Conoce este nuevo e impactante drama político internacional – Black Earth Rising

Conoce este nuevo e impactante drama político internacional – Black Earth Rising

La visión sesgada a la que hemos accedido durante años sobre las políticas y la vida social de los países africanos, nos ha llevado a acostumbrarnos a la existencia de cierto paternalismo occidental, esto es, la implicación de las naciones poderosas de Occidente en los conflictos internos de aquellas regiones. A pesar de considerarse países autónomos, los subdesarrollados resultan víctimas del llamado neocolonialismo, dependiendo financiera y políticamente de las decisiones de estos Estados imperialistas.

Aquel panorama internacional actual sirve como punto de partida para Black Earth Rising, el nuevo y complejo drama inglés que aborda las conspiraciones y consecuencias detrás del genocidio de Ruanda.

Creada por Hugo Blick (The Honorable Woman), la serie de la BBC presenta a una respetada fiscal inglesa, Eve Ashby (Harriet Walter), quien es convocada para llevar adelante un juicio en el tribunal de La Haya contra un soldado africano (Danny Sapani) acusado de crímenes de guerra que cumplió un papel fundamental durante el genocidio de Ruanda, en 1994. El caso se vuelve mucho más personal en manos de Eve, ya que su hija adoptiva, Kate (Michaela Coel), fue una sobreviviente de aquel exterminio que se llevó la vida del 75% del pueblo Tutsi. La joven investigadora legal afirma que este líder militar ha sido un actor crucial en el cese de la masacre de su país y por ello se opone firmemente a la decisión de su madre de enjuiciarlo, llevando a la fractura de la relación.

El juicio al General Nyamoya no solo promete desmantelar toda una red de corrupción y encubrimientos a nivel global, sino que el misterio en torno a los orígenes Kate parece de alguna forma estar conectado.

Republic – Photographer: Des Willie

Cuando un terrible atentado sacude a la Corte Penal Internacional, Kate es convocada por su jefe, el abogado Michael Ennis (John Goodman), a un viaje intercontinental con el fin de descubrir qué es aquello que los países involucrados temen que salga a la luz.

Con una superproducción ambientada en 3 continentes distintos, Blick genera una controvertida pieza que salta del drama al thriller, abriendo profundos debates sobre la justicia capitalista y sus implicancias en el mundo. El guionista-aclamado por su miniserie sobre espionaje The Honorable Woman– ha declarado que una de las inspiraciones para esta serie fue descubrir que la mayoría de las acusaciones de la Corte Penal Internacional, situada en Europa, eran hechas contra africanos. “Los problemas africanos necesitan soluciones africanas”, plantea uno de los personajes al comienzo del piloto, un tema que Blick se propone profundizar mediante una trama repleta de crimen y tensión.

Republic – Photographer: Des Willie

Quien indudablemente se lleva todas las miradas en esta ficción es Michaela Coel, conocida por protagonizar la comedia Chewing Gum, que demuestra una gran versatilidad a la hora de componer un sufrido personaje como el de Kate. Con una mirada imponente, Coel retrata a una joven compleja que es tan vulnerable psicologicamente como punzante y sagaz, con ideas muy firmes. Las secuelas del genocidio se manifiestan no solo en su cuerpo (Kate posee unas profundas heridas en su panza), sino que la han conducido a una fuerte depresión con intentos de suicidio. Casi llegando a los 30 años, Kate desconoce cual es su nombre real tutsi, al igual que la identidad de sus padres, a quienes la joven ha dado por muertos. Aquello sumado a la problemática de la adopción interracial y el hecho de crecer alejada de su propia cultura.

Al igual que la inglesa Bodyguard, el drama de 8 partes de Blick toma un giro inesperado e impresionante apenas comenzado el segundo capítulo, un riesgo que provoca que la historia se vuelva aún más intrigante.

Compuesta de un ritmo adrenalínico, actuaciones brillantes y una escritura ambiciosa que enlaza diversas culturas y problemáticas, Black Earth Rising se perfila como una de las grandes series del año. Un drama monumental que sin lugar a duda demuestra que la televisión puede llegar a lugares impensados, incluso para la pantalla grande.