5 series cómicas poco hipeadas del catálogo de Netflix que necesitas ver

Más allá de los clásicos como Friends y comedias similares que nos ofrece Netflix, hay otras que por ahí no son tan conocidas y necesitan su debido reconocimiento. Estas son esas 5 que debes ver, sí o sí.

5. Workin’ Moms

Esta comedia protagonizada por 4 madres es muy snackeable. Tenemos un abanico de historias muy variado: una madre con depresión post parto, otra que no sabe cómo manejar a su hija de 9, otra que está harta de su matrimonio y otra que intenta retomar su trabajo. El show nos comparte las sesiones de terapia materna de estos personajes con otro grupo de mujeres; entre todas hablan de “la parte mala” de tener un hijo de forma hilarante.

4. The Good Place

El programa estelarizado por Kristen Bell tiene una primera temporada fascinante, presentando un concepto muy bueno y que nos tiene pegados a la pantalla por horas. Es adictivo. La serie está en el supuesto “paraíso” y vemos cómo toda la gente buena del planeta se junta allí hasta que una falla en el sistema desacomoda todo. El primer gran giro de la serie es espectacular porque nunca lo vemos venir, pero luego abusa de ese recurso una y otra vez. No obstante, no deja de ser un buen show.

3. Santa Clarita Diet

El tono es muy parecido al de The Good Place en cuanto al humor, pero Santa Clarita Diet logra mantener su nivel durante las tres temporadas. Una mujer se vuelve zombie debido a un virus, pero no se muere y sigue viviendo con total normalidad, solo con la diferencia de que ahora su marido y su hija la tienen que ayudar a matar personas sin que nadie se dé cuenta. Drew Barrimore la rompe.

🙂

2. One Day At a Time

Ya hablamos de One Day At a Time, de por qué hay que verla, a pesar de que Netflix haya decidido insólitamente cancelarla. Por supuesto también tiene su lugar en esta lista. Bien podríamos encasillarla como una simple comedia, pero se mete con temas sociales y culturales muy sensibles y los personajes tienen un pasado bastante traumático que los perjudica mucho en el presente, por lo cual no es extraño que nos encontremos llorando de vez en cuando.

1. Grace and Frankie

Al igual que One Day… no sería extraño que cuando miren la serie terminen llorando en algunos capítulos. Es que el show protagonizado por Jane Fonda nos presenta personajes tan pero tan queribles que cada vez que les pasa algo mínimo, sufrimos con ellos.

Más allá del drama, el humor también es espectacular, y es que el concepto del show ayuda a que así sea: dos hombres mayores de un día para el otro deciden contarles a sus esposas que en realidad son gays hace décadas y que están saliendo entre ellos. ¿Cómo afecta esto a sus hijos, sus nietos, su negocio y todo lo demás? Brillante.