De Stephen King a J. J. Abrams: la serie devolvió el suspenso de calidad – Castle Rock

El pasado 25 de Julio se estrenó Castle Rock. La serie de la plataforma Hulu basada en el universo creado por el maestro del terror Stephen King se ha convertido, sin duda alguna, en una de las mejores que hemos visto en lo que va de este 2018. Con muchos easter eggs para los fanáticos, un Bill Skarsgård que sigue maravillando y una historia intrigante, la temporada de diez episodios finalizó el 12 de Septiembre, dejándonos a todos con muchas preguntas sin respuesta.

Analicemos juntos lo que hemos visto en esta primera temporada de Castle Rock.

La historia antológica se sitúa en el pueblito olvidado de Maine, Castle Rock. Allí, donde el único trabajo posible parece ser dentro de la prisión de Shawshank, el director de este establecimiento, a punto de retirarse, se suicida de forma truculenta.

Cuando las nuevas autoridades toman el control de la prisión, descubren oculto en una celda en un área deshabitada a un joven que parece no haber visto la luz del sol desde hace quién sabe cuánto tiempo. El joven prisionero, que no figura en ningún registro de Shawshank, sólo pronuncia un nombre: Henry Deaver.

Henry Deaver, por su parte, tiene su propia historia de misterio. Es el hijo adoptivo de Matthew, quien era el reverendo de la iglesia de Castle Rock, y Ruth. Si bien Ruth era una buena madre, su marido dejaba bastante que desear. Atormentado por un supuesto llamado divino que escuchaba en los bosques de Castle Rock, arrastraba a su hijo hacia las profundidades de los mismos para tratar de transmitirle su devoción.

En una de esas experiencias, ambos se perdieron durante días. Matthew fue encontrado moribundo al fondo de una pendiente, mientras que Henry sólo reapareció 11 días después, sin un rasguño y sin ningún recuerdo de lo sucedido. La población de Castle Rock fue rápida para juzgar: todos consideraban a Henry el culpable de la muerte de Matthew, por lo que, una vez mayor, se fue del pueblo a vivir a Boston, donde se convirtió en abogado especializado en la pena capital. El llamado del extraño joven prisionero lo devolverá a su pueblo natal, donde deberá reencontrarse con su madre, que sufre de alzheimer, y con todos los prejuicios de este lugar abandonado.

Por supuesto, la serie, que viene de la mano de Stephen King, nos planteará un universo sobrenatural. Aunque nadie está seguro por qué, la salida del extraño joven de Shawshank comenzará a desencadenar antiguos horrores en el pueblo. La muerte, la violencia y el desastre están a pedido de boca. Nadie sabe quién es este chico misterioso, aunque el viejo regente de la prisión parece haber señalado que era el demonio y que no debía volver a ver la luz de sol.

¿Qué o quién es en realidad este joven, interpretado por Bill Skarsgård? Luego de muchos episodios podemos empezar a concebir que parece venir de otro universo. Y en ese otro universo, parece ser otra versión de Henry Deaver. La mano de J J Abrams empieza a aparecer. El famoso sonido que el reverendo Matthew escuchaba en los bosques de Castle Rock era la entrada (¿o la salida?) de ese otro universo, por donde se filtró este joven.

Molly, una amiga de la infancia de Henry Deaver (de ambos, en ambos universos), parece ser la única que entiende esta realidad y que desea ayudar al pobre joven. Entre huidas, masacres y tragedias, la temporada de Castle Rock va haciendo hincapié en lo siguiente: donde “The Kid“, como lo llaman, pisa, sólo el horror puede seguirlo.

Castle Rock empieza mejor de lo que termina. La primera mitad de la temporada, que juega con easter eggs sutiles al mundo de Stephen King y que plantea el personaje de Bill Skarsgård como una supuesta reencarnación del diablo, resulta más interesante que la segunda mitad, cuando los múltiples universos empiezan a aparecer.

La temporada de diez episodios tiene algunos maravillosos, en especial el 7, titulado “The Queen“, donde la enormísima Sissy Spacek es la protagonista y nos hace vivir los padecimientos de la demencia. El montaje y su talento hacen de este episodio el mejor de la temporada, siendo una joya que reluce incluso si no hemos visto nada más de Castle Rock. Es un episodio que creo terminará siendo una clase magistral en el futuro acerca de cómo mostrar, no explicar, las sensaciones de personas con alzheimer. 

No quiero que se me malinterprete: me ha encantado Castle Rock y probablemente devore su segunda temporada cuando salga. Sin embargo, siento que empezamos viendo una serie de terror, oscura y diabólica, y terminamos viendo una copia rara de Fringe

O al menos hasta el episodio 9. El anteúltimo capítulo, titulado “Henry Deaver“, nos muestra a The Kid en su universo, ocupando su rol, haciéndolo ver casi como una víctima desafortunada de una apertura de un portal que lo trajo a otro mundo donde lo encerraron por 27 años. Sin embargo, en el season finale pudimos ver más. Y creo que allí está la clave para hacer una segunda temporada interesante: The Kid no es un humano más. Lo vemos desatar sus poderes y mostrar, tal vez, su verdadera forma cuando se enfrenta a punta de pistola con Henry. La pregunta que creíamos respondida luego del episodio 9 vuelve a surgir: ¿Qué o quién es The Kid?

Al finalizar la temporada, todo parece haber vuelto al principio. Henry ocupa el lugar de Lacy, Molly huye de los horrores de Castle Rock, Ruth logra descansar en paz junto a la persona que amó. The Kid, de nuevo en la jaula, parece amenazar a Henry. La rivalidad entre ambos, con sus semejanzas y diferencias, es la clave de la serie.

La segunda temporada de Castle Rock promete. ¿Es Henry capaz de hacer las mismas cosas que The Kid? ¿El simple hecho de pasar de un universo a otro les otorga esa clase de poderes? ¿O debemos considerar que el episodio 9, al haber sido narrado por The Kid, no es confiable?

Por supuesto, no podemos olvidarnos de Jackie. La sobrina de Jack Torrance ha empuñado un hacha y, en una escena mid credits, se vuelca a la escritura como su tío alguna vez lo hizo. De hecho, parece sugerir que irá a dónde todo comenzó. ¿Tendremos chances de ver el Hotel Overlook en la segunda temporada? Ya todos sabemos que Stephen King no adora la adaptación de Kubrick… ¿será esta su chance de hacerla a su modo? Esta es otra puerta que esperamos se abra en la segunda temporada de Castle Rock.

Seguramente pasaremos unas cuantas semanas hablando de Castle Rock. Su temporada, llena de misterios, se presta para ser vista más de una vez y para empezar a tejer teorías acerca de lo que podremos ver a futuro. ¿Ustedes qué piensan? ¿Terminará Henry como Lacy? ¿Podrá The Kid volver a su lugar de origen? ¡Los leemos en los comentarios!