Entre los 70 países del
    estudio, Moody’s descubrió que cada punto porcentual de aumento en el
    uso de los medios de pago electrónicos podía generar, en promedio, un
    aumento anual de, aproximadamente, 104 000 millones de USD en consumo
    de bienes y servicios. Suponiendo que todos los factores se
    mantuvieran inalterables en el futuro, esto podría causar un aumento
    promedio anual del 0,04 % del PBI, atribuible al uso de la tarjeta.

El estudio destaca que, si solo se expande el uso de los medios de pago
electrónicos, no necesariamente aumentará la prosperidad de un país,
sino que se necesita del apoyo de un sistema financiero bien
desarrollado y de una economía sólida para que el impacto sea óptimo. El
informe recomienda que, a un nivel macroeconómico, para que se siga
promoviendo la automatización de los pagos, los países deben generar
políticas para minimizar las regulaciones que no sean necesarias, a fin
de crear una infraestructura financiera sólida y conducir a un mayor
consumo.

Este estudio y otros materiales adicionales se pueden consultar en www.visa.com/moodysanalytics.

Acerca de Visa Inc.

Visa Inc. (NYSE: V) es una compañía de tecnología de pagos globales que
conecta a los consumidores, a los negocios, a las instituciones
financieras y a los gobiernos en más de 200 países y territorios con
pagos electrónicos rápidos, seguros y confiables. Operamos una de las
redes de procesamiento más avanzadas del mundo, VisaNet, capaz de
manejar más de 65 000 mensajes de transacciones por segundo, con
protección contra fraudes para los consumidores y pagos garantizados
para los comerciantes. Visa no es un banco y no emite tarjetas, extiende
crédito ni establece tasas y cargos para los consumidores. Las
innovaciones de Visa, sin embargo, les permiten a las instituciones
financieras que tiene como clientes ofrecer más opciones a los
consumidores: pagar en el momento con débito, por adelantado con
prepago, o más tarde con productos de crédito. Para obtener más
información, visite usa.visa.com/about-visa,
visacorporate.tumblr.com
y @VisaNews.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión
oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación
y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única
versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Visa Inc.
Relaciones con los Medios:
Jennifer Morris,
202-760-0145
globalmedia@visa.com