Los Deseos se Hacen Realidad en la Carroza de City of Hope en el desfile Rose Parade

Los Deseos se Hacen Realidad en la Carroza de City of Hope en el desfile Rose Parade

Para aquellos que han luchado contra el cáncer, en realidad, cada mañana es un sueño hecho realidad. Nadie sabe esto mejor que los 11 sobrevivientes de cáncer que desfilarán en la carroza de City of Hope en el 125o desfile Rose Parade el día de Año Nuevo.

Cancer survivor, Christine Pechera, holding a rendering of City of Hope's 2014 Rose Parade float at...

Cancer survivor, Christine Pechera, holding a rendering of City of Hope’s 2014 Rose Parade float at the Tournament house. (Photo: Business Wire)

El tema de la carroza, “Turning Hope and Dreams into Reality” (Convirtiendo los Sueños y la Esperanza en Realidad), refleja el tema más amplio del desfile, “Dreams Come True” (Los Sueños se Hacen Realidad). El diseño de la carroza se inspira en los “árboles de los deseos” que bordean la entrada del campus de City of Hope. Durante todo el año, los pacientes y sus familiares escriben deseos en pedazos de papel de colores y luego los cuelgan de las ramas de los árboles de los deseos. La carroza contará con versiones de estos árboles, fabricados totalmente de flores y otros materiales naturales.

Los pacientes que desfilan en la carroza ofrecen esperanza e inspiración a millones de personas que luchan contra el cáncer. Con edades de entre los 12 y 67 años, este grupo incluye un obispo Episcopal, una querida dueña de un restaurante local, una madre que luchó contra el cáncer durante su embarazo, y una estudiante de enfermería. También estará un joven profesional de los medios deportivos que el día del desfile se reunirá por primera vez con su donante de médula ósea que le salvó la vida.

Cada pasajero en la carroza es un recordatorio de que el ganar la batalla contra el cáncer es un sueño que verdaderamente se puede convertir en realidad.

Sus historias:

Ben Teller: En la mañana del desfile, esta persona de 28 años de edad que sobrevivió tres veces al linfoma no hodgkiniano, se reunirá con la persona que hizo posible su sueño, el donante del trasplante de células madre. Ese donante, quien viene desde fuera del estado para asistir al desfile, paseará en la carroza con Ben.

Christine Pechera: Diez años atrás, Christine, nativa de Nueva York, llegó al desfile para cumplir con lo que creía que era su último deseo. Con su diagnóstico de linfoma no hodgkiniano y su origen filipino, era casi imposible encontrar un donante compatible de médula ósea. Ahora en remisión, esta escritora de televisión regresa al desfile como participante saludable.

Charlie Habib: El desfile tiene un significado especial para este sobreviviente de 12 años de edad con un cáncer extremadamente raro y conocido como dermatofibrosarcoma protuberans, un tumor de piel que afecta solamente a 1 persona en un millón cada año. Sus padres se conocieron en 1996 cuando trabajaban juntos en la carroza de Cal Poly, y ella se ha sentido parte del desfile durante toda su vida. Este año, ese sentimiento se vuelve tan real como la derrota de su enfermedad.

Julie Campoy: El sueño de esta oriunda de Pasadena cuando era adolescente era convertirse en princesa de Rose. Eso no sucedió, pero como sobreviviente del cáncer de mama, la dueña del querido restaurante Julienne’s en San Marino, ahora se considera una princesa de la esperanza.

Stephanie Hosford: Hace seis años, Stephanie recibió su diagnóstico de cáncer de mama, prácticamente al mismo tiempo que se enteró de que estaba embarazada de su tan esperado segundo hijo. El diagnóstico también se dio mientras ella y su esposo adoptaban a un bebé de China. En ese momento, ella dibujó su sueño en un pedazo de papel: cinco figuras de palo que representaban su familia. Ahora Stephanie ya no tiene cáncer, y su familia de cinco integrantes celebrará el año nuevo en el desfile Rose Parade.

Obispo John Bruno: El obispo de 67 años de edad, dirige la diócesis episcopal de seis condados de Los Ángeles y superó la leucemia en 2012. El obispo Bruno, carismático y tan grande como la vida, es padre de tres hijos y abuelo de siete nietos. Fue jugador de fútbol profesional y policía antes de convertirse en sacerdote, y ahora supervisa 147 parroquias, 44 escuelas y 20 instituciones.

Hannah Komai: En el caso de Hannah, para perseguir su sueño de convertirse en enfermera de oncología pediátrica, primero tuvo que vencer el osteosarcoma, un cáncer de la médula. Así lo hizo, y después de meses de quimioterapia, su fémur, tibia y peroné fueron reemplazados con acero de titanio. Ahora, con 23 años y en remisión, está estudiando enfermería en Mount St. Mary’s.

Christina Russo: Tras ser diagnosticada con cáncer pediátrico rabdomiosarcoma a los 27 años, los doctores le dieron a Christina seis meses de vida en otra institución. En lugar de darse por vencida, ella vino a City of Hope. Ahora ya cumplió 10 años sin cáncer, y en el transcurso se convirtió en esposa y madre de gemelos. Su familia en Florida tendrá una “gran” fiesta al verla desfilar por el Colorado Boulevard.

Kommah McDowell: Teniendo en cuenta el diagnóstico de la fase tardía de cáncer de mama inflamatorio, que conlleva una probabilidad del 5 % de sobrevivir dos años, Kommah es ahora una sobreviviente de cáncer desde hace ocho años y madre de un hijo de 4 años de edad.

John Cloer: A John le diagnosticaron leucemia antes de su tercer cumpleaños. Hoy ya no tiene cáncer. La hermana de Juan es enfermera en la unidad de trasplante de médula ósea en City of Hope y el tener a la familia intacta es un sueño hecho realidad para los Cloer.

Para ver las historias completas detrás de la carroza, visite http://www.cityofhope.org/roseparadefloat.

Incluso aquellos que no fueron tratados en City of Hope sienten una conexión con la carroza. Micala Goerke, una sobreviviente de cáncer de mama, y su familia, volarán desde Colorado para ayudar en la decoración durante la fiebre frenética previa al desfile. La familia ha visto el Rose Parade en la televisión durante 20 años y ahora está cumpliendo su deseo de verlo en persona.

Cualquiera puede pedir un deseo en los árboles de los deseos de City of Hope y los deseos donados viajarán en la carroza el día de Año Nuevo. Para obtener más información sobre cómo se puede apoyar a City of Hope para seguir haciendo realidad los sueños, visite cityofhope.org/floatwishes.

Para consultas de los medios o para más información, comuníquese con Dominique Grignetti en dgrignetti@coh.org o al 213-241-7294.

ACERCA DE:

City of Hope es un centro líder en investigación, tratamiento y educación sobre el cáncer, la diabetes y otras enfermedades que ponen en riesgo la vida. Además de haber sido designado como un centro oncológico integral, y haber recibido el más alto reconocimiento por parte del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute), City of Hope es también un miembro fundador de la Red Nacional de Centros Oncológicos Integrales (National Comprehensive Cancer Network), con protocolos de investigación y tratamiento que mejoran la atención en toda la nación. City of Hope tiene su sede central en el sur de California y es considerado uno de los mejores hospitales de cáncer en Estados Unidos (“America’s Best Hospitals”) por U.S. News & World Report. Fundado en 1913, City of Hope es pionero en el campo de trasplantes de médula ósea y genética. Para obtener más información, visite www.cityofhope.org o siga a City of Hope en facebook, twitter, youtube o flickr.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.