Conoce a Mike Flanagan, la mente detrás de la serie de terror del año – The Haunting of Hill House

Conoce a Mike Flanagan, la mente detrás de la serie de terror del año – The Haunting of Hill House

En el mes de Halloween, Netflix sorprendió a todos los amantes del terror con el estreno de The Haunting of Hill House, la nueva adaptación de la novela clásica de 1959 escrita por Shirley Jackson. Con una trama repleta de drama, sustos, grandes personajes y profundos misterios que perduran a través de las décadas, la serie del Gigante de Streaming ha marcado un impresionante salto de calidad cinematográfica en materia de terror psicológico.

Pero, ¿cuánto conoces acerca del director encargado de reversionar una de las obras fantasmales más importantes de la historia? En esta nota, te contamos todo lo que debes saber sobre Mike Flanagan, la mente creativa detrás de la ficción del año.

Mike Flanagan nació en 1978 en la ciudad de Salem (si, algo indicaba que lo suyo debía ser el terror) en Massachusetts, y desde muy pequeño solía grabar y editar sus propias películas en VHS. En la preparatoria, Mike participaba activamente dentro del teatro del colegio y también presentaba un programa de televisión para los estudiantes, al mismo tiempo que producía los comerciales y videos de los alumnos.

Una vez recibido de la carrera de Medios Electrónicos y Cine de la Universidad de Towson, el joven cineasta comenzó a dar rienda suelta a su talento con la escritura y dirección de diversos cortos, entre ellos uno llamado Oculus: Chapter 3 – The Man with the Plan (2006), su primera y exitosa incursión en el cine de terror y la que más tarde se convertiría en su antología del género. No fue hasta 2010 que Flanagan finalmente presentó su opera prima llamada Absentia, una cinta de terror independiente y de bajo presupuesto que le valió el reconocimiento de la crítica especializada y varios premios en festivales.

Con una clara esencia de terror lovecraftiano, el primer largometraje de Flanagan sigue a una mujer llamada Tricia (interpretada por Courtney Bell), quien luego de siete años de la extraña desaparición de su marido, decide darlo por muerto. Sin embargo, su hermana Callie (Catherine Parker) descubre que un misterioso tunel del vecindario podría albergar la respuesta a aquella y otras desapariciones.

Flanagan y Courtney Bell también fueron pareja y fruto de su relación es el hijo mayor del cineasta, Rigby Flanagan-Bell, de 8 años.

En 2013, Flanagan volvió a la carga con Oculus: el reflejo del mal, esta vez con un mayor presupuesto y producida por el equipo de Blumhouse Productions, la compañía de Jason Blum responsable de películas como The Purge, Insidious y Get Out.

Protagonizada por Karen GillanBrenton Thwaites y basada en el primer corto de terror de Flanagan, la cinta narra la historia de Kaylie, quien busca exonerar a su hermano acusado de asesinato. La joven intenta probar que el verdadero causante de la muerte fue un fenómeno sobrenatural relacionado con los espejos.

Oculus fue presentada en el Festival de Toronto y obtuvo el galardón al Mejor Estreno en los Fangoria Chainsaw Awards, así como también la Mejor Edición, Dirección y Actriz en los Premios Fright Meter. 

Tres año después, Mike Flanagan presenta Hush (2016) su tercer film de terror y suspenso protagonizado nada menos que por su esposa, Kate Siegel (Theo en The Haunting of Hill House) y también madre de su segundo hijo, Cody Paul Flanagan, de casi 2 años.

La historia de Hush, coescrita por Flanagan y Siegel, se centra en una joven escritora sordomuda que es acosada en su propia casa por un misterioso hombre enmascarado dispuesta a enloquecerla y acabar con ella.

El director logra entregar un sencillo pero eficaz largometraje que innova dentro del género slasher gracias al excelente uso del silencio y la manera en que el público puede experimentar la incapacidad auditiva del personaje.

La película fue producida por Blumhouse y estrenada internacionalmente por Netflix.

El mismo año, Flanagan volvió a llevar el terror sobrenatural a la taquilla de la mano de Ouija: El origen del mal, una suerte de precuela de Ouija (2014) de Blumhouse que, más allá del nombre, no guarda relación con la primera.

La película protagonizada, entre otros, por Henry Thomas (aka Elliot de E.T. y la versión joven del padre de los niños en The Haunting of Hill House) se encuentra ambientada en 1967 en Los Angeles y sigue a una viuda y sus dos hijas que trabajan engañando a la gente, haciéndoles creer que pueden contactar a los muertos. Todo cambia cuando el clan decide incorporar la famosa Ouija a su truco. El film cuenta con la actuación de la pequeña Lulu Wilson, quien interpretó a Shirley en la serie de Netflix.

Aunque no logró cautivar a la crítica, lo cierto es que Ouija: El origen del mal si consiguió ser todo un éxito en las salas, recaudando más de 80 mil millones y habiendo sido rodada con un presupuesto de solo 9 millones.

El buen recibimiento de Hush llevó a la plataforma de streaming a volver a apostar por el cineasta para dirigir la adaptación de Gerald’s Game, la novela de 1992 de Stephen King.

La película presenta a una mujer de mediana edad llamada Jessie Burlingame (Carla Gugino) que luego de un intento fallido de su marido por reavivar la llama de la pareja, se ve en peligro de morir. Entre alucinaciones, la protagonista comienza a recordar los sucesos oscuros de su niñez que creía haber olvidado.

Flanagan transforma a uno de los textos menos conocidos del autor en una inquietante y consistente película de suspenso que se ve enriquecida por la máxima tensión del personaje de Gugino-nuestra Olivia Crain de The Haunting of Hill House.

En la actualidad, Mike Flanagan se encuentra adaptando al cine nada menos que Doctor Sueño, la secuela de El Resplandor publicada por King en 2013. Dada su magnifica labor en Gerald’s Game y su reciente versión de la novela de Shirley Jackson, podemos estar tranquilos de saber que la historia de Danny Torrance se encuentra en buenas manos.