Conoce la historia real detrás de esta adictiva y aterradora serie – Dirty John

Una exitosa diseñadora de hogar de más de 50 años conoce a un médico por un sitio web de citas. Luego de unas cuentas desilusiones amorosas, este hombre parece ser realmente el indicado. Cariñoso, atento, seductor, él parece tener siempre la palabra justa. ¿Podría ser este el comienzo de una historia de amor? Pues no, más bien es el comienzo de una dramática lucha por la supervivencia.

Producida por la cadena Bravo y estrenada recientemente en Netflix para todo el mundo, Dirty John cuenta la historia real de Debra Newell, la última mujer en haber sido engañada por el acosador y estafador John DirtyMeehan. Protagonizada por los actores Connie BrittonEric Bana, la serie de suspenso nos presenta a través de 8 episodios a este mentiroso patológico que a lo largo de toda su vida ha sido acusado por diversos delitos, logrando salir airoso de la mayoría de las condenas.

Pero, ¿cómo se desarrolló el perturbador caso real que inspiró a la serie? ¿Qué fue de la vida de aquellas mujeres que vivieron su peor pesadilla al lado de este peligroso psicópata? En esta nota, te contamos todo sobre esta particular historia que supera cualquier tipo de ficción.

Dirty John está basada en el exitoso podcast homónimo de 2017 que fue conducido por el periodista Christopher Goffard y creado por el periódico Los Angeles Time. El mismo contó con la participación de Debra Newell, quien relató los tristes eventos de los que fueron víctimas ella y su familia.

En octubre de 2014, Debra conoce a John a través de Internet y conciertan su primera cita en un restaurante en Irvine, California. La mujer, quien ya se había casado unas 4 veces y tenía cuatro hijos, creía que su perfil de divorciado y católico encajaba perfectamente con el de ella y en su primer encuentro se sintió muy atraída por sus historias como anestesiólogo en Irak y en Médicos sin Fronteras. Claramente, John no era como sus otras citas aburridas. A él le interesaba conocer todo sobre ella y su negocio de diseño, Ambrosia Interior Design. A pesar de su aspecto desalineado, Debra parecía ilusionada por este hombre, quien tan solo dos días antes de conocerla había estado en la cárcel tras violar una orden de restricción pedida por una ex novia, a quien John le envió una serie de cartas amenazadoras y fotos íntimas de ella a su familia.

Luego de unas tres citas, John le dijo a Debra que la amaba y que quería casarse con ella. No bastó mucho tiempo para que la diseñadora permitiera que John se quedara a dormir en su lujosa casa de Irvine, donde ella vivía con su hija de 24 años, Jacquelyn (en la serie fue renombrada como “Veronica” y es interpretada por Juno Temple). La presencia constante de John no fue bien recibida por Jacquelyn, quien creía que se vestía como vagabundo y le preocupaba la forma en que éste miraba los objetos valiosos de su casa, así como su interés por la caja fuerte que tenía en su habitación, donde guardaba su colección de carteras.

Las tensiones entre su familia y John no paraban de crecer y fue entonces cuando Debra decidió mudarse con su pareja a una casa en la isla Balboa, en Newport Beach, tras apenas cinco semanas de conocerse. Por supuesto, Debra nunca le contó nada a sus hijos y la primera en descubrirlo fue su hija menor Terra, de 23 años, que en la serie es retratada por Julia Garner. La joven huyó de la casa en la cena de Acción de Gracias, luego de discutir fuertemente con su madre en presencia de John, quien sugirió que debía ser abofeteada por ello. “¡¿Cómo puedes dejar que este tipo me hable así ?!”, le gritó Terra a su madre, yéndose con su novio de aquel entonces, profundamente dolida. 

Aquello no fue impedimento para que en diciembre de 2014 el anestesiólogo lograra convencer a Debra de casarse en secreto en Las Vegas, mientras ambos se encontraban allí por un viaje de negocios.

En marzo de 2015 finalmente Debra descubre la verdad detrás de su esposo. Gracias a una investigación llevada a cabo por Jacquelyn, quien contrató a un detective privado, y la insistencia de su sobrino, Shad, preocupado por su tía, Debra supo que John no solo había mentido sobre su doctorado y ocultado su adicción a las drogas, sino que tenia un largo historial criminal que incluía robo de medicamentos, tenencia de armas, engaño y acoso a diversas mujeres y que había pasado un tiempo tras las rejas. Antes de Debra, seis mujeres habían denunciado Meehan, incluida su ex esposa y madre de sus dos hijas, Tonia. Una vez que las mujeres descubrían el engaño de John y decidían alejarse, el psicópata utilizaba la propagación de sus fotos íntimas como venganza, situación que llevo a sus víctimas a pedir órdenes de restricción.

“Cada respiración que tome será para arruinar tu vida”, decía una de las tantas cartas anónimas que John enviaba a sus ex parejas. En febrero de 2014, Meehan se declaró culpable de acosar a una mujer de 48 años de Laguna Beach, que había atendido mientras ésta se recuperaba de una cirugía cerebral en un hospital de San Diego. Luego de salir un breve tiempo, él le sugirió que transfiriera su dinero a una cuenta. Ella se negó y como venganza él envío sus fotos desnuda a su familia y continúo amenazándola de forma anónima. Tras declararse culpable, John estuvo tan solo unos meses en la cárcel.

Fue así como Debra aprovechó que John se encontraba internado en el hospital por una cirugía de espalda para hacer sus valijas y mudarse para siempre de su casa en la playa. Pero la situación en duró mucho tiempo. Luego de dos meses de sufrir acoso a través de mensajes y llamadas, Debra finalmente perdona a John y se reconcilian. 

“Siempre tuvo una historia. Me dijo que había mentido porque pensó que me iba a perder, que se sentía tan afortunado de ser una persona tan indulgente, que era el amor de esta vida, que lo había hecho una mejor persona”, expresó Debra en el podcast.

Cuando en marzo de 2016, ya totalmente alejada de su familia, Debra logra dejar definitivamente a John, el criminal comienza a tomar represalias al respecto. Mensajes amenazantes y robo e incendio de su automóvil fueron más que suficientes para que la diseñadora pidiera una orden de restricción al juez del Condado de Orange, quien rechazo el pedido. El juez declaró que Meehan se encontraba en ese momento viviendo en el Estado de Nevada y nunca había lastimado físicamente a Debra, por lo tanto no existía una amenaza inminente.

El 20 de agosto de 2016 fue el día en que la pesadilla de John llegó a su punto culmine. Jaqueline le advirtió a su hermana Terra que Meehan se encontraba en la ciudad, puesto que lo había visto afuera de su edificio. Esa noche, cuando regresaba del trabajo, Terra fue atacada por John con un cuchillo en el estacionamiento de su apartamento. Tras una feroz pelea donde su perro mordió el tobillo del acosador, Terra logró tomar el cuchillo de Meehan y lo apuñaló 13 veces, incluso una a través de su ojo izquierdo. “Yo estaba como: ‘no quiero que se levante, no quiero que intente lastimarme otra vez. Si se levanta, me matará’”, manifestó TerraFox5.

Cuatro días después del ataque, John Meehan murió en el hospital a los 57 años, luego de ser declarado con muerte cerebral y que su hermana Karen decidiera quitarle el respirador.

Terra nunca fue acusada por la muerte de Meehan, ya que la policía determinó que actuó bajo defensa propia.

Actualmente, Debra Newell sigue dedicada a su empresa de diseño de interiores y está muy unida a sus hijos y toda su familia. Ella dice que no necesita un novio o esposo y se siente complacida de que su historia pueda llegar a otras mujeres que estén pasando por situaciones similares.

“Fue realmente importante para mí comunicarles a otras mujeres lo que podría suceder con ellas y con las que les sucedió, para hacerles saber que no están solas”, dijo Debra a Variety.

En cuanto a Terra, la joven continúa recuperándose del daño psicológico que le produjo tal enfrentamiento. Terra tuvo que abandonar su trabajo en la perrera porque los ladridos le traían a la memoria los recuerdos del ataque. Hoy en día ha logrado salir adelante gracias a la terapia.